Técnicas pedagógicas sencillas que refuerzan calidad en el proceso docente educativo

ARTÍCULO ORIGINAL

 

 

Técnicas pedagógicas sencillas que refuerzan calidad en el proceso docente educativo

 

Simple pedagogical techniques to strengthen the teaching-learning process

 

 

Miguel A. Rodríguez Arencibia 1, Sandra Hernández García 2, José Ridal González Álvarez 3

 

 

1 Dr. Especialista I Grado Cirugía General. Asistente. Hospital Clínico Quirúrgico "León Cuervo Rubio". Pinar del Río.
2 Dra. Especialista II Grado Pediatría. Asistente. Hospital Clínico Quirúrgico "León Cuervo Rubio". Pinar del Río.
3 Dr. Especialista I Grado en Pediatría. Instructor. Hospital Clínico Quirúrgico "León Cuervo Rubio". Pinar del Río.

 

 


RESUMEN

Transcurridos dos cursos, la Facultad de Ciencias Médicas de Pinar del Río, como en otras facultades del país, ha visto triplicada su matrícula general. El curso 2006- 07 ya implementó la formación de recursos humanos de salud en cuatro carreras (Medicina, Enfermería, Tecnología y Psicología). Se realiza una investigación participativa del proceso de dominio de las características: carácter y personalidad de los alumnos y la forma de ser tratados por los profesores del Hospital "León Cuervo Rubio" de Pinar del Río. Los resultados expresan que el 90 % está situado en la temática y conduce el proceso, pero el 40 por ciento de estos no maneja la situación, o sea la conducción adecuada del proceso de acuerdo a las diferencias de los alumnos. Con el objetivo de motivar la acción de los profesores en la adquisición de aspectos pedagógicos sencillos para lograr la calidad esperada en la atención a los educandos, y rescatar sugerencias didácticas para la conservación de valores en nuestros estudiantes y presentar un modelo práctico y novedoso de transmisión de conocimientos, para que docentes y alumnos cuenten con una herramienta de consulta, buscando la transformación de la Universidad Médica a que estamos convocados. Se empleó el método de encuesta, para el diagnóstico de los problemas que confrontaban los profesores, elaborando un plan de medidas encaminadas a dar solución a los problemas, como resultado fundamental se obtuvo: la existencia de dificultades para enfrentar adecuadamente al profesional a que se aspira. Con este trabajo pueden mejorarse esos aspectos.

Palabras clave: EDUCACIÓN/métodos, ENSEÑANZA/métodos, PERSONALIDAD, ESTUDIANTES, ESCUELAS MÉDICAS, COMUNICACIÓN, APRENDIZAJE


 

 

ABSTRACT

Two courses ago the Medical School in Pinar del Río, together with the other Medical Schools in the country, increased three times the general enrollment in the course 2006-2007. That is why the formation of human resources was established in the fourth medical majors (Medicine, Nursing, Health Technology and Psychology). A participative research about the learning process and its knowledge by the teaching staff was conducted aimed at knowing personal characteristics of the students and their behaviour at "León Cuervo Rubio" Hospital in Pinar del Río. Results of the research showed that 90% were aware of the contents and guided the process properly, but 40% out of them did not manage the process, considering individual differences of the students. With the purpose of motivating the actions of professors in learning simple pedagogical aspects to increase the expected quality in the teaching-learning process and to recover didactical suggestions, moral values and present a practical and new model of assimilating and transmitting knowledge as a teaching tool for professors and students, in order to achieve transformations in Medical Universities. Survey was the method used to diagnose the main problems professors faced with students, planning those measures designed to give solutions to such problems. Concluding that difficulties still prevail and following the objectives of this research paper those negative aspects found can be solved in the course of the teaching-learning process.

Key words: EDUCATION/methods, TEACHING/methods, PERSONALITY, MEDICAL SCHOOLS, COMMUNICATION, LEARNING.


 

 

INTRODUCCIÓN

Evidentemente el tema de la transformación de la Universidad Médica y sobre todo su realización es una cuestión muy compleja. 1

Transcurridos dos cursos, la Facultad de Ciencias Médicas de Pinar del Río, digamos que el hecho sucede a nivel del país, ha visto triplicada su matrícula general. Ahora en el curso 2006-07 ya se trabajó en la formación de recursos humanos de la salud en cuatro carreras (Medicina, Enfermería, Tecnología y Psicología).

