INTRODUCCIÓN

Artículos de actualidad en las ciencias sociales, humanidades y pedagógicas

 

Enrique Canals Infante, insigne estomatólogo pinareño en la guerra de independencia

 

Enrique Canals Infante: prominent dentist of Pinar del Río in the War of Independence

 

 

Angélica María León González1*http://orcid.org/0000-0001-6161-6093

Elvira María González Fernández1 http://orcid.org/0000-0003-1140-4556

José Abel Palacios Díaz1http://orcid.org/0000-0001-8413-3764

1Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Rio. Pinar del Río, Cuba

*Autor para la correspondencia: angelica.leon99@nauta.cu

 

 

Recibido: 6 de mayo 2019
Aceptado: 9 de septiembre2019
Publicado: 1 de noviembre 2019


RESUMEN

Introducción: en momentos cruciales de la nación cubana estuvieron presentes los estomatólogos que, por incorporarse a la lucha independentista, dieron su paso al frente para estar al lado del deber.
Objetivo: la contribución de la actividad independentista de Enrique Canals Infante durante la época colonial, al desarrollo de la nación cubana y a la formación del modelo del profesional de la carrera de Estomatología.
Métodos: se realizó una investigación histórica sustentada en el método materialista-dialéctico. Dentro del nivel teórico se emplearon métodos como el de análisis-síntesis, inducción-deducción e histórico-lógico. En el nivel empírico se realizó el análisis documental de 14 artículos bibliográficos procedentes de diferentes bases de datos, en el período de diciembre a enero 2019.
Conclusiones: Enrique Canals Infante es un patriota insigne de la estomatología pinareña. Las características de la etapa colonial en Cuba y en Pinar del Río fueron determinantes para su actividad independentista, significativa en la formación de la nacionalidad cubana. Su actuar trascendió a la obra de otros revolucionarios como Isabel Rubio y Antonio Maceo, desde su espíritu de lucha contra la dominación extranjera. Los estudiantes de Estomatología son formados en los valores de patriotismo y humanismo heredados de figuras distintivas de la profesión como este héroe, con notables aportes al proceso de liberación nacional que lo convierte en un modelo a seguir para las presentes y futuras generaciones de vueltabajeros.

DeCS: HISTORIA; ODONTOLOGÍA; ESTUDIANTES; HISTORIA DE LA ODONTOLOGÍA; INVESTIGACIÓN. 


ABSTRACT

Introduction: at crucial moments in the Cuban nation, dentists were present who, by joining the independence struggle, stepped forward to be on the side of duty.
Objective: the contribution of the independence activity of Enrique Canals Infante during the colonial era to the development of the Cuban nation and to the training of a model of professional in dentistry studies.
Methods: a historical research was carried out based on the materialistic-dialectic method. Within the theoretical level, methods such as analysis-synthesis, induction-deduction and historical-logical were applied. At the empirical level, the documentary analysis of 14 bibliographic articles from different databases was carried out between December and January 2019.
Conclusions: Enrique Canals Infante is an outstanding patriot of Pinar del Río dentistry specialty. The characteristics of the colonial period in Cuba and in Pinar del Río were determinant for his significant independence activity in the development of Cuban nationality. His actions transcended the work of other revolutionaries as Isabel Rubio and Antonio Maceo, from his spirit of struggle against foreign domination. Dentistry students are trained in the values of patriotism and humanism inherited from distinctive figures of the profession such as this patriot, with notable contributions to the process of national emancipation; building a model to be followed for the present and future generations of Pinar del Río citizens.

MeSH: HISTORY; DENTISTRY; STUDENTS; HISTORY OF DENTISTRY; RESEARCH.


 

 

INTRODUCCIÓN

En el proceso histórico cubano siempre ha estado presente el sector de la salud y muy en particular, la Estomatología. Esta especialidad de las Ciencias Médicas, un tanto minimizada en sus comienzos al ser ejercida por personal no profesional, sobre todo barberos, flebotomianos y muchos charlatanes, con el paso del tiempo, ha ocupado por el esfuerzo de los vinculados a la misma, el lugar que le corresponde como especialidad médica, con toda la dosis de cientificidad que ello implica.

