Trayectoria del monumento y busto erigido al Dr. León Cuervo Rubio en Pinar del Río


Rev. Ciencias Médicas de Pinar del Río. Mayo-junio, 2016; vol 20 (3)

 

Trayectoria del monumento y busto erigido al Dr. León Cuervo Rubio en Pinar del Río

 

History of the monument and bust erected to honor Dr. Leon Cuervo Rubio in Pinar del Rio

 

Miguel Ángel Rodríguez Arencibia1, Sandra Haidée Hernández García2

 

1 Especialista de Primer y Segundo Grado en Cirugía. Máster en Medicina Bioenergética y Natural. Profesor Auxiliar y Consultante. Investigador Agregado. Hospital Provincial Clínico Quirúrgico Docente "Dr. León Cuervo Rubio". Pinar del Río. marasan@princesa.pri.sld.cu

2 Especialista de Primer y Segundo Grado en Pediatría. Máster en Medicina Bioenergética y Natural en Atención Primaria de Salud y Atención Integral al Niño. Profesor Auxiliar y Consultante. Investigador Agregado. Hospital Pediátrico Provincial Docente "Pepe Portilla". Pinar del Río. sandra@princesa.pri.sld.cu

Recibido: 16 de noviembre de 2015
Aprobado: 29 de marzo de 2016


RESUMEN

Los nombres de las instituciones representan inseparablemente la historia local de los pueblos. La comunidad médica pinareña tiene motivos para estar orgullosa de la identidad de sus hospitales, uno, el León Cuervo Rubio, es historia para recordar. Fallecido el Dr. Cuervo Rubio se erigió un monumento con su busto en el Sanatorio Colonia Española, institución que dirigió más de 30 años.

Con el objetivo de impedir que el tiempo borre la significación del acontecimiento, se realizó una investigación etnográfica apoyada en la revisión de documentos y testimonios a médicos y otras personas vinculadas a esos hechos.

Antes de 1959 se celebraban actos conmemorativos en aniversarios de su fallecimiento ante el monumento que lo perpetuaba, tradición que se fue perdiendo hasta su demolición y retirada del busto. El historiador Gerardo Ortega encontró el busto abandonado que directivos y obreros rescataron para su colocación en el hospital que lleva su nombre. Los innegables valores que trascienden la historia local permitieron ese logro, aunque persiste insatisfacción al ser colocado sin pedestal, considerado no acorde a su relevante magnitud profesional a transmitir a las nuevas generaciones. Directivos del hospital y de Patrimonio de Cultura en la provincia gestionan proyectos para un montículo adecuado para su colocación, tal vez no similar al inicial, pero con el simbolismo pinareño que cubra la relevancia histórica de la memoria del Dr. León Cuervo Rubio como eminente médico que hizo de su profesión un verdadero sacerdocio perpetuado en la institución que lleva su nombre.

DeCS: Historia; Cultura; Investigación.


ABSTRACT

The names of the institutions are not apart from the local history of people. The medical community of Pinar del Rio has a reason to be proud of the identity of one of its hospitals named: Leon Cuervo Rubio, it is a history to be remembered. After Dr. Leon Cuervo Rubio demise, a monument with his bust was erected at La Colonia Española Sanatorium, an institution that he led for more than 30 years.

In order preserved the historical memory and the significance of this event, an ethnographic research was conducted based on the review of documents, the testimony of doctors and other people who support these moments.

Before 1959 the commemorative events were held on the anniversaries of his death at the monument; that tradition was gradually lost till the demolition and removal of the bust. The historian Gerardo Ortega found the abandoned bust which managers and workers rescued for its placement in the hospital that holds his name. The undeniable values ?? transcending the local history made possible this achievement, but there is a persistent dissatisfaction as it was placed without a pedestal, which is not in harmony with the relevant and professional magnitude of the figure and to pass on to future generations. Directive from the hospital and from Cultural Heritage in the province manage projects for a proper mound to place it, perhaps not similar to the original, but with the symbolism of Pinar del Rio people covering the historical significance of the memory of Dr. Leon Cuervo Rubio as an eminent physician who made his profession a true priesthood perpetuated in the institution holding his name.

