OBITUARIO

OBITUARIO

 

Dr. Lázaro Quevedo Guanche. (1946-2011)

Doctor en Ciencias Médicas, Profesor Titular, Miembro de la Junta de Gobierno Nacional de la Sociedad Cubana de Cirugía, y vicedirector quirúrgico del Hospital Hermanos Ameijeiras; fallece a los 65 años de edad a causa de complicaciones de una operación cardíaca. Infatigable luchador por el desarrollo de la especialidad y como maestro, fue poseedor de la Condición Honorífica de Huésped Ilustre de la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río. Colega y profesor de varias generaciones de pinareños. Goza de gran estima entre los que recuerdan su tránsito por la provincia donde laboró durante varios años en la asistencia médica y la formación de especialistas. Honraremos el recuerdo de su fructífera vida.

 

 

Dr. Máximo Armando Vilela Díaz. (1947-2011)

Especialista de Ortopedia y Traumatología. Nace en La Habana en 1947, participa en la Campaña de Alfabetización donde por su destacada labor se le ofrecen opciones de estudio hasta el preuniversitario. Obtiene plaza para los estudios de medicina y se gradúa en 1976. Se especializa en 1981 en Ortopedia y Traumatología. Ejerció la docencia por más de 30 años, ocupó responsabilidades en la sección Sindical del área de Cirugía y como Jefe de Cátedra de Ortopedia en el Hospital Provincial Docente Abel Santamaría Cuadrado hasta el 2004. Participó en tribunales de especialidad y eventos científicos. Cumplió colaboración en la República de Guinea Ecuatorial como profesor. Afable y gentil con sus pacientes, alumnos y compañeros muere repentinamente dejando el recuerdo de su distinción por su buen trato y prestigio entre su colectivo, pacientes y familiares.

 

Dr. Jesús Díaz Valladares (1922-2011)

Natural de Pinar del Río, de origen humilde, de padre carbonero y madre dedicada al hogar, con denodado esfuerzo realizó los estudios básicos hasta lograr graduarse de médico en 1944. Como clínico se desempeñó en neumología. Laboró en el Sanatorio Nacional Antituberculoso La Esperanza, en La Habana, en clínicas privadas y en la Cooperativa Médica Marimón Sotolongo de la ciudad de Pinar del Río. Participó como especialista en atención a neumología en el programa ambulatorio de consultas que se realizaba en un ómnibus viajero además de sus labores asistenciales como médico de la Casa de Socorro.

En la clínica de su propiedad brindó atenciones médicas a combatientes de la clandestinidad contra la dictadura de Batista. Al triunfo de la Revolución continúo sus actividades asistenciales en el Dispensario Antituberculoso, en el Hospital Clínico Quirúrgico León Cuervo Rubio y como director, en el Hospital Antituberculoso de Guanito.

Sus últimos años de trabajo los desempeñó en el Policlínico "Pedro Borrás" del municipio de Pinar del Río hasta su jubilación en 1987. Recordado por su carácter afable y su disposición para responder a cualquier solicitud, se mantuvo atento a los cambios que la salud pública continuaba en el proceso para la elevación de la calidad en la atención al pueblo. Será recordado por su tenacidad en el empeño por su formación y en la responsabilidad de su condición de médico.

 

Dr. Joaquín Pérez Labrador.

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.