Con la Municipalización de la enseñanza, se demanda de un alto grado de descentralización del proceso docente educativo, tratando de aprovechar la oportunidad creada de que cada territorio forme a sus profesionales y técnicos, así como la de permitir además la formación de los profesionales de y para atender a los países del Tercer Mundo en lo fundamental, que tan necesitados están de lograr un índice superior en los Servicios de Salud. 2 - 4

Esta alta demanda ha necesitado para asegurarlo, la categorización de muchos profesionales, la mayoría talentosos y valiosos, pero muchos sin una preparación pedagógica y metodológica como lo demanda el proceso de calidad a que estamos convocados.

Podemos entonces afirmar que todas las alternativas que exploremos, serán excelentes mientras el fin sea el de poder brindar de manera sencilla los conocimientos referidos con rapidez. Será difícil y complejo, pero podemos alcanzarlo.

El objetivo para este trabajo es sencillo y parafraseando el concepto de "Merchandise" 5-6 "La dinámica de la mercancía en el punto de compras" podemos decir que se trata de "La dinámica de la Calidad de la Docencia en los diferentes lugares de formación de profesionales y técnicos de la salud".

Con el objetivo de motivar la acción de los profesores y hacerla girar en la adquisición y profundización de aspectos pedagógicos sencillos para lograr la calidad en la actividad que estamos brindando. Por otra parte, pretende rescatar muchos clásicos de la educación, sugerencias didácticas, conservación de valores de nuestros estudiantes y presentar con un modelo práctico, novedoso, de transmisión de conocimientos para que tanto docentes como alumnos cuenten con una herramienta de consulta que a la vez eleve la calidad final, que es la transformación en la Universidad Médica a que estamos convocados actualmente.

MÉTODO

Se realiza una investigación participativa en el Departamento Docente del Hospital "León Cuervo Rubio" de la ciudad de Pinar del Río, durante el mes de enero del año 2007, con vistas a identificar las dificultades que en el diagnóstico de los rasgos del carácter y personalidad y la manera de conducirlos tenían los profesores, atendiendo a los diferentes tipos de alumnos, el diagnóstico de los problemas se hizo empleando la matriz DAFO, se utilizó el método de encuesta para determinar en los profesores las diferencias de los alumnos presentes en ese momento y también para saber el modo de expresión oral ante estos alumnos.

El universo de estudio estuvo formado por los 65 profesores del hospital, la muestra se conformó al azar con 40 profesores (65%).

Variables

Según los tipos de alumnos encontramos: al alumno preguntón., el indeciso, el de más criterios, el charlatán, el discutidor, el tímido, el distraído, el disgustado, el resentido, el engreído, el desenvuelto, el silencioso, el que sólo aparenta mirar, el inteligente.

Según la respuesta de los profesores a las interrogantes, sobre la caracterización de los alumnos y la forma de enfrentar la conducción de la docencia en cada caso, se determinó:

Excelente: contesta todas las preguntas.

Bien: contesta hasta el 80% de las preguntas.

Regular: contesta hasta el 60% de las preguntas.

Mal: contesta menos del 50% de las preguntas.

Se empleó la media porcentual como método estadístico.

Las medidas serán presentadas utilizando "spot" a la vista, como manera de evitar la escritura clásica de los textos curriculares y de consulta hasta ahora establecidas.

RESULTADOS

Como se aprecia en la Tabla 1, 36 profesores (90%), tenía conocimientos sobre las características personales de los alumnos

Identificamos (Tabla 2 ) que a pesar del dominio de las características de los alumnos, el 40% de los profesores desconocen las reglas pedagógicas para su adecuada conducción.

DISCUSIÓN

Dentro de la evolución social del hombre como especie, una de las capacidades más importantes que adquirió fue la de tomar decisiones y aceptar en cierta medida las que la Sociedad impone. También tienen el poder de rehusar la obediencia a una norma a la que antes obedecían o deben acatar.

