El trabajo educativo como vía para el fortalecimiento de valores en la carrera de Medicina


Rev. Ciencias Médicas. Noviembre-diciembre, 2015; 19 (6):1170-1186

El trabajo educativo como vía para el fortalecimiento de valores en la carrera de Medicina

Educational work as a way to strengthen values in Medicine major students

Yaquelín Pérez Martínez 1, Elvira M. González Fernández 2, Alfonso Acosta Fuentes 3, Nery Silvia Concepción Pérez 4, Claudia Pérez Rodríguez 5

1 Licenciada en Idiomas y Lenguas Extranjeras. Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río. Correo electrónico: daniela@fcm.pri.sld.cu

2 Licenciada en Biología. Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río. Pinar del Río. Correo electrónico:elvira73@princesa.pri.sld.cu

3 Especialista de segundo grado en Urología. Profesor Auxiliar. Investigador Agregado. Hospital general Docente Abel Santamaría Cuadrado. Pinar del Río. Correo electrónico:alfonso65@princesa.pri.sld.cu

4 Licenciada en Historia y Ciencia Sociales. Asistente. Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río. Correo electrónico: nsilvia@princesa.pri.sld.cu

5 Licenciada en Farmacología. Instructora. Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río. Correo electrónico: claudiapr@princesa.pri.sld.cu

Recibido: 11 de septiembre de 2015.
Aprobado: 17 de diciembre de 2015.


RESUMEN

Introducción: la educación en valores constituye un llamado dentro de la sociedad cubana actual y no deja de ser un reto en la formación de los futuros profesionales dentro de las universidades médicas del país, es un punto medular en las acciones que se desarrollan para este tema dentro del trabajo educativo que se vincula desde la clase hasta el resto de las actividades extracurriculares.
Objetivo: valoración del impacto de las acciones desarrolladas en función de la educación en valores y el trabajo educativo partiendo del cumplimiento del Proyecto Integral de Trabajo Educativo en la universidad.
Método: se realizó un estudio de revisión de los documentos normativos partiendo del cumplimiento del Proyecto Integral de Trabajo Educativo en la universidad, para lo cual se utilizaron los métodos histórico-lógico, revisión bibliográfica, métodos empíricos mediante la aplicación de encuestas a los estudiantes de tres brigadas docentes de primer año de la carrera de Medicina y profesores guías.
Resultados:
el encargo social de la universidad médica que mediante el proceso extensionista complementa los programas y contribuye a preservar la cultura desde la formación de valores y el trabajo educativo, fomentando los cambios en la sociedad dentro de la comunidad intra y extrauniversitaria.
Conclusiones: el resultado de la revisión demuestra el impacto de la educación en valores lograda a través del cumplimiento del Proyecto Integral de Trabajo Educativo en sus tres dimensiones como parte de la labor social y el trabajo docente investigativo de los departamentos, colectivos de años, disciplina y asignaturas, concretándose en la clase.

DeCS: Valores sociales; Educación médica; Universidades.


ABSTRACT


Introduction: education in values is a call within Cuban society and continues to be a challenge in training future professionals in the medical universities all over the country; it is a central point in the actions that take place on this topic within the educational work that is linked from the classroom to the rest of extracurricular activities.
Objective:
to assess the impact of the actions based on the education in values and the educational work from the implementation of the Comprehensive Educational Work Project at the university.
Method: a review of the documents established by a set of rules based on the fulfillment of the Comprehensive Educational Work Project at the university, for which the historical and logical, literature review and empirical methods by applying surveys to three brigades of students of the first academic degree of medical studies was used, together its application to the professors guiding these brigades.
Results: the social mission of medical by means of the university extension process complements the programs and contributes to preserve the culture from the formation of values and educational work, encouraging the changes in the society inside and outside the community.
Conclusions: the result of the review shows the impact of education in values which is achieved through the implementation of the Comprehensive Educational Work Project in three dimensions and as part of the social work, teaching and research work of the departments, academic-year group, discipline and subjects, emphasizing on the lecture.

DeCS: Social values; Medical education; Universities.


INTRODUCCIÓN

Durante los últimos años la educación en valores ha transitado por diferentes estadios, constituyendo un tema de trabajo y seguimiento por parte de las políticas del estado cubano, del sistema educacional y otras instituciones y organizaciones políticas y de masas como la Federación de Mujeres Cubanas y los Comité de Defensa de la Revolución, con el objetivo de fortalecer valores en las nuevas generaciones, como tema prioritario en los lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, 1ro de noviembre de 2010.1

La formación de un profesional revolucionario integral con elevada preparación científica ha sido un objetivo de primer orden en todos los años de Revolución en los Centros de Educación Superior en nuestro país.

" La Universidad Cubana actual tiene la misión de formar futuros profesionales de la salud de Cuba y otras nacionalidades, el perfeccionamiento de los recursos humanos ya formados, la promoción del pensamiento científico-técnico en el logro de la excelencia en la prestación de los servicios de salud y su constante interacción con la sociedad, aportando la cultura general integral, académica y revolucionaria necesaria, que permita satisfacer las necesidades de salud de nuestro pueblo y mantener nuestros compromisos solidarios con otros pueblos del mundo."2

Para lograr esta misión es imprescindible el fortalecimiento de la labor educativa y político-ideológica de nuestros educandos. Nuestras universidades médicas desde 1996 adoptaron los lineamientos de la estrategia de trabajo para el desarrollo de un Enfoque Integral de la Labor Educativa y Político-ideológica, emitida por el Ministerio de Educación Superior y rediseñada en el año 2007.1

El colectivismo, el amor al trabajo, la justicia social, la equidad, las relaciones fraternales, la honestidad y la responsabilidad son consustanciales con nuestra sociedad y son el fundamento de la propia profesión médica.