DeCS: History; Culture; Research.


INTRODUCCIÓN

En el prólogo del libro "Pasajes de la guerra revolucionaria", del 26 de febrero de 1961 el Che expresó varios conceptos importantes que no solo servirían para conocer de la profundidad de sus principios, sino de la defensa de hechos históricos, por ejemplo: hacia hincapié en la veracidad del narrador, no mencionar aspectos incorrectos con vistas a magnificar, obtener posición personal o simular haber estado en algún lugar mencionado, tener plena confianza y convicción de que se está escribiendo un momento histórico estrictamente cierto, esto después de haberlo escrito en la forma a su alcance, disposición y educación, haber eliminado aspectos de los que no exista plena confianza de su realidad histórica y sugería, que de esa forma se empezara el relato.1,2

El Che envío una misiva con fecha 28 de octubre de 1963 al escritor Pablo Díaz González ante la publicación de un artículo sobre su actuar revolucionario, donde le expresó la idea de que lo primero que debía hacer un revolucionario que escribe historias era no apartase nunca de la verdad, le daba el consejo de que releyera su artículo, le quitara lo que él sabía no era verdad, además que tuviera cuidado con lo que no le constara fuera realidad.3

Tratando de escribir los antecedentes del Dr. León Cuervo Rubio en primera instancia y del hospital que lleva su nombre en Pinar del Río en segundo término, aparecieron hechos destacados de su vida y obra, entre estos, la decisión de personalidades políticas, de gobierno, de instituciones pinareñas, nacionales y de la población, de erigir un monumento a su memoria, casi inmediato de haber conocido de su muerte el domingo 3 de noviembre de 1946, para que sirviera de eterno homenaje al que fue considerado en su época el más representativo profesional de la Medicina, cirujano excelente y destacado director de varios centros hospitalarios en la provincia, sin obviar su relación con la clase pobre por ser un médico con alto sentido humanista.4

La prensa y otros medios de difusión de la provincia pinareña dieron a conocer su proverbial obra, desde su graduación en el año 1905 en el hospital Reina de las Mercedes de La Habana, hasta sus comienzos en el poblado de Puerta de Golpe y después con el paso del tiempo, por casi toda la provincia, tanto en unidades asistenciales como en las casas de campesinos, donde realizó innumerables intervenciones quirúrgicas.

Tiene el mérito de haber introducido procederes anestésicos hasta entonces no empleados en la provincia, esterilización de equipos, utensilios quirúrgicos, y el uso de los guantes quirúrgicos, entre otras muchas novedades de técnicas operatorias. Clínico de excelentes diagnósticos, enseñó Cirugía y trasmitió su experiencia a otros profesionales en la provincia.

Por todas estas razones ha sido la única personalidad pública a la que se le rindió homenaje con un monumento (figura 1), también en la nueva unidad quirúrgica del antiguo Sanatorio Colonia Española además, se colocó una tarja con su nombre, en su casa de la calle Máximo Gómez.

Por su altruismo y popularidad pudo haber alcanzado una respetable posición como figura política por la provincia y hasta del país desde temprana edad, sin embargo, la prensa recoge de en su incorporación oficial en el año 1940 como Representante a la Cámara por Pinar del Río, a pesar de la influencia familiar de su hermano Gustavo como fue vicepresidente de la nación, entre otros altos cargos que asumió.

Miembro fundador de la Sociedad Cubana de Cirugía en 1929, perteneció a todas las organizaciones médicas de la época, también integró como miembro la influyente Sociedad Americana de Cirugía.

Recibió condecoraciones y reconocimientos provinciales y nacionales, ocupando cargos de dirección en entidades no médicas de la época en la provincia.5 Cuando se revisan los documentos que testimonian la evolución de su enfermedad, los hechos vinculados a su fallecimiento y sobre todo, las manifestaciones de representantes de todas las clases sociales, es decir, la población en general en su funeral, se puede apreciar el importante sitio que ocupó en el corazón de los pinareños, de los que nunca se apartó a pesar de las innumerables proposiciones que recibió fuera de la provincia.

