Hacer más pediatras a los hematólogos y más hematólogos a los pediatras, un sueño hecho realidad

CARTA AL DIRECTOR

 

Hacer más pediatras a los hematólogos y más hematólogos a los pediatras, un sueño hecho realidad

 

Make more pediatricians to hematologists and more hematologists to pediatricians, a dream come true

 

 

Estimado profesor:

En 1981 se inició en el Hospital Pediátrico Provincial Docente Pepe Portilla de Pinar del Río, el trabajo institucional propio para los pacientes hematológicos.

Una de las primeras acciones fue la integración del servicio al Grupo Latinoamericano de Tratamiento de las Hemopatías Malignas (GLATHEM), lo que permitió la aplicación de 10 protocolos terapéuticos y la participación en proyectos ramales del Ministerio de Salud Pública cubano e internacionales, bajo la rectoría del Instituto Nacional de Hematología e Inmunología con la presentación de los resultados en eventos nacionales e internacionales, y publicados en revistas indexadas del país y del exterior.

El servicio de Oncohematología, cuenta con 14 habitaciones de aislamiento, estación de enfermería, cámara de flujo laminar, un área multipropósito dedicada a la labor médica, la docencia y el trabajo en grupos con los enfermos, una consulta de evaluación médica y para admisión de los pacientes, además del servicio de quimioterapia ambulatoria, todo con el respaldo de un calificado laboratorio equipado para esos propósitos.

El servicio está integrado a la docencia de pre y posgrado de la institución, en la formación de residentes de Pediatría y Hematología con destacado desempeño por su labor científica e investigativa. Participó en el proyecto internacional de atención al paciente hemofílico, en varios ensayos terapéuticos; en el proyecto ramal sobre alteraciones hemostáticas en el síndrome de Elhers-Danlos tipo III, y en la evaluación de la amiloidosis en las complicaciones del paciente con drepanocitosis, lo que ha contribuido a la elevación de la calidad de la asistencia de los enfermos tributarios de atención en sus instalaciones.

En 2012, un paso consecuencia del incremento de su ascendente calificación docente, asistencial e investigativa, dio lugar al diseño de la maestría "Atención integral al paciente con enfermedades hematológicas crónicas" con el objetivo estratégico de hacer más pediatras a los hematólogos y más hematólogos a los pediatras, en su perfil asistencial tanto para la atención primaria como secundaria, incluida la asistencia a las complicaciones graves como consecuencia propia de trastornos de las entidades oncohematológicas pediátricas.

La estructura curricular tuvo 11 módulos con una duración de 196 horas cada uno.

  1. Metodología de la investigación.

  2. Promoción y educación para la salud.

  3. Semiología y diagnóstico de las enfermedades hematológicas.

  4. Evaluación psico-social del paciente hematológico crónico.

  5. La genética de las enfermedades hematológicas en Pediatría.

  6. Mecanismos inmunológicos en las hemopatías.

  7. Diagnóstico, tratamiento y seguimiento de las anemias hemolíticas.

  8. Manejo de los principales trastornos de la coagulación en la edad pediátrica.

  9. Aspectos básicos del manejo del paciente pediátrico con aplasia medular y hemopatías malignas.

  10. Cuidados intensivos en el paciente hematológico.

  11. Diagnóstico y manejo terapéutico de las urgencias hematológicas.

El comité académico de la maestría lo conforman nueve miembros; cuatro doctores en ciencias médicas y de la salud, siete especialistas de segundo grado en Pediatría, Hematología, Genética e Inmunología y Medicina Interna e Intensiva, nueve profesores con categoría docente principal de titular y auxiliar e igual número con maestrías científicas, seis de estos con categoría investigativa de titular, auxiliar y agregado.

La maestría, primera de su tipo diseñada en la provincia y aprobada en el Consejo de programas pos graduales de la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río, aunó un destacado esfuerzo de los cursistas matriculados, que la cursaron y aprobaron sin apartarse de sus funciones asistenciales y las obligaciones y responsabilidades derivadas de ellas, con elevado nivel científico y rigor en el cumplimiento de las actividades planificadas, junto a una activa participación en las numerosas evaluaciones sistémicas del programa.

Las modalidades de memoria escrita aprobadas por el comité académico fueron tesis y monografías; el programa de cada uno de los cursos, incluyó actividades de revisión, discusiones de caso clínico, paneles de presentación y otras modalidades docentes que incentivaron la demostrada labor independiente alcanzada por cada maestrante.