Estas relaciones, aunque son determinantes, no tienen un carácter reflejo sino de refracción, y por lo tanto no existe una correspondencia total y absoluta entre nuestros ideales y las prácticas sociales y los individuos.

La cultura médica tiene determinadas características (que pueden ser progresivas o regresivas) que, de no tenerse en cuenta por los educadores médicos, pueden ser un obstáculo para el desarrollo de una educación profesional pertinente con nuestra propia sociedad. El paradigma biomédico que desplaza al hombre como ser humano de la escena del trabajo médico y se centra en la ciencia biomédica y la tecnología, desconoce en la práctica los aspectos psicológicos, sociales y de espiritualidad humana y tiene tendencia a la deshumanización y al desprecio del heroísmo de nuestros mártires que perdieron la vida después de terribles torturas, de la sensibilidad ante el sufrimiento ajeno y de la solidaridad con quien reclama ayuda.3

Lo expuesto sustenta la necesidad de trazar pautas metodológicas que permitan el desarrollo del trabajo educativo y de extensión universitaria en todos los escenarios docentes, a partir de la implementación de los proyectos educativos.

Los valores forman parte de la moral profesional, cuya función esencial está en indicar y orientar, bajo el prisma del sentido crítico de la realidad y autocrítico del individuo, qué es lo que hay que hacer en cada momento, ante cada dilema o conflicto, qué son las formas fundamentales en que la moral presenta las contradicciones, retos o desafíos de la época a dichos profesionales según la naturaleza de su función social .4

Para el profesional de la salud no sólo es importante recibir una educación rica en valores que coadyuve al fortalecimiento de su formación humanística, sino también comprender en su totalidad el proceso de la valoración que subyace en la relación profesional de la salud-paciente.

La calidad de la formación de los profesionales de la salud depende, en gran medida, del desarrollo individual de los valores que regularán su actuación profesional futura. La formación de valores constituye una prioridad pedagógica, que debe ser asumida teniendo en cuenta su doble naturaleza objetiva-subjetiva. Esto implica el reconocimiento de la realidad social e histórica en la que se desarrolla el educando y su influencia sobre el complejo proceso personal en la construcción de sus propios valores, para que constituyan verdaderos motivos de su conducta ética, moral, patriótica y humanística en su desempeño profesional.

El trabajo educativo (TE) ha de estar en un constante perfeccionamiento, por ello en los momentos actuales los centros de educación médica han elaborado un Proyecto de Trabajo Educativo Integral (PITE), que parte de sus propias experiencias, necesidades y aportes que han hecho los dirigentes, profesores, los propios estudiantes, la Unión de Jóvenes Comunistas, la Federación Estudiantil Universitaria, los trabajadores, enriquecido con el análisis y adecuaciones que ha hecho el equipo de trabajo del área de Docencia e Investigaciones del MINSAP. Este proyecto, por el alcance que tiene y las acciones que contempla, requiere desarrollarlo tal como está concebido, darle seguimiento y supervisión constante y rigurosa para alcanzar el éxito que se espera. 5

Para poder hacer realidad una verdadera y objetiva educación en valores, resulta necesario lograr una motivación que movilice a los que se eduquen en querer hacer, a sentirlo como algo suyo, que lo que ven hacer o hacen esté en correspondencia con su manera de sentir y de actuar.

Esto se traduce de una u otra forma en diferentes niveles de implicación y participación consciente y activa de los sujetos que se educan, comprometidos con lo que hacen, que pueden analizar, reflexionar y valorar en lo individual y lo colectivo los resultados obtenidos, donde puedan autoevaluarse y evaluar lo que hacen los demás, desarrollar la autoconciencia tan determinante para obtener resultados satisfactorios, independientemente del nivel de educación con el que estemos trabajando.

La responsabilidad de nuestro sector en la formación de una actitud ante la vida, ante el trabajo en las diferentes profesiones, significa forjar en el individuo su plena competencia. Los valores en este sentido representan un elemento consustancial en la preparación del profesional.

La sociedad cubana en su dialéctica y peculiar forma de hacer revolución y proponer su continuidad requiere de hombres que desde los pilares económicos, políticos y sociales garanticen su marcha. La subjetividad con que puede hacerse este análisis queda desplazada por la contribución que a las diferentes esferas de actuación tributan nuestras carreras. La proyección metodológica en este sentido representa la acertada planificación y seguimiento a la contribución de los docentes a este complejo pero necesario proceso. 4

La dirección de TE de cada centro docente médico es la encargada de incorporar al proceso formativo del futuro egresado de Ciencias Médicas un arsenal de actividades encaminadas a despertar y desarrollar en el estudiante una serie de características que deben incorporar a su personalidad, para junto al nivel científico-técnico alcanzado prestar servicio al pueblo con la calidad que merece, desde la utilización de una moderna tecnología hasta el trato amable y cordial que debe caracterizar a cualquier miembro del multidisciplinario equipo que interviene en la salud de pacientes , familias y comunidades.

 

DESARROLLO

Tendencias de la labor educativa en Cuba vinculada a la formación de valores en los recursos humanos en salud.