Traspolando esta situación a la esfera de la educación, también vemos reflejadas esas tendencias, situación, que gradualmente atenta con la política de vida, carácter y la personalidad dentro del proceso de enseñanza aprendizaje. El docente y alumno se ven envueltos entonces en una serie de definiciones de este estilo. 7

Existe por tanto, siempre una rivalidad entre las definiciones espontáneas del comportamiento de alumnos ante una actividad docente y el comportamiento del docente encargado de la misma.

La sociedad que forma recursos de salud desea que sus integrantes sean laboriosos, fiables, uniformes, sobrios, ordenados, sacrificados; etc., mientras que el individuo desea menos esto y más la experiencia nueva. 8

Estamos ante un llamado a la formación de recursos de la salud con alta calidad y por lo tanto tendremos que alcanzarla mediante formas de cooperación e interrelación pedagógica y didáctica, para asegurar un proceso normal y equilibrado y que se corresponda con la naturaleza humana. 9, 10

Se partió para obtener la visión que tienen los profesores de los alumnos a los cuales se presenta a diario y a la vez conocer las más frecuentes manifestaciones del carácter y rasgos de la personalidad de los alumnos en su comportamiento en la actividad docente, esta es una actividad que otros autores nacionales y extranjeros también manifiestan en sus estudios. 11, 12

Encontramos que 6 profesores hacen un excelente diagnóstico y tratan acorde a la situación, para el 15 %. Otros 18, que representan el 45 %, diagnostican y tratan bien. 13 profesores, 32.5 %, diagnostican y tratan regular y 3 de ellos, o sea el 7.5% lo hacen mal de manera general.

Estos resultados fueron los que nos motivaron a la presentación en forma de "técnicas pedagógicas y didácticas" sencillas, de fácil comprensión, y sobre todo de practicarlas, e incorporarlas por parte de los docentes. Para los alumnos un excelente trabajo para autoanalizarse y aprender sobre el comportamiento ante las actividades del proceso de enseñanza aprendizaje, que los llevarían a lo que aspira la Revolución de sus profesionales y técnicos de la Salud.

Resaltamos que como tal no encontramos un texto o estudio afín, como el que se presenta aquí. Todo esta escrito en mucha literatura especializada, en cada uno de los temas abordados, pero no diseñados en esta manera tan sencilla, lo que permitirá en poco espacio de tiempo tener accesos a indicaciones docentes, tratamientos psicológicos de las diferentes manifestaciones del carácter y en ocasiones de la personalidad, y de indicaciones y metas a alcanzar en el proceso docente de formación en la Universidad Médica actual.13, 14

Evitando la rutina de los textos clásicos de formación en las diferentes carreras en el Sistema de Salud, se presenta la temática en forma de "spot" para crear una imagen atractiva y agradable para la lectura, vista desde las dos vertientes profesor y alumnos.

ACTIVIDAD DEL PROFESOR.

1. La primera impresión. Las primeras cinco palabras son más importantes que las siguientes 500. Saludo cordial es fundamental para la impresión que guarde quien le escucha y por lo tanto la calidad de la actividad docente que realizará.

2- El aspecto personal. El exterior del profesor (sin descuidar su sonrisa) es la imagen de la actividad. La vestimenta, el cabello, manos, uñas, etc., no pueden ir contrario a lo que usted representa. Recordar que "lo llamativo es lo que llama la atención"

3- La actitud positiva. Ideal es que el profesor sienta que va a enseñar, si no cuenta con una mentalidad abierta hacia los estudiantes, si no gusta tratar con ellos, si no disfruta de su trabajo y no se entusiasma con él, difícilmente va a enseñar.

4- No inducir a distracción. Ni la forma en el vestir, gestos o ademanes deben sacar al alumno de su atención a la actividad docente. La armonía de colores, la pulcritud, tic, no deben distraer o desagradar a los que le escuchan y alejarlos del interés.

5- La indagación. Lo primero es estar en condiciones de definir los deseos, intereses o necesidades de los alumnos y esto se logra en base a preguntas bien dirigidas. No con silencios que dan sensación de cortedad, no utilizar flujos de palabras propios de charlatanes.