La matrícula ascendió a 25 profesionales de los cuales culminaron como graduados 20; seis pediatras, tres neonatólogos y psicólogos, dos enfermeros e igual número de hematólogos, y un oncólogo, intensivista, genetista y oftalmólogo respectivamente.

Del total de memorias escritas defendidas, tres fueron monografías (Anemia hipoplásica congénita de Blackfan-Diamond; Nutrición en el paciente oncohematológico, y Caracterización clínica y manejo del síndrome de Elhers-Danlos. Tesis 17, de las cuales siete se relacionan con aspectos psicológicos (seis con pacientes leucémicos y una con hemofilia), el resto con otras enfermedades hematológicas crónicas.

El 35% de las investigaciones defendidas estuvieron dirigidas a aspectos psicológicos de los pacientes, por la relación con la expectativa de sobrevida prolongada y curación alcanzados en los enfermos con leucemia y otros tumores en el servicio, por la elevada supervivencia y calidad de la atención brindada actualmente a pacientes hemofílicos y con anemia drepanocítica. Es de reconocido conocimiento que el abordaje "intuitivo" del médico de asistencia en la atención psicológica a estos enfermos muestra insuficiencias, tanto por su intensidad de tiempo y esfuerzo dedicado al paciente como por sus complejidades.

Las salidas prácticas propuestas como actividades educativas, manuales, monografías y guías de acción para diagnóstico y seguimiento serán incluidas en el programa de actividades científicas de la dirección docente del hospital y otras instituciones durante el próximo año, tales como:

Talleres

  • Manejo del paciente pediátrico con sospecha o diagnóstico de linfoma.

  • Manejo del paciente con íctero precoz por isoinmunización ABO.

  • Complicaciones de la leucemia aguda.

Cursos post-grado

  • Evaluación oftalmológica del paciente pediátrico con leucemia infantil.

  • Leucemia linfoide aguda. Un reto diagnóstico para el pediatra.

  • Estrategia de intervención educativa sobre diagnóstico, fisiopatología y manejo del paciente con anemia hemolítica autoinmune.

 

Asesoramiento genético para pacientes que padecieron leucemia aguda infantil

Protocolos

  • Diagnóstico, clasificación y manejo de la trombocitopenia en el neonato.

  • Intervención psicológica mediante logoterapia.

  • Prevención, diagnóstico y manejo de la malnutrición por defecto en los pacientes con enfermedades oncohematológicas.

  • Intervención educativa de apoyo psicológico para la familia de convivencia en período de duelo

  • Intervención educativa para el manejo de las reacciones psicológicas en niños hospitalizados por enfermedades oncohematológicas.

Manuales

  • Diagnóstico y tratamiento de las enfermedades hematológicas graves.

  • Reacciones post-transfusionales.

Uno de los resultados de la maestría es lograr la publicación derivadas de sus proyectos iniciales y resultados que responden a necesidades identificadas del servicio, la especialidad y la institución con proyección estratégica para la elevación de la calidad de los servicios y a la población diana, 19 en el número especial de la Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río dedicado a la Oncohematología pediátrica en la provincia.

En ella se incluyen artículos que como parte de los requisitos para la obtención del título de máster, fueron confeccionados por sus autores, tutores y otros especialista como colaboradores, que a nuestro criterio y orgullo, constituyen, junto a la elevación del nivel científico e investigativo de los maestrantes y de sus instituciones, el más relevante objetivo alcanzado con la culminación de esta modalidad de postgrado cerrando el ciclo de la proyección investigativa asistencial al responder a la institución en favor de la elevación de la capacidad científica de su capital humano y de la calidad a ofrecer en la asistencia médica a la población.

Un imprescindible reconocimiento para el personal del servicio del escenario, de los departamentos involucrados y de aquellos silenciosos que son garantes de la higiene, mantenimiento, logística, gestión junto a los directivos del centro por su seguimiento y sostén para alcanzar un exitoso final.

Comenzar fue toda una utopía; avanzar, un reto, y culminar con plena satisfacción del esfuerzo colectivo: un sueño hecho realidad.


Dra. Mirta Caridad Campo Díaz
Coordinadora
Especialista de Primero y Segundo Grado en Hematología
Especialista de Primer Grado en Pediatría
Máster en Atención Integral al Niño
Profesora Consultante y Auxiliar


Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2017 Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río