Por la importancia que tiene en la formación integral de los estudiantes, el trabajo educativo en los centros de educación médica constituye su principal prioridad, pues está dirigido a la educación políticao-ideológica, moral, laboral, intelectual, física y estética. Se realiza a través de las vías curricular y extracurricular, se desarrolla de forma integral e involucra a toda la comunidad médica universitaria, es decir, sus dirigentes, estudiantes, profesores y trabajadores en general, y se estructura en los diferentes niveles de organización donde tiene lugar el proceso de formación. Nosotros los educadores tenemos que estar altos de moral para construir la vida sobre bases firmes. Como dijera el Apóstol: "Solución con todos y para el bien de todos." Tenemos que ser ejemplos. Tenemos que saber formar el carácter requerido en nuestros discípulos como conjunto de predisposiciones para actuar de un modo o del otro. Para ello hay que desarrollar habilidades para hacer buenas elecciones. Tenemos que formar un capital ético en valores morales que sean compartidos y en los que se confíen. Los valores son propios de una cultura que son trasmitidos históricamente. Nuestra cultura y tradiciones son ricas para ser continuadas de la mejor forma y así debemos hacerlo con nuestros educandos en el contexto histórico contemporáneo de sociedades que se desmembran e influyen en nuestros más jóvenes. Con frecuencia oímos la frase: pérdida de valores, crisis de valores actual; sería bueno un sincero examen de conciencia y reflexionar nosotros mismos en el porqué de la crisis y si se ha perdido el camino, el camino de la escala de valores.5

La dimensión curricular asume la labor educativa a través de la transmisión y desarrollo del conocimiento y la creación de habilidades profesionales.

Lo peculiar de la labor educativa, y especialmente político-ideológica desde la visión curricular descansa en los fundamentos científicos del diseño de las disciplinas que integran el plan de estudio. Representa la salida ideológica de los conocimientos expresados en el lenguaje de la docencia. Es un proceso simultáneo de formación de valores para el desarrollo de una personalidad conforme con nuestra sociedad en la medida en que se generan habilidades teóricas y prácticas para el ejercicio de la profesión.

Lo anteriormente expuesto hace que se comprenda que, además de todo lo que el profesor puede hacer en el aula desde las formas de organización del proceso docente, se incluyen otros procesos educativos como: el movimiento de Alumnos Ayudantes "Frank País", los exámenes de premio, los encuentros de conocimientos y la actividad científica estudiantil se incluyen en esta dimensión.

Hoy más que nunca se requiere fortalecer la relación de interdependencia entre ciencia e ideología. De aquí la alta responsabilidad de la dimensión curricular en el cumplimiento de los objetivos educativos.

La dimensión de Extensión Universitaria tiene como soporte fundamental la promoción cultural en su concepción más genérica, comprende además la participación estudiantil en: el movimiento de artistas aficionados, las cátedras multidisciplinarias, el movimiento deportivo y el trabajo comunitario. Esta dimensión convierte al estudiante en sujeto de la promoción cultural en el territorio, al introducirlo como factor de cambio en la comunidad y recibir de esta los mejores valores que se han conservado y enriquecido mediante su propia historia, cultura y tradiciones. Se produce así un proceso de transformación de la personalidad en la medida en que transforma el medio.

La formación y desarrollo de valores a partir de la cultura se realiza en el interior de la universidad, en las Sedes Universitarias Municipales y en su interacción con la sociedad. En la propia universidad el trabajo de extensión potencia y enriquece la formación cultural por diferentes vías, al favorecer un entorno donde el estudiante se sienta y comporte como universitario en el plano de su disfrute cultural e ideológico, con un alto nivel de sensibilidad y de identidad con su centro. Al mismo tiempo resulta de este proceso el desarrollo y consolidación del sentido de responsabilidad social, de valoración científico-tecnológica, económica, social, política y cultural que refuerza su formación educativa.

La dimensión socio-política tiene como objetivo el fortalecimiento de la concepción político-ideológica de los estudiantes en correspondencia con el sistema social socialista, mediante el desarrollo sistemático de actividades socio-políticas que abarcan todas las esferas de la vida estudiantil y de esta forma contribuyen a incorporar y reforzar valores para su vida personal y social.

Esta dimensión incluye la participación estudiantil en las movilizaciones políticas, los matutinos, los actos políticos culturales, la utilización de los medios de comunicación para mantener la actualidad nacional e internacional, los turnos de reflexión y debate, las tareas de impacto en que participa la universidad médica con el objetivo de mejorar los indicadores de salud y las condiciones de vida de la población, la participación en la batalla de ideas, en el combate por el rescate de la ética, el movimiento de Colectivo Moral en la Salud, el Movimiento de Vanguardia Mario Muñoz Monroy, el trabajo en las Brigadas Estudiantiles de Trabajo, la diaria participación en la organización del trabajo de la Federación Estudiantil Universitaria, la Unión de Jóvenes Comunistas, la vida en la beca, así como las diferentes acciones que emanan de la dinámica universitaria, estas tareas se inscriben en la vida socio-política de nuestros estudiantes, además de ser tributarias de sólidas convicciones y acciones que demanda la sociedad de nuestros futuros profesionales.

El conjunto de estas actividades sustenta la pertenencia e identidad de los estudiantes con su universidad, el sistema de salud y la sociedad impulsan el sentido de la responsabilidad e iniciativa, fortalece las motivaciones, desarrolla el protagonismo y liderazgo, así como el cumplimiento de las tareas revolucionarias y la participación activa por la solución de los problemas sociales y los entrena en el desempeño de las tareas de dirección.

Las tres dimensiones anteriormente expuestas no solo se articulan entre sí, sino que se superponen y constituyen un todo, solo divisibles para su mejor comprensión.

El enfoque integral para la labor educativa político-ideológica y el Proyecto Educativo constituyen estrategias que persiguen la formación integral del estudiante. El primero incluye todos los niveles, estructuras y formas organizativas de la universidad, y en él se reflejan todos los objetivos de trabajo de la misma. El segundo es inherente a la brigada, al año, a un escenario docente concreto, y se elabora sobre la base del diagnóstico realizado.

Aunque el objetivo esencial y más abarcador de cualquier proyecto para el trabajo educativo que se desarrolle en nuestros Centros de Enseñanza Médica Superior es lograr la formación integral de los futuros profesionales de la salud, forjando los valores que necesita nuestra sociedad y la caracterizan, fomentando una conciencia social comprometida con lo mejor de nuestro ideario revolucionario para lograr una mayor calidad de los servicios y nivel de satisfacción de la población.