La documentación revisada del Archivo Provincial de Historia, la Biblioteca Provincial "Ramón González Coro", sobre la historia documentada del entonces Sanatorio Colonia Española, se conservan testimonios de profesionales de la época antes y después de 1959, donde no se recogen los motivos ni las personas que decidieron la demolición del monumento y el retiro de su busto.

El historiador Gerardo Ortega es quien localiza y hace pública la presencia del busto en un almacén de la Empresa CIMEX (ECUSE S.A.), situado en la calle 1ro de Mayo en la ciudad, empresa cercana al hospital que hoy lleva su nombre; a partir de ese hallazgo se desarrolló la idea de reponerlo en el centro, por su innegable prestigio profesional, y que como unidad de salud sería honrado de forma permanente.

Fiel a la historia, se conoce que en un momento determinado se adoptó la decisión, sin precisar la autoridad decisora del hecho, de borrar su nombre del frente de la institución y que fue necesario realizar múltiples gestiones para que se repusiera y mantuviera el nombre al hospital como consta en el registro del Minsap de instituciones de salud, hasta que se restituyen las letras que lo identifican como hasta hoy. Con esas motivaciones se emprendieron las gestiones pertinentes para rescatar el busto.6

En estas promoción se enrolaron numerosos profesionales, dirigentes y el historiador de la ciudad, para que el hospital Dr. León Cuervo Rubio, diera albergue definitivo a su busto (figura 2), a pesar de que inicialmente se hubiera pensado en su lugar de origen, pero se entendió que ya no era en el antiguo Sanatorio Colonia Española su sitio, considerando que este centro se convirtió en el hospital pediátrico provincial donde el doctor Cuervo Rubio fuera su director, para que el centro continuara inmortalizando su nombre en el hospital nombrado en un principio civil y luego como León Cuervo Rubio el 2 de noviembre de 1950.

El trabajo pretende ser una obra que conserve con estilo literario amparada en hechos históricos aportados por numerosos testimonios y desde la narración basada en documentos conservados, testimonios de transmisión oral, y muchas horas de dedicación por los autores para su recopilación.

Se realizó una investigación etnográfica sobre el motivo de la construcción del monumento en homenaje a la memoria del Dr. León Cuervo Rubio y la trayectoria del busto hasta su actual colocación y las perspectivas de una nueva proyección en correspondencia como pinareño de su trascendencia profesional.

Se trata de un estudio descriptivo con carácter crítico, único y revelador, inductivo-deductivo, donde se recopilaron opiniones de personas que poseían información sobre el acontecimiento, además de documentos aportados en archivos históricos sobre lo reportado en la prensa escrita y digital, revistas, libros, biografías, fotografías, videos consultados y la observación de los autores.

Se aplicó la triangulación cualitativa, temporal, que permitió contrastar los resultados obtenidos en los distintos momentos, con el fin de detectar cambios, interpretaciones y evoluciones experimentados en los procesos desarrollados por las personas implicadas.

Con el objetivo el buscar, ordenar y presentar la secuencia histórica por la que transitó el busto dedicado al homenaje al Dr. León Cuervo Rubio, se exponen los hechos como parte de la realidad como valor histórico local y finalmente como tributo permanente a la memoria y paradigma de un médico cubano ante los trabajadores y alumnos del Hospital Provincial Clínico Quirúrgico Docente "Dr. León Cuervo Rubio" de Pinar del Río y para todos aquellos, que amablemente colaboraron puedan leer ésta relatoría histórica. Los autores y todos los colaboradores que la hicieron posible, quedarán recompensados.


DESARROLLO

Transcurría el sábado 21 de abril del año 1945 con la actividad quirúrgica usual para el Dr. León Cuervo Rubio en el Sanatorio Colonia Española, sin sospechar que un evento neurológico inesperado interrumpiría la labor programada.

La enfermedad diagnosticada obligó al retiro del afamado médico de su vida profesional, social, administrativa directa y de su actividad política como Representante por Pinar del Río desde 1940.