Esta reputación no solo emana de su quehacer científico, sino también porque no ha estado ajena a la lucha que ha sostenido el pueblo cubano en cualquiera de las etapas de combate, desde el enfrentamiento al dominio español. Los estomatólogos de una forma u otra se vieron involucrados en la rebeldía perenne del pueblo, al conformar, también, la nacionalidad cubana.(1)

El estudio de la Historia de Cuba es uno de los elementos básicos para la formación y desarrollo de la conciencia nacional. El mayor conocimiento de personalidades, hechos pasados, éxitos y fracasos del pueblo cubano, contribuye no solo a la recreación de la memoria histórica de las generaciones presentes y futuras, sino que es también base primordial de la voluntad de resistir y avanzar en la construcción del proyecto socialista cubano, heredero de lo mejor de las tradiciones revolucionarias de la nación y del mundo.(2)

El conocimiento sobre la historia es una necesidad, no puede haber historia nacional si no existe historia local. No es posible concebir un miembro de una comunidad social sin el conocimiento preciso de su historia. Esto, le permitirá amar sus raíces, comprender el presente y ayudar conscientemente a forjar el futuro de su país y de la humanidad.(3)

El hecho de que los autores de la investigación están comprometidos con el lugar donde nacieron, constituyeron fuertes motivaciones para realizar este estudio, con el objetivo de valorar la contribución de la actividad independentista de Enrique Canals Infante durante la época colonial, al desarrollo de la nación cubana y a la formación del modelo del profesional de la carrera de Estomatología.

 

DESARROLLO

El surgimiento del movimiento de liberación nacional cubano tuvo profundas causas de origen interno que enmarcaron, viabilizaron e imprimieron no pocas de sus especificidades. Sin una comprensión de las principales razones que lo desataron, el combate anticolonial, y su plasmación histórica, no pueden ser comprendidos a cabalidad.

Factores de tipo interno, tales como el creciente grado de explotación colonialista que España ejercía sobre Cuba, manifestado sobre todo a través de la excesiva cantidad de impuestos; la imperiosa necesidad histórica de abolir la esclavitud; el creciente desarrollo del sentimiento nacional autóctono, que distanciaba a la Isla cada vez más de su metrópoli; y la madurez patriótica alcanzada por ciertos sectores terratenientes del centro-oriente cubano, que les permitió comprender la importancia de desatar una revolución anticolonial, se hicieron determinantes a la hora de comenzar la preparación del alzamiento del 10 de octubre de 1868.(4)

La ampliación de las medidas abusivas adoptadas por el gobierno de Madrid contra los cubanos, se entrelazaba con otros factores que hacían insostenible la situación de la población criolla. Siguió en estado crítico la producción cafetalera, y los precios del azúcar sufrieron un descenso notable. Las deudas de los hacendados crecieron y muchos obreros, artesanos y empresarios se vieron obligados a emigrar del país. En contraste, la administración colonial extraía de Cuba cuantiosas ganancias, sin revertir una parte razonable de ellas en el desarrollo del país.

En el año 1862, por ejemplo, solo se dedicó el 3 % del presupuesto insular a obras de fomento nacional. Por otra parte, la abrumadora mayoría nativa carecía de derechos políticos, mientras la insignificante minoría peninsular manejaba la Isla a su capricho. De ahí que la frustración de las últimas esperanzas reformistas vino a ser el detonante de esta situación.(5)

Durante estos años la producción tabacalera era una actividad en pleno ascenso económico que reportaba las mayores ganancias para los vegueros, intermediarios, comerciantes y propietarios que de manera directa o indirecta se beneficiaban de la aromática hoja. Los sectores más humildes de Pinar del Río, sobre todo los vegueros pobres, tienen una situación económica y social mucho más privilegiada que los de la región centro-oriental, entre otros casos porque el tabaco que cultivan tiene un valor que duplica el precio del cosechado en Vueltarriba.(6)

El proceso conspirativo antiespañol, desarrollado a partir de 1867, tuvo espacio en la región del centro-oriente cubano, con especial fuerza en Bayamo, Manzanillo y el Camagüey. A pasos acelerados, la Revolución ampliaría su escenario en la zona oriental, solo faltaba ya la incorporación de Occidente. Esta región, centro del poder español en Cuba, no contaba con un espacio geográfico favorable al combate.

La situación revolucionaria que en ella se fue creando se vio obstaculizada por la avenencia solapada del integrismo español, o sea, la intransigencia absoluta de los colonialistas beneficiados con la explotación de Cuba y la burguesía esclavista occidental, que se consideraban liberal, aterrada ante un movimiento revolucionario que pusiese en crisis sus intereses de clase. La consolidación de un alzamiento en Occidente no se efectuaría en los diez años de lucha. La burguesía occidental desempeñó un papel antinacional.(4)

