Hace unas décadas  iniciaba su vida electrónica nuestra revista y se incorporaba al colectivo editor un nuevo miembro, discreto, silencioso y disciplinado, muy hábil en el manejo de la computación y  por demás, con excelente dominio del español, su ortografía, y el idioma inglés.

El desarrollo del mundo editorial ampliaba su campo con la incorporación de nuevas tecnologías de la información y la comunicación junto a novedosas herramientas como los sistemas abiertos de publicaciones seriadas, entre estas,  el Open Journal System-OJS, que se  convirtieron en un reto para todos pero para Fonte, en su rol de editor, solo fue un escalón más dentro de su perfil ocupacional y un avance en los sistemas para la calidad del producto editorial en el exigente espacio internacional de las publicaciones científicas.

Su constancia en la superación  como editor ha sido un ejemplo de que se puede, y una parte de los éxitos alcanzados en el posicionamiento editorial de la revista tienen su impronta personal compartida con su permanente  disposición para ayudar a quienes lo solicitaban.

A Fonte, el colectivo editorial le desea mucha salud para emprender nuevos proyectos de vida junto a sus familiares y amigos, felicidades.