El lunes 17 de enero de 1946 recidiva la enfermedad y es trasladado a La Habana. En los períodos de recuperación retornaba a su casa de Máximo Gómez número 7 en la ciudad de Pinar del Río.7,8

La cámara municipal del entonces Ayuntamiento de Pinar del Río en justo homenaje aprobó en sesión ordinaria, que una de las calles de la ciudad llevara el nombre de Dr. León Cuervo Rubio (conocida popularmente por Retiro y renombrada Isidro de Armas años después).9

El domingo 3 de noviembre de 1946 desde el balcón de su casa cuando observaba un grupo de niños que jugaban pelota, ocurre alrededor de las 10 am otro evento neurológico que terminaría con su vida, coincidiendo la hora con una reunión de médicos de la ciudad con el objetivo de colocar la primera piedra, de lo que seria después el Club del Colegio Médico de Pinar del Río.

A las 6 pm, la impactante noticia, "acaba de morir el Dr. León Cuervo Rubio", noticia que conmovió, según se reseña en la prensa y testimonios orales, a toda la sociedad pinareña y trascendió a la nación.

El editorial del periódico Vocero Occidental del sábado 9 de noviembre de 1946 describe el hecho de la siguiente manera: "… Pinar del Río ha perdido a un buen ciudadano y la clase médica un verdadero hombre de ciencia. Pero la sociedad de Pinar del Río ha perdido, sobre todo el hombre del campo, un verdadero protector en el orden de su salud física; porque era raro, que no se conociera en cualquier rincón de la campiña vueltabajera, el nombre mil veces bendito de León Cuervo, consuelo y amparo para los necesitados de los servicios de la ciencia".

El bisturí habló muchas veces de su magia, y su experiencia resolvió muchas veces lo que la ciencia de primera intención no pudo dar interpretación. Así murió, pensando en la Cirugía y en la Medicina, en la imposibilidad de no poder trabajar para brindar su ayuda a muchos enfermos.

El pueblo todo ha sabido comprenderlo, y así asistió con unción y fervor al acto de su sepelio. ¡Que tuvo errores o tuvo defectos, ¡no lo dudamos! "Dios halló pecados en sus ángeles". "En el cáliz blanquísimo de la gardenia, el microscopio ha revelado manchas".

Fue el padre de todos los Cuervo. Nada se hacía sin consultarle. Era el mayor de un viejo tronco y todos adoraban en él. Vocero Occidental, no puede por menos, que tener un pronunciamiento de honor a su memoria. Descanse en paz el cirujano eminente y el hombre bueno, que murió sirviendo a su pueblo"…10

Inmediato a su muerte tanto la Presidencia General de la Colonia Española de Pinar del Río, la Alcaldía y el Ayuntamiento, el Liceo, el Ejército, teatros, tomaron e indicaron tantas medidas como fue posible para llevar a cabo un homenaje digno a la personalidad que se había perdido físicamente.

Con motivo a sus honras fúnebres se declaró duelo municipal, cierre de comercios, suspensiones de actividades festivas, entre otras muchas. Su casa resultó demasiado pequeña para albergar a todos los que deseaban brindarle sus respetos, tanto nacionales como de todos los sectores sociales de la provincia, se cerró la calle Máximo Gómez desde Manuel Landa (San Juan o Rafael Morales, hoy) para utilizar todo el espacio y frente de la Audiencia para acoger a los que lo honraban.

En el sepelio ocurrieron hechos inusuales; los restos mortales de León Cuervo Rubio fueron llevados en hombros hasta la Colonia Española (recorrido por Máximo Gómez, Manuel Landa a Martí); allí recibió solemne responso de parte del presbítero Cayetano Martínez, párroco de la Santa Iglesia Catedral, luego conducido al Cementerio Católico, hoy Metropolitano.