Se hace necesario efectuar consideraciones metodológicas para diferenciar la confección de estos en los diferentes niveles de enseñanza del sistema de salud como son: a nivel de los centros (universidades, facultades, filiales, Sedes Universitarias Municipales y a nivel de brigada).

Resulta imprescindible tener en cuenta las características de nuestra universidad en la que los recursos humanos se forman en el mismo sistema que los empleará, por tanto el enfoque integral para la labor educativa debe reflejar a todos los actores del sistema de salud que al mismo tiempo se convierten en educadores de nuestros estudiantes.

El Proyecto Integral de Trabajo Educativo constituye un importante instrumento para todos los que intervienen en el proceso docente educativo de pre y postgrado, pues les permite organizar todo un sistema de influencias educativas a través de la actividad y la comunicación con los estudiantes, posibilitándoles realizar compromisos individuales y colectivos en correspondencia con la misión de la Institución, sus intereses y características personológicas.

El Proyecto de Trabajo Educativo es considerado un proyecto de transformación comunitaria, ya que va dirigido a la comunidad intra y extrauniversitaria. Para su desarrollo es preciso potenciar en los escenarios formativos procesos comunicativos participativos, basados en el respeto mutuo, la argumentación, el diálogo, el desarrollo de la creatividad, la flexibilidad, el compromiso social, la reflexión crítica y autocrítica, teniendo en cuenta que aún subsisten insuficiencias educativas en los estudiantes al ingresar en la universidad, así como durante su permanencia en ella, la complejidad de la sociedad cubana actual, la diversidad en el sistema de influencias sobre los jóvenes y la necesidad de formar profesionales que sean consecuentes con el proyecto social de la Revolución.

Intervienen en este proceso estudiantes, profesores, trabajadores, cuadros, dirigentes y las organizaciones políticas y de masas de los diferentes niveles de la provincia: municipios, institutos, sedes universitarias municipales y unidades de salud dirigidas metodológicamente por el Viceministerio de Docencia Médica del MINSAP. Se incluyen además los miembros de las comunidades de las diferentes áreas docentes, ya que los estudiantes a la par que aprenden, enseñan y reciben la influencia de la comunidad extrauniversitaria con sus diferentes problemas de salud, se incluyen además todas las actividades dirigidas a la educación de la cultura en su más amplia acepción (político-ideológica, intelectual, moral, estética, científica, física, entre otras) de los educandos. Es una tarea de todos, en el que influyen desde el ejemplo personal del docente hasta las relaciones personales e interpersonales con los trabajadores docentes y no docente.6

Resulta imprescindible tener en cuenta las características de nuestra universidad en la que los recursos humanos se forman en el mismo sistema que los empleará, por tanto el enfoque integral para la labor educativa debe reflejar a todos los actores del sistema de salud, que al mismo tiempo se convierten en educadores de nuestros estudiantes.

El (PITE) constituye un importante instrumento para todos los que intervienen en el proceso docente educativo de pre y postgrado, pues les permite organizar todo un sistema de influencias educativas a través de la actividad y la comunicación con los estudiantes, posibilitándoles realizar compromisos individuales y colectivos en correspondencia con la misión de la institución, sus intereses y características personológicas.

El Proyecto de Trabajo Educativo es considerado un proyecto de transformación comunitaria, está dirigido a la comunidad intra y extra universitaria. Para su desarrollo, es preciso potenciar en los escenarios formativos procesos comunicativos participativos, basados en el respeto mutuo, argumentación, diálogo, desarrollo de la creatividad, flexibilidad, compromiso social, reflexión crítica y autocrítica, teniendo en cuenta que aún subsisten insuficiencias educativas en los estudiantes al ingresar en la universidad y durante su permanencia en ella, la complejidad de la sociedad cubana actual, la diversidad en el sistema de influencias sobre los jóvenes y la necesidad de formar profesionales que sean consecuentes con el proyecto social de la Revolución.

La dinámica actual de nuestro Ministerio de Salud Pública reclama trabajar con una concepción integradora en las funciones docentes, investigativas y extensionistas, sin olvidar el nuevo contexto de la Universidad Médica, la importancia de lo asistencial que a pesar de no ser una función sustantiva, es considerada como el principio básico de la Educación Médica Superior, reconocido por nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro al expresar: "La docencia existe por la asistencia". 7

El PITE de la brigada es el instrumento de trabajo que permite organizar un sistema de influencias educativas a través de la actividad y la comunicación con los estudiantes, sobre la base de un adecuado diagnóstico individual psicopedagógico y sociopolítico. Posibilita realizar compromisos individuales y colectivos en correspondencia con la misión de la institución, sus intereses y características personológicas. Tiene como fundamento, integra todas las estructuras docentes, asistenciales, investigativas, extensionista y la política, teniendo en cuenta las nuevas condiciones históricas sociales, en aras de lograr un profesional formado con el compromiso de ofrecer sus servicios con alta calidad, altruismo y solidaridad,, por lo que "... el profesor guía y la propia brigada tiene en el proyecto educativo un arma transformadora y un indicador eficaz del trabajo de la brigada".3

Formación de valores y el Trabajo Educativo en la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río.

La Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río, en el curso 2013-2014, propicia los espacios para desarrollar actividades que permitan el fortalecimiento de valores en nuestros estudiantes a través del proceso de la extensión universitaria, donde el trabajo de los docentes juega un papel primordial. Tanto profesores como educandos conforman sus proyectos en las brigadas para de esta forma dar respuesta a los problemas en sus tres dimensiones: lo curricular, lo sociopolítico y lo extensionista.

