Memorias del servicio de Gastroenterología y Endoscopia Digestiva

Agustín Eugenio García Capote

Texto completo:

HTML PDF

Resumen

Corrían los primeros días de enero de 1987, reinaba una intranquilidad entre los trabajadores del sector de la salud de la provincia de Pinar del Rio, pues se hablaba  de la pronta puesta en marcha de la nueva y moderna instalación construida durante años de esfuerzos y sacrificios  en las alturas de la central, donde todos los obreros de la mayoría de los organismos y centros de trabajo habían  contribuido  a través de los sindicatos, Comités de Defensa de la Revolución - CDR, domingos rojos, trabajos voluntarios y socialmente útil.

En los pasillos del Hospital Provincial Clínico Quirúrgico Dr. León Cuervo Rubio, se escuchaban las voces y pisadas de los visitantes, funcionarios del Sectorial Provincial de Salud, del Partido Comunista, y del  Poder Popular Provincial, cuando me llaman de la dirección, para plantearme la necesidad de dedicar tiempo al montaje del servicio de Gastroenterología y Endoscopia Digestiva, incluyendo salones y locales de consulta externa.

Durante muchos años estos servicios se brindaban en dos locales 4x3.5 metros cuadrados en el Dr. León Cuervo Rubio, mientras que la parte de laboratorio  y consulta externa, se ofertaba en el Policlínico de Especialidades Antonio Briones Montoto, conocido entonces como Centro Médico.

Acudimos junto al Dr. Orlando Busutil Olano, inversionista  y futuro director de la institución, y el Dr. Mario de la Portilla Figarol, director del Policlínico de Especialidades, a los locales de lo que sería el nuevo servicio de la especialidad, una unidad bien estructurada, moderna, confortable, amplia y multifuncional, y comenzamos a armar el mobiliario, salones de endoscopia, en muchas ocasiones el mobiliario no estaba allí y con el total apoyo de las autoridades, los adquiríamos en otras unidades  y los trasladábamos para el centro.

Los primeros trabajadores en laborar, por supuesto montando los salones, fueron el autor Dr. Eugenio García Capote, las técnicas Sonia Hernández Gutiérrez y Digna Cordero, que montamos el equipamiento, todo de alta tecnología, lo último de ese momento en equipos de la especialidad, procedentes de Japón y Alemania, cinco gastroduodenoscopios, dos colonoscopios, un duodenoscopio de visión lateral para realizar coloproctorectoendoscopia. tres laparoscopios modernos, uno de ellos con dispositivo para realizar biopsias dirigidas, eso para la parte de endoscopia.

Para laboratorio se montaron dieciséis camas para hacer a pacientes drenajes y pruebas especiales,  valorado en un cuarto de millón de dólares en aquel momento,  se instaló en pocos días, y pronto se estaban haciendo, endoscopia digestiva superior, gastroscopias, esofagoscopias, duodenos copias, laparoscopias, esterilizaciones por laparoscopias, sección endoscópicas de adherencias, y cada viernes viajando al Instituto de Gastroenterología de La Habana, con los técnicos para aprender  a realizar coloproctorectoendoscopia y por la parte de laboratorio de realizaron drenajes biliares, gastroquimiograma, y posteriormente se añadirían Gastro-Kay, test de Hollander, biopsia de yeyuno con cápsula de Watson-Crosby, frotis duodenal.

En octubre de 1987 ya estábamos haciendo endoscopias digestivas superior, laparoscopia, colonoscopia, drenaje biliar, gastroquimiograma, biopsias hepáticas y de tractos digestivo superior e inferior que se enviaban para análisis del departamento de Anatomía Patológica del antiguo hospital León Cuervo Rubio, cuando avisan la noticia de que un alto dirigente el país venía a realizar la inauguración oficial de nuestra bella institución, y dieron la sorpresa más agradable de nuestras vidas cuando vimos al invicto Comandante en Jefe Fidel transitando por los pasillos y departamentos del hospital. Fueron momentos muy emocionantes e irrepetibles, el 8 de octubre Fidel le entregó a Pinar del Rio una de las instituciones de la salud más bella, completa y funcional. A partir de ahí se fueron incorporando nuevos servicios, consulta externa, sala de hospitalización con nueve camas primero, en lo que es hoy la sala H.