La prensa mencionó que costaba trabajo ir en la manifestación de duelo. La gente se agrupaba y quería seguir de cerca el cadáver. En las aceras, boca calles, se aglomeraban las personas para dar el ultimo adiós a León Cuervo".11

La parada obligada de los sepelios en la Alameda ubicada próxima a la esquina este del antiguo Hospital Raimundo Menocal hoy ocupado por una escuela de enseñanza media, lugar donde se acostumbraba realizar las despedidas de duelo, no ocurrió en este caso. El carro fúnebre continuó el trayecto cubierto totalmente de ofrendas florales, registradas más de cien, entre ella la monumental corona que le dedicara la Colonia Española.

Continúa el relato de la prensa: "… a pie siguió el cortejo hasta el cementerio, en medio de un gran silencio expresivo del dolor causado por la muerte del ilustre Médico pinareño…"

Señalaba la participación de personas de todos los municipios de Pinar del Río, superando con creces a todos los entierros ocurridos en la provincia hasta entonces11,12 y que como hecho individual no ha sido superado en la ciudad hasta los momentos actuales.

Para el primer aniversario de su fallecimiento el periódico Heraldo Pinareño del sábado 11 de enero de 1947 publicaba en titulares: Homenaje al Dr. León Cuervo Rubio. Pro busto a su memoria. Idea nacida en una reunión de la directiva de la Colonia Española en Pinar del Río, a propuesta de uno de sus miembros y además delegado del Colegio Médico en Consolación del Sur, el Dr. Hidelfonso Mas Hernández. Surgió así el acuerdo de conformar la Comisión Gestora del monumento para colocarlo en los jardines del Sanatorio. Conformada la misma por el Presidente Sr. Francisco Canosa Crespo, tesorero de la Colonia Española, el Dr. Mas y otros dos miembros.13

Otra característica en relación al monumento propuesto fue, que iba a ser llevado a cabo con la cooperación de los miembros de la Junta Directiva y sus diferentes secciones, cuerpo médico y sus auxiliares, personal administrativo y cuantos socios y población quisieran contribuir. Se garantizaron los lugares oficiales para la entrega de las contribuciones. La prensa publicó seriadamente las contribuciones y el acumulado.14-20

El monumento construido en seis meses, dirigido por el conocido escultor Juan José Sicre Vélez, situado a la cabeza de la vanguardia escultórica en Cuba, para resaltar más el valor del monumento, fue develado a las 10 am en acto oficial el primer año de fallecido, 6 noviembre de 1947 el Dr. León Cuervo Rubio y colocado frente al pabellón inaugurado en el año 1940 con el nombre Petrona Rubio, sobrina de la patriota Isabel Rubio y madre de los hermanos Cuervo Rubio.

Discursos por el Dr. Salutario Camacho en nombre de sus colegas, y del Sr. Isidro Pruneda, presidente de la sección de intereses generales y miembro del grupo gestor quien en su intervención dijo… "este es un caso insólito, no registrado, que en menos de seis meses se logró reunir la cantidad necesaria para erigir este monumento que aquí veis y ese busto que se acaba de develar" y del Ministro de Salubridad Dr. José R. Andréu, en nombre del Colegio Médico Nacional...21

Al terminar el acto, todos los presentes marcharon en peregrinación hasta el cementerio Católico, colocaron ofrendas florales sobre su tumba donde el Dr. Tebelio Rodríguez del Haya, pronunció un discurso que no fue de simple cumplido, la historia posterior lo demostró, solo mencionaremos algunas reseñas del mismo:

"León fue mi amigo en las horas amargas y está sentado en puesto de honor en mi corazón"… "Solo hay una cosa comparable al placer de tener un amigo: el dolor de perderlo" La mano tiembla, el pecho se oprime, el corazón palpita, se llenan de lágrimas los ojos ante el imperativo de escribir sobre León, muerto.

"¡Qué diferencia, compañeros míos, que ánimo tan distinto al de aquellos días en que escribíamos la biografía de León; en que nos deleitábamos horas y horas escuchando de sus labios la amena e interesante historia de su vida médica!".

"Yo no sé como estoy aquí. La Presidencia, al designarme para hablar, me ha producido, sin quererlo mucho daño. Me ha obligado a ver, a palpar una realidad de la que huía, la realidad dolorosa de que León está muerto".