El "enfoque integral para la labor educativa y político-ideológica en las universidades" es hoy el instrumento fundamental para este trabajo en las universidades cubanas y caracteriza, en su esencia, el desarrollo como sistema de todas las influencias educativas que tienen lugar en la comunidad universitaria. La forma de perfeccionar esta actividad constituye hoy la estrategia principal de nuestra organización.8

En documentos formativos de dicha carrera se señala que: "El objetivo de la facultad de medicina es transformar la personalidad del estudiante como comunista y médico integral, para que pueda en la práctica, con basamento teórico, resolver los problemas de la salud de la comunidad, de las familias y los individuos. Significa que el médico no solo debe egresar con una alta formación científica, sino ética y político-deológica, en correspondencia con la sociedad en que vive y con su encargo social." 9

Es un reto para las instituciones educativas la formación integral de los profesionales. La importancia de educar al hombre en los valores que sustenta la sociedad en que vive y el significado de ello en la conservación de la propia humanidad, es objeto de discusión, análisis y reflexión en foros y eventos, tanto de carácter nacional como internacional, entre los que podemos señalar: el V Congreso Internacional de Educación Superior celebrado en febrero del 2006 en La Habana, el Foro internacional sobre Educación en Valores realizado en mayo del 2006 en la Universidad Javeriana en Colombia, etc.

La sociedad demanda de la universidad cubana egresados con un desempeño profesional integral, lo que significa disponer de una sólida preparación científica y técnica, una amplia formación humanística, un pensamiento filosófico, valores sociales en general, y un alto compromiso social, lo que exige un personal docente con un alto grado de profesionalidad.

Se exige una adecuada preparación teórico-metodológica del personal docente, y en especial del profesor guía, que debe reunir condiciones especiales, entre las que se destacan en primer lugar sus convicciones ideológicas y profundo dominio de la labor pedagógica. 10

En correspondencia con este enfoque integral para la labor educativa y político-ideológica en las universidades y para verificar en qué medida en nuestra facultad se trabaja en tal sentido, nos dimos a la tarea de realizar encuestas a los principales funcionarios de los diferentes departamentos, así como también a los profesores guías, estudiantes y trabajadores, los cuales emitieron los siguientes criterios que sustentaron el desarrollo de los proyectos integrales de trabajo educativo y su contribución a la labor educativa de nuestros estudiantes en la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río:

- Fortalecer las tres dimensiones en la Universidad de Ciencias Médicas desde los diferentes escenarios docentes.

- Fomentar las actividades extracurriculares para el desarrollo de una cultura integral de los estudiantes e involucrar a los profesores.

- Realizar proyectos de investigación que respondan al banco de problemas de salud del territorio.

- Utilizar los diferentes espacios, ya sea en la clases, reuniones metodológicas, colectivos de años, reuniones departamentales, reuniones de profesores guías y otros, para fomentar la labor educativa en nuestros estudiantes.

- Incrementar las actividades de promoción se salud en los diferentes consejos populares del municipio de Pinar del Río.

- Involucrar a todo el personal docente y trabajadores en las actividades deportivas que se desarrollan en la institución.

- Incrementar cursos de superación profesional que sean de interés para los docentes y trabajadores.

- Reorientar el trabajo extensionista desde las formas organizativas del proceso docente educativo.

¿Como la extensión universitaria ha contribuido a la formación de un profesional integral en nuestra universidad?

La extensión universitaria se presenta inicialmente con un contenido reduccionista, entendiéndose solo en el plano de la cultura artística y literaria. El trabajo de extensión se realizaba solo por los dispositivos que existen en las universidades

El propio desarrollo de la extensión determinó un redimensionamiento de su contenido. Su esencia lo constituye la promoción de la cultura, en su sentido más amplio, que se desarrolla en el interior de la universidad y en su interacción con la sociedad.

El desarrollo de la extensión se realiza mediante las manifestaciones culturales y deportivas, los proyectos comunitarios y el quehacer de las cátedras honoríficas y multidisciplinarias, las tareas sociales que desarrolla nuestra facultad. 11

El Doctor en Ciencias Roberto Escalante Semerena , secretario general de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe, subrayó que en los momentos actuales ya no basta pensar que la universidad tiene que relacionarse con su entorno, sino centrarse en qué consiste esa relación, quiénes están participando en dicho contexto y cuál es la estrategia más efectiva para imbricar entornos y actores. Explicó que la universidad-sociedad requiere hoy de enfoques diferentes capaces de mutar de un paradigma asistencialista a un entorno de aprendizaje mutuos y sobre las razones para el cambio de paradigma, destacó que la universidad debe repensar su posición y función en la sociedad ante los cambios, económicos, sociales, y culturales del siglo XXI y ha de ser responsable al afrontar los nuevos retos, ya que en su esencia está ofrecer el mejor servicio posible al ciudadano. 12

La formación en los profesionales de la salud de valores compatibles con los que están socialmente institucionalizados en Cuba resulta una tarea compleja. Esos valores que brindan la base jurídica, legal y ética a la formación de los recursos humanos y al ejercicio profesional en el sector de la salud, han pasado a constituir el núcleo fundamental de la misión de la Universidad Médica Cubana, la que deberá contribuir de forma protagónica a educar a los futuros profesionales de la salud en principios que los lleven a ejercer su labor con solidaridad, responsabilidad, sinceridad, honestidad, altruismo, lealtad, amor, colectivismo y justicia, de modo que el desarrollo científico-técnico, en lugar de contribuir a la deshumanización del ejercicio profesional, sea aprovechado como un medio para respaldar el derecho universal del Hombre a la salud y el respeto a su integridad.13

Acciones del Trabajo Educativo que tributan a la formación de valores a partir del Proyecto Integral de Trabajo Educativo.

Objetivos:

- Desarrollar actividades socioculturales y políticas en la Universidad que aseguren un desarrollo armónico de los estudiantes y de la comunidad universitaria en general, para complementar el enfoque integral en la labor educativa y político ideológica.