6- Saber escuchar. Las quejas, preocupaciones o situaciones de los alumnos quizás no siempre sean justificadas, pero llevarle la contraria enoja innecesariamente. Las personas son emotivas, conviene escuchar y preguntar después ¿Qué podemos hacer para _________?

7- No provocar discusión. Sea cual fuere el motivo, responder al alumno de manera insultante no conduce a nada que no sea empeorar la situación. Perder la serenidad es tan malo como acobardarse, el sentido de servir y mediar es más decisivo que discutir.

8- No manifestar cansancio. Cuando un profesor no está a la expectativa, cuando se presenta un alumno con signos de fatiga, desinteresado, sin fuerza o bien para una actividad docente, entonces ¿Cómo hace para interesar y dar calidad?

9- El local docente. El lugar no sólo debe ser cuidado por las personas encargadas. Todo el personal es responsable de la imagen, cada espacio es de competencia colectiva. La imagen propicia lo positivo o lo negativo.

10- Nunca divagar. Puede resultar por falta de conocimientos o información de lo que se va a transmitir a los que escuchan. En ocasiones se habla demasiado de otras cosas y se demuestra poca profundidad en el tema, motivo de que los estudiantes estén frente al profesor.

11- No manifestar temor. El dominio del tema otorga seguridad y elimina el temor lógico del profesor novel. Sin confianza, el profesor queda a merced de los que escuchan. Objeciones son normales, lo anormal es quedar al descubierto y mal.

12- Tener presente el estado de ánimo. Las emociones individuales juegan un papel en el humor de todo ser humano. Si lo utilizamos para los estudiantes a quienes hay que brindarlo, esto nos animará y por supuesto a ellos también.

13- Cuidar la relación. Lo inoportuno, el atrevimiento, la descortesía, la exagerada insistencia en algún aspecto, hieren al alumno y lo indisponen contra el profesor, creando así un ambiente anormal para la actividad.

14- Los desvíos de los objetivos. Hablar de temas variados a veces es de interés común y ayuda a eliminar barreras, pero la extensión es la de cuidar, pues sucederá que hablaremos amigablemente pero la actividad no se realizará con la calidad que debe.

15- Ni exagerar ni mentir. El exceso de entusiasmo puede atentar contra el sentido común y la confianza del alumno, que es el primero que hay que ganarse para la actividad docente. Sea sincero, honesto y natural, defienda los criterios del tema sin llegar a trasmitir falta de dominio o mentiras. Lo contrario lo llevará a terminar una actividad pero perderá prestigio ante los alumnos.

16- Los ojos. Es indispensable mirar a los ojos de los que escuchan, sin temor y con franqueza. Cuidar los "rictus" de los labios, pues en ambos casos, un rostro firme persuade más que las palabras e inspira confianza al que le escucha, pero no baje ni rehuya la mirada, so pena de provocar pérdida de interés y calidad.

17- La presentación excesiva. Cuando el profesor maneja un tema con excesos de información, el alumno camina al desconcierto con esta situación. El profesor debe conocer todo lo del tema para preguntas extras, pero sólo destacar lo que al alumno le interesa, lo que les es necesario en realidad, de forma tal que se alcancen los objetivos pedagógicos trazados. No abrumar con el tema porque sólo logrará el desinterés.

18- El uso de los vocablos. El profesor debe evitar lenguaje vulgar, el palabreo florido y demostrar superioridad (cuando conoce que la tiene). La manera de manifestar que se es culto es ser sencillo, el alumno se lo agradecerá siempre y lo trasmitirá a los demás.

19- Mostrar entusiasmo. El profesor debe estar inspirado y motivado para la actividad y trasmitirlo a los alumnos. Tener presente que el entusiasmo contagia y atrae.

20- Demostrar habilidad (Maestría). Debe tenerse en cuenta que las habilidades deben practicarse para dominarlas. Los errores en la actividad son sumamente perjudiciales, porque los alumnos desdeñan recibir contenidos de principiantes mal preparados y sobre todo si el tema es de interés colectivo.

21- Los valores. Deben ser analizados, reforzados y recordar que son los puntos fuertes para la formación profesional, deben ser tenidos en cuenta según su importancia y ordenarlos para usarlos adecuadamente en el transcurso de la actividad docente. Lo contrario le hace perder calidad.