El estallido independentista el 10 de octubre de 1868 tuvo una profunda repercusión en la sociedad cubana; desde los primeros momentos el estado de opinión se divide a favor o en contra de la revolución. En Pinar del Río estos hechos se manifestaron en correspondencia con las condiciones existentes, donde predominó el sentimiento españolizante, aunque fueron numerosas las manifestaciones de patriotismo de los vueltabajeros. Ante la posibilidad de alzamientos fueron reforzadas las tropas españolas en Pinar del Río; por aquellos días Agustín de Santa Rosa creaba las condiciones desde La Habana para encabezar una partida armada en Vueltabajo, por lo que existía en el territorio un estado de inquietud ante la posibilidad de la acción de los partidarios de la independencia.(7)

En el Archivo Estatal Provincial de Pinar del Río quedaron registrado supuestos intentos subversivos, solo por una sospecha o una información mal intencionada. Las medidas represivas, si bien manifestaban la forma de actuar de las autoridades, también eran una prueba evidente de que había hombres en Vueltabajo dispuestos a luchar por la independencia de Cuba. A principios de 1869 era conocido el movimiento conspirativo en San Cristóbal, Guanajay, Candelaria, Guane, San Juan y Martínez y San Luis.(6)

Entre los jóvenes del poblado de Guane que apoyaron el alzamiento de Céspedes en La Demajagua el 10 de octubre de 1868, estuvo Enrique Daniel Francisco Javier Canals Infante.(8)

Nació en la villa de Guane, Pinar del Río, el 3 de diciembre de 1849. Desde muy joven manifestó su rechazo al colonialismo español y a su oprobiosa esclavitud. Se graduó de Doctor en Cirugía Dental, en el Colegio Dental de Filadelfia. El 25 de noviembre de 1878 revalidó su título de cirujano dentista en la Universidad de La Habana. En ese mismo año se le despachó la carta título autorizada, con el visto bueno del rector y el sello de la Universidad.(8)

Perseguido por sus ideas revolucionarias, huyó a los Estados Unidos. Desde la emigración, Canals trabajó con intensidad en la organización de varias expediciones mambisas para trasladar pertrechos y hombres a Cuba.(9)

En octubre de 1873, se enroló en la expedición del Virginius que partió de Jamaica y fue capturado por los españoles. Dice Adolfo Dollero: "que habiéndose arrancado las insignias de su grado, cuando el buque fue apresado, lo confundieron con un simple soldado; habiendo salvado la vida."(9)

El riesgo corrido no lo amilanó y poco después tomó parte en otra expedición que tuvo mejor suerte. Su clarividencia lo convirtió en uno de los conspiradores más sagaces, por la facilidad que tenían de penetrar y tocar el tema de la tempestad próxima a desencadenarse.(9)

Mostró inagotable capacidad organizativa, tenía en sus manos las redes de la estructura militar secreta dentro de la Isla, así como la adquisición, almacenamiento y distribución de las armas y demás equipos bélicos en las expediciones de las cuales participó como organizador.(8)

Por su destreza y conocimientos fue ayudante personal y secretario de guerra del Mayor General Vicente García, El León de Las Tunas, al participar en varias acciones a su mando, entre ellas redactó el Manifiesto de Santa Rita (10)

A finales de febrero de 1878, Máximo Gómez apuntó en su Diario de Campaña: "Sólo están dispuestos a acompañarme y salir del país: Rafael Rodríguez, Enrique Collazo, Enrique Canals, Grocio Prado y José Bonilla, estos últimos, dos jovencitos que no he querido dejar, hijos del presidente Prado, de la República del Perú."(9)

El coronel Canals estuvo en la gloriosa Protesta de Baraguá, el 15 de marzo de 1878, fue hombre allegado al Titán de Bronce y formó parte de los últimos grupos que permanecieron en la manigua. Vencida toda resistencia viajo a Jamaica. No obstante, algunas fuentes señalan que salió del país 6 de marzo de 1878 con el grupo que acompañó al Mayor General Máximo Gómez.(9)

En 1880, las ideas independentistas de Isabel Rubio se mantenían vivas en su familia. La misma Isabel sostenía relaciones con antiguos miembros del Ejército Libertador, algunos de los cuales habían emigrado a Guane durante la pasada contienda. En el círculo de amistades se incluyó el ex coronel del Ejército Libertador en la guerra de 1868, Enrique Canals, quien logró además atraer el interés de María Isabel de Loreto, "Belita", hija de Isabel Rubio.(11)

Canals se casó con María Isabel Gómez Rubio, en Paso Real de Guane, actual poblado Isabel Rubio según consta en el libro 11, folio 24 No.99, su fecha de casamiento fue el 20 de diciembre de 1880. Isabelita como la nombraban, era la hija de la revolucionaria y conspiradora Isabel Rubio Díaz, líder del movimiento independentista en esa región. El matrimonio emigra del país y residen en Cayo Hueso en los Estados Unidos, de la unión no hubo descendencia.(12)