- Lograr que la extensión universitaria sea un instrumento esencial para el desarrollo y promoción de la cultura general, como parte del enfoque integral para la labor educativa y político ideológica en las condiciones de las carreras.

Se realizaron las siguientes acciones, mostrando de ellas aquellas que representaron más del 90% de las implementadas en la institución.

Se programaron cursos sobre el trabajo educativo y actualización político-ideológica para profesores guías y claustro en general de la facultad.

Se ajustaron los Temas de los Turnos de Reflexión y Debate a la situación del cuadro epidemiológico y de salud de la provincia.

Se impartieron conferencias sobre enfermedades que contribuyen hoy a las principales causas de morbilidad en la provincia y municipios (dengue, cólera, tuberculosis, cáncer).

Se realizaron colectivos de asignaturas y años, reuniones de departamentos, de profesores guías, reuniones metodológicas, etc.

Se realizaron jornadas científicas de las cátedras honoríficas y multidisciplinarias.

Se realizaron actividades de promoción de salud, juegos y encuentros deportivos, festival de artistas aficionados y otras actividades culturales donde hubo una participación masiva de los estudiantes de las Ciencias Médicas.

Se confeccionaron folletos por parte de los estudiantes que han sido colocados en la biblioteca como material de consulta, así como otros confeccionados por los profesores, algunos de estos a presentar en la Jornada Profesoral del presente curso.

Se desarrollaron actividades y jornadas en el marco del día mundial de la lucha contra VIH-SIDA.

Se impartieron cursos cortos de Extensión Universitaria sobre varios temas humanísticos dirigidos a los estudiantes interesados de la Vanguardia "Mario Muñoz".

Se realizaron consejos de la FEU con representación de miembros del Consejo y Trabajo Educativo para analizar los problemas e inquietudes de los estudiantes, y se les dieron respuestas a los diferentes planteamientos realizados en el IX Congreso de la FEU.

Se realizaron conversatorios con diferentes personalidades del ámbito cultural y deportivo, así como también coloquios martianos y lanzamientos de libros que propiciaron el intercambio con nuestros estudiantes y profesores.

Impacto en la formación de valores del PITE en la Universidad Médica pinareña.

En relación con la dimensión curricular:

Se cumplieron en un 97% las indicaciones de las carreras sobre la enseñanza de la Ética Médica Socialista cubana.

Se programaron cursos para brindar herramientas sobre el trabajo educativo y actualización político-ideológica al 100% de los profesores guías y claustro en general de la facultad.

Se realizaron el 100% de los colectivos de asignaturas y año y a través de los mismos se analizaron los contenidos de la asignatura rectora con el objetivo de lograr la vinculación de las estrategias curriculares, siempre que fue posible.

Se logró que el 100% de los estudiantes de primer año de todas las carreras participen en la aplicación de los instrumentos para diagnosticar los elementos del conocimiento que dificultan su preparación y los elementos psicosociales que condicionan su vida en la facultad.

Se incrementó en un 10 % la participación de estudiantes en exámenes de premio y encuentros de conocimientos organizados por la Universidad.

Se dio continuidad a la alfabetización informacional para las búsquedas de carácter científico, aprovechamiento de las potencialidades de estos medios y la publicación de los resultados de las investigaciones.

Se logró que el 100% de los profesores guías cumplieran sus funciones a través de la atención y preparación integral de los mismos desde los colectivos de año y del Departamento. de TE y Extensión Universitaria para que participaran de conjunto con sus estudiantes en la ejecución del Proyecto Integral de TE.

Se incrementó el número de estudiantes y trabajos a participar en los diferentes eventos de base, provincial y nacional de la Jornada Científica Estudiantil a más del 60% de la matrícula actual.

Se mantuvo el método clínico como punto medular del trabajo metodológico en función de formar el profesional a que aspiramos.

Se logró que durante el curso escolar el 100% del claustro recibiera los cursos de preparación político- ideológica.

Se desarrollaron de forma satisfactoria los cursos de preparación político-ideológica para los estudiantes miembros del movimiento "Mario Muñoz Monroy".

Se logró que el 100% de los estudiantes seleccionados y ratificados como miembros del movimiento "Frank País García" cumplieran cabalmente con su plan de desarrollo individual.

En relación con la dimensión sociopolítica:

Se logró que todas las Instituciones de salud realizaran un proceso eleccionario de la FEU transparente, que permitió a su vez que se lograra un protagonismo, funcionamiento estable y sistemático de la organización (FEU) en la labor educativa en nuestra facultad.

Se logró que el 100% de los estudiantes, profesores y trabajadores del sector salud concientizaran, participaran y cumplieran con el Plan de Acción para Enfrentar la Subversión Político-Ideológica y el Plan para Enfrentar las Indisciplinas que pueden Manifestarse en el Sector Salud de Pinar del Río.

Se logró la realización en el 100 % de los Turnos de Reflexión y Debate con la calidad deseada.

Se logró que el 100% de los profesores de la Universidad exigieran a los estudiantes, en las diferentes actividades, el uso correcto del uniforme, empleo de las normas de educación formal, asistencia y puntualidad a las actividades programadas.

Se organizaron actividades sistemáticas de discusión y reflexión sobre actualidad y temas de interés, donde participaron estudiantes, trabajadores y personal de los servicios.

Se logró que el 100% de los estudiantes participaran en las actividades de conmemoración de las fechas históricas más relevantes.

Se logró la participación del 100% de todos los estudiantes y trabajadores en el concentrado de la defensa universitaria.

Se logró evaluar satisfactoriamente al 100% de las Residencias Estudiantiles en todas las inspecciones que se le realizaron a la misma.

Se continuó recibiendo apoyo y asesoría del Comité del Partido Comunista de Cuba, de la Central de Trabajadores de Cuba y la UJC durante todo el curso académico en todos los territorios y unidades institucionales de salud de la provincia.