22- La velocidad de la actividad. El profesor que comunica debe tener presente la velocidad en el lenguaje y la comunicación, pues de esa manera los alumnos no tendrán suficiente tiempo para asimilar palabras, ideas, objetivos y los conducirá a la desatención docente.

23- Las ayudas. Un profesor debe rápidamente ir haciendo el diagnóstico de los alumnos a los cuales les está tratando de trasmitir conocimientos. Recordar que el Estado invierte mucho en la formación de recursos humanos. La habilidad de ayudar es necesaria pues no todos tienen las mismas capacidades.

24- Utilizar la novedad. El profesor debe recordar que lo habitual y monótono en una actividad puede representar un hábito o costumbre. Cuando introducimos una variante novedosa, en ocasiones puede ser un "gancho" para una excelente actividad.

25- Los extranjeros. El profesor debe tener presente, que incluso los de países de habla similar pueden tener dificultades para entendernos. Tiene que hacerse entender, ir con calma cuando la situación lo exija, ayudar y no demostrar en ningún momento que es motivo de burla. El éxito depende del Profesor.

RELACIONES DE PERSONALIDAD Y CARÁCTER A LAS QUE SE VE SOMETIDO EL PROFESOR EN SUS ACTIVIDADES DOCENTES A DIARIO.

26- Al alumno preguntón. Cuando el alumno pregunta, aguarda una respuesta. Si pregunta es porque está interesado. Cuando conteste, debe asegurarse de que ha comprendido, previamente pensar en una respuesta convincente.

27- El alumno indeciso. Generalmente se trata del alumno que sólo escucha y tiene rostro impenetrable. Debemos preguntarle para hacerlo hablar. No puede descartarse que sea tímido por falta de ayuda o consejo, por lo que es necesario clasificar sus deseos o necesidades.

28- El alumno de más criterios. Cuando constantemente está emitiendo criterios a favor o en contra, menciona a otros, etc. El profesor debe defender su criterio (si es bien fundado) pero nunca se burle del criterio emitido, ni manifeste abiertamente que está equivocado, pasando por alto el mencionar criterios adversos de otros profesionales.

29- El alumno charlatán. En esta variante hable lo justo, trate de establecer diálogos orientadores y aprender a escuchar, sin interrumpir, mantener la vista y mostrar interés por lo que dice el alumno. Siempre existe el tiempo para la aclaración.

30- El alumno discutidor. Si se encuentra ante un polémico es que éste espera una respuesta convincente y no de compromiso. En estos casos con habilidades insinué la idea de tal manera que se parezca a la del alumno, pero sin discusión, ni poner en juego la ética profesional.

31- El alumno tímido. Es aquel que no se atreve a participar por temor a equivocarse. Estos requieren de gentileza y no agresividad, necesita de confianza y comprensión. Nunca estos alumnos deben ser forzados, hay que tener paciencia y siempre lo ganará.

32- El alumno distraído. Con habilidades hay que tratar de obtener la causa de la distracción, llévelo con cuidado al interés por lo que se imparte y por la participación en la actividad. Recuerde que es tema complejo, donde el docente puede ser el motivador

34-El alumno disgustado. En muchas ocasiones ocurre que el alumno viene disgustado por discusión con otros. La actuación diplomática se impone, de ser posible obtener la causa del disgusto y analizarlo es la mejor forma de tratamiento personal.

35- El alumno resentido. Considerar que por alguna causa anterior el alumno está molesto con el profesor, con el centro de la actividad o con alguna persona. Se dice que el corazón dice lo que la cabeza borra. Escuchar la "opinión" y después tratar de solucionar.

36- El alumno engreído. Recuerde que quien se cree importante se siente inseguro y procede con aires de suficiencia, como para que el profesor sienta su presencia. Respete, trátelo con deferencia: recuerde que el alumno siempre es importante para nosotros.

37- El alumno desenvuelto. Este es el que intenta demostrar que sabe más que el profesor. No se puede discutir, sino demostrar más conocimientos con seguridad. Hágalo con una sonrisa y déjelo expresarse mientras usted piensa y ordena las ideas.