Isabel Rubio inició sus viajes a Cayo Hueso bajo el pretexto exclusivo de visitar a su hija. En realidad, sus viajes la convertían en una agente directa de los planes conspirativos de la emigración con vista a la preparación de la nueva contienda. De dicho movimiento surgió el intercambio directo con José Martí, Máximo Gómez y Antonio Maceo.(11)

Al mismo tiempo, en la emigración se hacia sentir la actividad de los Rubio y sus allegados. Sobre todo, el yerno de Isabel, Enrique Canals, establecido en Cayo Hueso como dueño de una fábrica de tabaco, era un participante activo de los clubes patrióticos, realizaba acciones de recaudación de fondos, entre otras actividades para la causa independentista. Belita, la hija de Isabel, integraba el Club femenino "Protectoras de la Patria", junto a otras 104 mujeres. Los viajes de Isabel Rubio a Cayo Hueso se sucedían. En 1885 se señala su encuentro con José Martí en Nueva York.(11)

Canals realizó una notable labor independentista y patriótica durante la emigración, hasta su enfermedad y muerte de repentina locura, en la Cuidad de La Habana el año 1893. Aunque no pudo participar en la contienda de 1895, su legado y su ejemplo quedaron vivos para la historia, y es recogido como el estomatólogo pinareño que abandonó sus beneficios como profesional para ponerse a las filas, donde más la patria lo necesitaba.(12)

Enrique Canals participó junto a Maceo en las actividades por la liberación de la patria desde la emigración, por lo que se estableció una gran amistad basada en ideales afines. Canals le pide a Maceo que si alguna vez llegaba a Guane podía ir a la casa de su familia, para ello le dio una carta de su puño y letra dirigida a su hermano Don Sebastián Canals. El 20 de enero de 1896, todo Guane espera con ansias un hecho de enorme importancia histórica, la entrada del invicto paladín de las guerras independentistas Antonio Maceo, durante la Invasión a Occidente.

En Paso Real de Guane lo esperaba un escuadrón de caballería formado por pinareños, donde había algunos vecinos de Guane que conocían a don Sebastián, es de suponer que ellos le indicaron al Lugarteniente donde vivía el hombre para el cual portaba una carta. Sebastián en persona los recibe en su casa. Conversa con Maceo, que le entrega la misiva. Antonio ni fuma, ni bebe alcohol o café, pero algunos de los hombres que lo acompañan aceptan el brindis que se había preparado. Traen dos heridos y Canals propone que los dejen al cuidado de la familia.(13)

También le ofrece que se quede a dormir. Al oír aquello su ayudante Panchito Gómez Toro, busca un lugar propicio para fijar dos fuertes clavos que han de servir para que, si su jefe decide aceptar, pueda colgar su hamaca de campaña. Pero Maceo no duerme allí, deja los heridos, prosigue y se adentra en el poblado. La casa situada a la entrada del pueblo de Guane fue uno de los puestos de asistencia médica en Vueltabajo.(13)

Un hecho poco conocido, de notable connotación histórica, es que el 21 de febrero de 1896 los guaneros que habían recibido como hermanos a los gloriosos invasores mambises, ante el peligro de que el pueblo fuera tomado por los españoles prefirieron darle fuego y la única casa que no se quemó fue la casa de los Canals. La vivienda, hoy en ruinas y declarada zona protegida por su gran valor histórico en Vueltabajo, es Monumento Nacional y conserva en los párales de la puerta los clavos que Panchito Gómez Toro hundió para que Maceo colgara su hamaca de campaña.(13)

Las circunstancias históricas obligan a priorizar la educación en valores de las presentes y futuras generaciones, en particular en lo relacionado con el patriotismo. El tratamiento de la vida y obra de nuestros próceres, ejemplo de patriota, revolucionario, adquiere importancia capital en la consecución de esos propósitos.(11)

El modelo del profesional en la carrera de Estomatología en la actualidad emana del ejemplo de profesionales como Enrique Canals Infante. El Estomatólogo General fue un profesional con competencias diagnósticas, terapéuticas, comunicativas, formativas, administrativas y de investigación e innovación; capaz de brindar una atención estomatológica integral y además portador de valores éticos, humanísticos y patrióticos.(14)

En particular, los valores asociados al patriotismo se identifican con la necesidad de ubicar en un primer plano los intereses de la patria al precio de sacrificios personales, sobre la base de la lealtad a las raíces históricas, al presente que se construye en beneficio de todos y a las aspiraciones futuras de la colectividad humana, tanto del país como de la humanidad.(11)