"Es imposible para mí, estudiar en una síntesis la brillante y fecunda vida de León como hijo y hermano, como compañero y amigo, como médico, como ciudadano y como pinareño. Digamos solamente que León dio mucho prestigio a su querido Pinar del Río".

"Para los que estuvimos cerca de él, había despuntado en nuestra alma, un sentimiento de admiración sin límites".

"Ya cayó León. Ya duerme el sueño eterno bajo la tierra pinareña que tanto quería. Ya no irá más a la Quinta a visitar sus enfermos. Ya no le veremos más parado el balcón contemplando el juego de pelota de los muchachos del Parque Moralitos, ya no estará con nosotros el 3 de diciembre…".22-24


CONCLUSIONES

Los pueblos han contado entre sus valores intangibles la trasmisión oral sobre hechos destacados y la historia de sus ciudadanos impregnadas del anecdotario que los inmortalizó, la necesidad de dejar plasmados esos detalles probatorios de realidades acontecidas, se engrandecen cuando se refieren a obras de carácter humanista. El artículo deja esa escritura resaltando no la figura en un busto de mármol, sino su significado con las cualidades de un médico que supo ser fiel a su juramento hipocrático impregnado de virtudes al aportar a sus coterráneos cuando fue necesario, el valor de un profesional y así que cubra la relevancia histórica a la memoria del Dr. León Cuervo Rubio, el eminente médico que hizo de su profesión un verdadero sacerdocio perpetuado en la institución que lleva su nombre.


AGRADECIMIENTOS

A las compañeras del Archivo Histórico de Pinar del Río por su colaboración y aportes de los materiales conservados en la hemeroteca que permitieron la bibliografía del estudio.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Delgado Díaz CJ. Diccionario Temático Ernesto Che Guevara. La Habana. Cuba: Editorial de Ciencias Sociales; 2000.

2. Leonov N, Castro R. Un Hombre en Revolución. La Habana, Cuba: Editorial Capitán San Luis; 2015.

3. Delgado Díaz CJ. Diccionario Temático Ernesto Che Guevara. La Habana. Cuba: Editorial de Ciencias Sociales; 2000.

4. Comisión Gestora. Homenaje al Dr. León Cuervo Rubio. Pro-busto a su memoria. Año XXV. Pinar del Río: Heraldo Pinareño (Vuelta Abajo); Cuba Sábado 11 enero 1947. Nº. 1835. p. 2.

5. Comisión Gestora. Homenaje al Dr. Cuervo se efectuará el 12 de diciembre. Año IV Pinar del Río: Periódico Defensa Social. Viernes 29 de octubre de 1943. Nº 140. p. 1-6.

6. Ortega Rodríguez G. El Busto de León Cuervo Rubio. Estampas de la Vueltabajo. [página principal en Internet] Pinarte [Citado 19 de febrero de 2016]. Disponible en: http://www.pinarte.cult.cu/gerardo_ortega/html/parque/bust0_León.htm

7. Marino del Mar. información. Año 5. Pinar del Río (Cuba). Vocero Occidental Periódico de Sábado 22 de septiembre 1945. Num 151 En la página 6. Sección Sociales.

8. Aurelio Piñeiro Martos. Gravedad del Dr. León Cuervo. Año XXIII Pinar del Río. (Vuelta Abajo), Cuba. Heraldo Pinareño. Martes 8 de enero de 1946. Nº 1745.

9. Aurelio Piñeiro Jr., Honor a un pinareño .Pinar del Río (Cuba): Vocero Occidental Periódico de información; Año 5. Sábado 19 de enero de 1946. N0 165.p. 1-6.

10. Editorial. Pinar del Río (Cuba): Vocero Occidental Periódico de información; Año 6. Sábado 9 noviembre 1946. No 204.

11. Editorial. Año XXIV. Pinar del Río. (Vuelta Abajo), (Cuba). Heraldo Pinareño; sábado 9 de noviembre de 1946.No. 1,826 p. 1-4.