38- El alumno silencioso. Este es el alumno que no manifiesta ni dice nada. El profesor debe pedirle opinión, por sus pensamientos, saber guiar el diálogo con él.

39- El alumno que sólo aparenta mirar. Hay alumnos que aparentemente sólo vienen a la actividad a cumplir y mirar. El profesor debe estar a la expectativa y cuando observe interés en algún aspecto, acercarse y motivarlo a la participación. Casi siempre se triunfa.

40- El alumno inteligente. En ocasiones, al captar los mensajes docentes es más rápido que muchos del grupo, tiende a perder la atención en la actividad al dominarla. El profesor debe estar atento ante esta situación y con tacto tratar de mantenerlo ocupado en la actividad, saber utilizarlo incluso como facilitador o ayudante.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Thomas WI. La definición de la situación. Cuadernos de Información y Comunicación. 2005; 10 (27). p. 25-9.

2. Socarrás Sánchez S. El policlínico Universitario y la aplicación de tecnicas participativas para la reflexión y el debate. En: Memoria del IV Taller de Estudios Sociales y Humanísticos en Salud. Instituto Superior de Ciencias Médicas Camaguey: s/n; 2004.

3. Nogueira Sotolongo M, Rivera Michelena N, Blanco Horta F. Desarrollo de competencias para la gestión docente en la educación médica superior. [serie en internet]. 2004 junio [citado 13 ene 2007]; [aprox. 4 p.]. Disponible en: http://www.bvs.sld.cu/revistas/ems/vol17_3_03/ems04303.htm

4. Martín Gordillo M, Osorio C, López J. La educación en valores a través de CTS. En: Revista educación en valores en Iberoamérica. Madrid: Organización Iberoamericana para la educación, la ciencia y la cultura; 2001. Disponible en: http://www.oei.es/salactsi/mgordillo.htm

5. Socarrás Sánchez, S. La superación político ideológica, un reto de la Universidad Médica en memoria del evento internacional Universidad 2004. Rev Humanidades Méd; 2003; 3 (9).

6. Perrenoud PE, Gather TM. As competencias para ensinar no século XXI. Brasil: Editorial ARTMED; 2002.

7. Socarrás Sánchez S. Una puerta abierta a la profesionalidad pedagógica. Rev Humanidades Méd. ene -abr 2006; 6: p.16.

8. Márquez G. Metodología Didáctica y TIC en la enseñanza universitaria. La Habana: Facultad de Educación; 2004.

9. Macías Llanes ME, Bujardón Mendoza A. La educación en valores desde el enfoque Ciencia-tecnología-sociedad: la simulación y el estudio de caso como herramientas didácticas avanzadas. CD-R del Evento IV Taller Innovación Educativa. Centro Universitario de las Tunas. Las Tunas; s/a.

10. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto con motivo de la primera graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina. Granma. 2005 agosto 20; (col 3).

11. Bujardón Mendoza A, Macias Llanes, ME. La orientación educativa, una necesidad para la educación de valores humanos. Rev Humanidades Méd. may-agos 2006; 6 (17).

12. Mugarra Romero G, Lorenzo Pérez E, Proenza Rodríguez R, Bacallao Cabrera J. Instruir y educar con el pensamiento martiano en la docencia médica. Rev Humanidades Méd. may- agos 2005; 5 (14).

13. Mas Hernández M, Velazco Bueno C, González Viera T, Llerera López M.
Estrategias de aprendizaje-enseñanza e inteligencias múltiples: ¿Aprendemos todos igual?. Rev Humanidades Méd. ene - abr 2006; 6 (16).

14. David L. Bimler1 and Galina V. Paramei. Facial-Expression Affective Attributes and their Configural Correlates: Components and Categories. The Spanish Journal of Psychology Copyright 2006 by The Spanish Journal of Psychology. 2006; 9 (1): p. 19- 1

 

 

Recibido: 31 de Marzo de 2007.
Aprobado: 25 de Abril de 2007.

 

 

Dr. Miguel A. Rodríguez Arencibia. Hospital Clínico Quirúrgico "León Cuervo Rubio". Pinar del Río. Cuba.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.