En 1990 se añadió el uso de las coloproctorectoendoscopia, se amplió la docencia ante la dificultad de los residentes viajar a la capital a realizar sus estudios por falta de alojamiento y otros factores se autorizó realizar la especialidad los dos primeros años y después aquí por completo al adquirir categoría docente el servicio de Gastroenterología.

Es el momento en que se incorporan nuevos residentes, por años, de esta forma dimos respuesta al déficit de recursos humanos de la especialidad, que pasó de un solo especialista, el autor de esta memoria, a más de treinta formados íntegramente en la provincia con una calidad científico-técnica y humana envidiable, muchos de ellos están trabajando en instituciones de alto nivel nacional, dejando bien alto a la provincia, y para nuestra satisfacción, además de formar personal, cientos, especializados mediante residencias y diplomados para cumplir con las colaboraciones internacionalistas en muchos países.

En la actualidad el servicio cuenta con tres Especialistas de Segundo Grado, cuatro de Primer Grado,  de estos tres con categoría docente de Profesor Auxiliar, uno de estos  Profesor Consultante,  tres de Profesor Asistente y dos como Instructor.

En la actualidad hay en formación un residente de primer año, cinco de segundo y uno de tercero, ésta ultima de la hermana Guinea Ecuatorial, que ha cursado desde el inicio los años de la especialidad en este centro, al igual que otros ya graduados de Republica Dominicana y Nicaragua, que laboran en sus países.

Desde un inicio el servicio  ha participado en investigaciones en colaboración con otros centros, por ejemplo Uso de aguas mineromedicinales el tratamiento de las afecciones gastroduodenales, en conjunto con el balneario de San Diego de los Baños, en Los Palacios, en 1990, Aceite ozonizado en tratamiento de la giardiasis rebelde, Uso del propóleos en las parasitosis, actualmente tiene investigaciones relevantes, la mayoría de ellas premiadas en diferentes eventos científicos, publicadas, como Utilidad de la esclerosis endoscópica de hemorroides, que ha aportado un ahorro económico y de beneficio a la población considerable a la provincia y el  país en sustitución de importaciones y de divisas, Energía piramidal, su uso en gastroenterología, Uso de células madres en colitis ulcerativa idiopática, Pesquisaje y tratamiento combinado de las hepatitis viral tipo B y tipo C, este en coordinación con el Centro Nacional de Investigaciones de Ingeniería Genética y Biotecnología.

Quiero resaltar a un fundador excepcional que participó activamente en el diseño, construcción y organización de esa gran obra de la Revolución, siempre presente aunque por ironías del destino no pudo disfrutar de la obra en la cual dedicó muchos desvelos, esperanzas, y tuve la oportunidad de acompañarle en sus gestiones, el profesor y maestro de gastroenterólogos que me formó íntegramente en la especialidad y me enseñó todo lo que aprendí, el Dr. Juan Francisco Alvarez Guasch  y al querido y entrañable Fidel sin cuyo esfuerzo  y sacrificio junto a sus compañeros de lucha, nuestro pueblo no contaría con esa magna obra social que es nuestro HOSPITAL GENERAL DOCENTE ABEL SANTAMARÍA CUADRADO, ni con el personal médico, comenzando por mí persona, a la que sacó de la miseria y le dio todas las oportunidades de desarrollo que solo una Revolución como la nuestra  es capaz de hacer.

 

Dr. Eugenio García Capote
Profesor Consultante y Auxiliar
Especialista de Segundo Grado en Gastroenterología



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.