12. Evelio Álvarez del Real. información general. Palotes. León Cuervo Rubio Año XXIV. Pinar del Río, (Vuelta Abajo), (Cuba).Heraldo Pinareño; sábado 16 de noviembre de 1946. No 1,827. p. 3.

13. Comisión Gestora. Homenaje al Dr. León Cuervo Rubio. Pro-busto a su memoria. Pinar del Río. (Vuelta Abajo). Cuba Heraldo Pinareño; Año XXV. Sábado 11 enero 1947. Nº. 1835. p 2.

14. Comisión Gestora. Segunda lista. Homenaje a León Cuervo. Pro-busto su memoria. Pinar del Río. (Vuelta Abajo). Cuba. Heraldo Pinareño; Año XXV. Viernes 17 enero 1947. Nº 1836.

15. Homenaje al Dr. León Cuervo Rubio. Pro-busto su memoria. Pinar del Río. (Vuelta Abajo). Cuba. Heraldo Pinareño; Año XXIV. Sábado 15 febrero 1947 Nº. 1841.

15. César Rodríguez Expósito. Discurso. Los periodistas y los médicos. Año XXV. Pinar del Río. (Vuelta Abajo). Cuba. Heraldo Pinareño; sábado 22 de febrero 1947. Nº 1842. p. 3.

17. Jorge Díaz Dueñas. Una expresiva carta sobre el homenaje al Dr. León Cuervo. Pinar del Río. (Vuelta Abajo). Cuba. Heraldo Pinareño; Año XXV. Sábado 1 de marzo de 1947. Nº 1843. p. 5.

18. Homenaje a León Cuervo. Pro-busto a su memoria. Pinar del Río. (Vuelta Abajo), Cuba. Heraldo Pinareño; Año XXV. Sábado 5 de julio 1947. Nº. 1869. p. 5.

19. Comisión Gestora. Vigésima Lista. Homenaje a León Cuervo Pro Busto su memoria. Año XXV. Pinar del Río. (Vuelta Abajo), Cuba. Heraldo Pinareño; Martes 15 julio 1947 Nº 1870.

20. Homenaje a León Cuervo. Pro Busto su Memoria. Pinar del Río. (Vuelta Abajo). Cuba Heraldo Pinareño; Año XXV. Sábado 19 julio 1947. Nº 1872.

21. Aurelio Piñeiro Martos. Recordando al Maestro. (Vuelta Abajo), Cuba. Heraldo Pinareño; Año XXV. Miércoles noviembre de 1947. num. 1,893 pág. 1

22. Dr. Tebelio Rodríguez del Haya. Discurso en el Cementerio. Homenaje al Dr. León Cuervo Rubio. (Con motivo de la entrega del monumento erigido a su memoria y debelación de un Busto del mismo). Costeado por sus amigos y admiradores. Imp. Del Heraldo Pinareño. Martí 82 por V. Caviedes. 1947.

23. Hernández García S, Rodríguez Arencibia MA, Hernández García MN, González Tielvez M. Hospital Pediátrico Provincial Docente "Pepe Portilla": un recorrido por su historia. Rev. De Ciencias Médicas de Pinar del Río [serie en Internet] 2011[Citado el 20 de mayo del 2015]; 15(1): Disponible en: http://www.revcmpinar.sld.cu/index.php/publicaciones/article /view/745

24. Rodríguez Arencibia MÁ, Sosa Osorio JB, Giniebra Rodríguez MC, Hernández García S. León Cuervo Rubio". Hospital y Médico. Reseña histórica para trabajadores y alumnos. Marzo 2007. Rev Ciencias Médicas  [Internet]. 2007  Dic [citado  2016  Feb  17];  11(5): [Aprox. 5p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561 -31942007000500002&lng=es


Miguel Ángel Rodríguez Arencibia: Especialista de Primer y Segundo Grado en Cirugía. Máster en Medicina Bioenergética y Natural. Profesor Auxiliar y Consultante. Investigador Agregado. Hospital Provincial Clínico Quirúrgico Docente "Dr. León Cuervo Rubio". Pinar del Río. Si usted desea contactar con el autor principal de la investigación hágalo aqui



Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.