Se logró un verdadero ambiente universitario caracterizado por el orden, la disciplina y el respeto a la propiedad social y la calidad de los servicios que se prestaron.

Se incrementó la dedicación al estudio por parte de los estudiantes como resultado de la apropiación consciente de su responsabilidad social y del aumento de la exigencia institucional.

Se fortaleció la labor educativa y, en especial, de formación de valores, desde lo instructivo.

Se instrumentó el desarrollo de tareas de impacto social para cada estudiante.

Se evaluó sistemáticamente el proceso de transformación de los estudiantes.

Se fortaleció la atención individualizada a los estudiantes a través de la labor del profesor guía.

Se reforzaron los mecanismos de comunicación y atención directa a la base implicando a las organizaciones políticas y de masas.

Se reflejó la superación integral de los profesores en el plan de superación profesional a todos los niveles.

Se atendió priorizadamente la enseñanza de la Historia de Cuba y del Marxismo-Leninismo, a la preparación económica, jurídica y cívica de los estudiantes y trabajadores.

Se jerarquizaron los propósitos educativos en la organización y ejecución de la educación en el trabajo y su control sistemático.

Se mantuvo un diagnóstico actualizado y permanente sobre el conocimiento real y cómo pensaron, sintieron y actuaron los alumnos y trabajadores.

Se fortaleció la educación en valores y una conducta social responsable sobre la base del trabajo preventivo, haciendo énfasis en el contenido del Programa Director para el reforzamiento de valores esenciales de la sociedad cubana actual.

Se desarrolló la ejecución de las actividades extensionistas y de promoción de salud en el centro con influencia en la comunidad y la familia a través de la consolidación del trabajo con la FEU.

Se continuó profundizando en la vida y obra de José Martí, Ernesto Guevara y Fidel Castro, como parte del programa de divulgación sobre el pensamiento martiano, fidelista y guevariano.

Se potenció el Sistema de Preparación Para la Defensa en el contexto universitario y la participación del 100% de estudiantes, profesores y trabajadores en el Bastión Universitario.

Se garantizó el éxito del principio del estudio-trabajo en la formación integral de alumnos y profesores.

Se perfeccionó la unidad de trabajo con las organizaciones y el protagonismo estudiantil.

Se garantizó el éxito del combate en el frente económico, con énfasis en la revolución energética y el ahorro, así como el seguimiento a la ejecución del presupuesto, al cumplimiento de los lineamientos y a la planificación de cada actividad en correspondencia con su costo económico

En relación con la dimensión extensionista:

Se gestionó el intercambio bidireccional Facultad-Sociedad al fomentar la promoción de salud, educación en el conocimiento de nuestras tradiciones y promoción a la integración de nuestra cultura con las de otros pueblos.

Se estableció que cada colectivo de año seleccione una asignatura para que, en los diez minutos de conversación inicial, una vez a la semana, se informe a los estudiantes la situación del cuadro epidemiológico y de salud de la provincia y municipios.

Se adecuaron los temas de los Turnos de Reflexión y Debate a la situación del cuadro epidemiológico y de salud de la provincia y los municipios según el estado de los mismos en situaciones determinadas.

Se estimularon todos aquellos que de una forma u otra se vincularon a la situación del cuadro epidemiológico y de salud en momentos determinados ante emergencias.

Se coordinaron con el Departamento de Salud Pública conferencias de extensión sobre aquellas enfermedades que constituyen hoy las principales causas de morbilidad en la provincia, municipios y áreas de salud, tanto para estudiantes como para trabajadores.

Se promovió la realización de actividades extensionistas, así como la incorporación del 100% de los estudiantes a las mismas.

Se formó al 100% de los estudiantes como promotores de salud.

Se vincularon más del 15% de los estudiantes a alguna manifestación cultural y deportiva.

Se planificó y cumplió el 100% de los encuentros deportivos.

Se vinculó a más del 30 % de los estudiantes a las actividades de las Cátedras Honoríficas y Multidisciplinarias con la presentación de dos trabajos por brigada en los eventos de las mismas.

Se desarrollaron los cursos cortos planificados de Extensión Universitaria para los estudiantes y trabajadores.

Se incrementó el desarrollo de proyectos comunitarios a los cuales se integraron estudiantes y profesores de todas las carreras de las Ciencias Médicas.

LOGROS

Resultados de encuestas que traducen satisfacción de la población en la atención primaria de salud.

Resultados obtenidos en el Fórum Nacional Estudiantil, Fórum de Historia y Evento Juvenil Martiano, que brindan los estudiantes, trabajadores y profesores en los diferentes escenarios.

Resultados excelentes en el trabajo realizado por la cátedra de familia y el incremento de estudiantes y profesores con una participación muy positiva.

Opinión favorable de las comunidades en las cuales se han realizado actividades de promoción de salud con participación estudiantil y profesores de nuestra universidad.

Alto protagonismo estudiantil en las Jornadas Científico-estudiantil y Profesoral.

Creación de la página Web de la cátedra de Bioética, así como la creación de la cátedra del Adulto Mayor y Nutrición Básica Clínica.

Se logró incorporar mayor número de estudiantes y profesores a las cátedras y realizar activo de alumnos ayudantes en diferentes escenarios docentes.

 

 CONCLUSIONES

Para poder confeccionar un PITE encaminado a formar valores en los estudiantes de la facultad de ciencias médicas es necesario involucrar a todo el personal que interviene en el proceso de su formación, elemento vital para garantizar el éxito del cumplimiento del Plan de TE que se elabore en cada brigada; asimismo es importante que este personal esté identificado con los valores inherentes al personal de la salud y que se desean formar.