Los firmes cimientos de la Revolución de hoy constituyen una garantía de que habrá historia en el futuro, hecha por las venideras generaciones, quienes deben prepararse bien desde la raíz, saber nuestras razones, quiénes somos, de dónde venimos, para ir hacia lo mejor y más justo en el mundo de estos tiempos.(15)

 

CONCLUSIONES

Enrique Canals Infante fue influenciado por las características de la etapa colonial cubana y la situación existente en la provincia, se formó como insigne patriota dentro de la estomatología pinareña. Su actuar trascendió a la obra de otros revolucionarios como Isabel Rubio y Antonio Maceo, desde su espíritu de lucha contra la dominación extranjera y el sentido del deber. Los estudiantes de estomatología son formados en los valores de patriotismo y humanismo heredados de figuras distintivas de la profesión como este héroe, con notables aportes al proceso de liberación nacional, que lo convierte en un modelo a seguir para las presentes y futuras generaciones de vueltabajeros.

 

Conflicto de intereses

Los autores declaran que no existe ningún conflicto de intereses.

 

Contribución de los autores

Los autores contribuyeron de igual medida en la confección del estudio.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFÍAS

1. Hernández Salgado AM, Clark Silot M, Menéndez Laria MA, Olivera Valdés M. Estomatólogos cubanos en las guerras contra el colonialismo español: momentos cumbres. Rev Haban Cienc Méd [Internet]. 2013 [citado 16/01/2018]; 12(Supl-5): [aprox. 8p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-519X2013000500003

2. Laguardia Martínez J. La clase seminario "José Martí: vida y obras revolucionarias. El ideario martiano". Una propuesta docente-metodológica. Revista Pedagogía Universitaria [Internet]. 2008 [citado 16/01/2018]; 13(5). Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/261758791_La_clase_seminario_Jose_Marti_Vida_y_obra_revolucionarias_El_ideario_martiano_Una_propuesta_docente-metodologica

3. Enríquez Clavero JO, Castellón Sarduy MB, Sarduy Gálvez RM, Elizundia Villavicencio AM, Castillo Viera S. Primeros apuntes sobre la historia de la estomatología en Quemado de Güines.Rev Cubana Estomatol [Internet]. 2015 [citado 13/01/2018]; 52(4). Disponible en:   http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75072015000400011

4. Torres-Cuevas E, Loyola Vega O. Historia de Cuba 1492-1898. Formación liberación de la nación. 3ra ed. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 2006.  

5. Cantón Navarro J. Historia de Cuba: El desafío del yugo y la estrella. La Habana: Editorial Pueblo y Educación; 2005.

6. Rodríguez Díaz JC. Síntesis de la historia de Pinar del Río. Cuba: Ediciones Loynaz; 2012.

7. García del Pino C, García C. Comandante General de Vueltabajo. La Habana: Editorial Ciencias Sociales; 1990. p. 27-8.

8. Delgado García G. Cuadernos de Historia de la Salud Pública. Cuad Hist Salud Pública [Internet]. 2008 Ene-Jun [citado 01/01/2018]; (103). Disponibleen:http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0045-91782008000100021

9. Diccionario Enciclopédico de Historia Militar de Cuba (1510-1898). t-1. La Habana: Centro de Estudios Militares de las FAR; 2006.

10. Marrero VM, García V. Leyenda y realidad. La Habana: Editorial de Ciencias Sociales; 1992.

11.González Ribera PL, Hernández Rodríguez D. Isabel Rubio patriota y educadora social. Pinar del Río, Cuba: Ediciones Loynaz; 2014.

12. Giniebra Giniebra E. Información basada en testimonios personales obtenidos mediante entrevistas realizadas por los autores. Pinar del Rio,Cuba; 2018.

13. Rodríguez Herrera M. Cuando Maceo entro en Guane. Periódico Guerrillero; 15 de Enero 1986.

14.Síntesis del plan de estudio de la carrera de Estomatología [Internet]. La Habana: Universidad Ciencias Médicas de la Habana [citado 16/01/2018]. Disponible en: http://instituciones.sld.cu/ucmh/estudios-academicos-autofinanciados/plan-de-estudio-de-la-carrera-de-estomatologia/

15.Medina Téllez MA. La historia de Cuba pertenece al pueblo [Internet]. ACN; 2018 [citado 25/03/2019]. Disponible en: http://www.acn.cu/especiales-acn/31413-la-historia-de-cuba-pertenece-al-pueblo





Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.