Los docentes también requieren de un elevado dominio de la comunicación educativa, de técnicas participativas, y de instrumentos que midan la motivación inconsciente en el estudiante. Estos deben inculcar, mediante ejemplos, vivencias personales y situaciones profesionales vividas por los alumnos, la necesidad de incluir en su sistema de valores los que han sido propuestos para lograr el éxito en el desempeño profesional.

El Proceso Integral de Trabajo Educativo de la brigada constituye un instrumento eficaz que propicia la formación de valores éticos en los estudiantes universitarios de las ciencias médicas.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Lineamientos del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. 1ro de noviembre de

2010. http://www.actaf.co.cu/biblioteca/proyecto-de-lineamientos -de-la-politica-economica-y-social-en-cuba.html

2. Macías Corrales R, Iglesia Pérez I, Veloz Malcolm N. Efectividad del proyecto educativo en la formación de estudiantes de salud. Revista electrónica de la Agencia de Medio Ambiente [Internet]. 2012 [citado 1ene 2015]; 22: [aprox. 14 p.]. Disponible en: http://ama.redciencia.cu/articulos/22.08.pdf

3. Ilizástigui Dupuy F. Sitio Web de la Sociedad Cubana de Educadores en Ciencias de la Salud

La formación de los estudiantes de las carreras y de las residencias de los profesionales de la salud. La Habana: SOCECS; 2010. Disponible en: http://files.sld.cu/sccs/files/2010/10/educacion -medica-pre-y-posgrado.pdf

4. Lías Pupo Y M, Cisneros Babastro M. Propuestas metodológicas para la formación de valores en un año académico. Revista Cuadernos de Educación y Desarrollo [Internet]. 2011 jun [citado 23 junio 2015]; 3(28): [aprox. 9 p.]. Disponible en: http://www.eumed.net/rev/ced/28/cpcb.htm

5. Miguel A. Serra Valdés. El trabajo educativo en la Universidad de Ciencias Médicas en el contexto histórico actual. Rev Haban Ciencias Médicas [Internet]. 2013 [citado  2015  Ene  01]; 12(4): [aprox. 12 p.]. Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/1804/180429299016.pdf

6. Lafaurié Ochoa Y, Garrido Lena L, Figueredo LLera R, Cossio Figueroa R N, González J F, Flores Rodríguez M, et al. Manual Metodológico para el Trabajo Educativo y la Extensión Universitaria. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2009. Disponible en: http://instituciones.sld.cu/fcmfajardo /files/2014/06/trabajo-educativo.pdf

7. Rudisnel Macías Corrales, Ismari Iglesia Pérez, Nelifer Veloz Malcolm. Efectividad del proyecto educativo en la formación de estudiantes de salud. Rev electrón Agen Med Ambient [Internet] 2012 [citado 23 junio 2015]; 22: [aprox. 14 p.]. Disponible en: http://ama.redciencia.cu/articulos/22.08.pdf

8. De Armas García R, Aparicio Albelo A G, García Gómez N I. Influencias educativas para la formación de valores éticos desde elPITE de la brigada. Conv salud [Internet]. 2015 [citado 1 enero 2015]: [aprox. 4 p.]. Disponible en: http://www.google.com.cu/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&ved=0CCYQFjAB&url=http%3A%2F%2Fwww.convencionsalud2015.sld.cu%2Findex.php%2Fconvencionsalud%2F2015%2Fpaper%2Fdownload%2F377%2F382&ei=GOyCVfrPBeTjsAT8loGgDg&usg=AFQjCNFJOvBaEQn7pl5rx Hcb2zA8bPlQow&bvm=bv.96041959,d.cWc

9. Vela Valdés J, Salas Perea R, Quintana Galende M L, Perez Hoz G. Los planes de estudio de medicina en Cuba de 1959 a 2010. La Habana; 2010. Disponible en: http://www.google.com.cu/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&uact=8&ved=0CCcQFjABahUKEwihsfOGgO3HAhWMXh4KHVRnDpI&url=http%3A%2F%2Fwww.convencionsalud2015.sld.cu%2Findex.php%2Fconvencionsalud%2F2015%2Fpaper%2Fdownload%2F1087%2F4 46&usg=AFQjCNF1XRmJe6RXvGghGP8HCvNwP2XJZw&bvm=bv.102022582,d.dmo

10. Socarrás Sánchez S. Manual del profesor guía para el perfeccionamiento delTE. Rev Hum Med  [Internet]. 2011  Ago [citado  2015  ene  01] ;  11(2): [aprox. 14 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727 -81202011000200008&lng=es

11. Veliz Gutiérrez J A, Pérez Díaz N, Fernández Montequín Z, Veliz Martínez D, Concepción Pérez N S. La Extensión Universitaria y la Promoción de Salud en la Atención Primaria, Universidad Médica de Pinar del Río. Rev Ciencias Médicas   [Internet]. 2011  Dic [citado 1 enero 2015]; 15(4): [aprox. 12 p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_pdf&pid=S1561 -31942011000400018&lng=es&nrm=iso&tlng=es

12. Redacción nacional. XIII Congreso Latinoamericano de Extensión Universitaria. Vinculación, Entornos, Sociedad. La habana. Cuba Post. 2 junio 2015; Secc. (Col. 2). Disponible en: http://www.congresoextension.mes.gob.cu/

13. Mugarra Romero Carmen Gisela, Pérez Rodríguez Héctor, Bujardón Mendoza Alberto. Consideraciones sobre la educación en valores a través de los medios de enseñanza-aprendizaje. Rev Hum Med  [revista en la Internet]. 2011  Dic [citado  2015  Nov  10] ;  11(3): 538-558. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727 -81202011000300009&lng=es.


Yaquelín Pérez Martínez: Licenciada en Idiomas y Lenguas Extranjeras. Asistente. Metodóloga de Trabajo Educativo.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2016 Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río