Editorial

 

Ciencia e innovación tecnológica como oportunidad estratégica para la solución con calidad de los problemas

 

El vaticinio del Líder Histórico de la Revolución sobre la garantía de la Ciencia para el desarrollo y la supervivencia de los logros en el país, hoy más que nunca es tarea de prioridad para todo el capital humano con que cuenta el Sistema Nacional de Salud.

En numerosas ocasiones se plantea con intencionalidad marcada la trascendencia de rescatar los proyectos de investigación para continuar avanzando en el desarrollo alcanzado por la salud púbica cubana, cuestionada con carente objetividad, por aquellos que no disponen de una visión honestasuficiente para aquilatar el esfuerzo de nuestro pueblo por su desarrollo científico tecnológico, y en la formación de recursos humanos con elevada cientificidad para hacer frente a las necesidades de salud del país, y contribuir a la que demanda la solidaridad con pueblos hermanos.

Hoy, enfrascados en la recuperación de una cultura del consumo de la producción nacional, también los salubristas debemos contribuir con las capacidades existentes para elevar con el máximo rigor mediante los procesos de calidad total, a la búsqueda de soluciones a los problemas identificados, a una cada vez más exigente formación técnica y profesional de los recursos humanos, y a su principal impacto, la elevación de la calidad de los servicios a la población, avalada por sus prestadores y destinatarios.

La integración de la Universidad Médica de conjunto con los escenarios docentes del sistema de salud, representados en su capital humano e integrado con las comunidades desde la Atención Primaria y los Consejos Populares de Salud, tienen el deber de desempeñar un papel rector con mayor protagonismo, para superar cualquier barrera que se interponga en el propósito de lograr la elevación del estado de salud de su población.

La generalización de los resultados de los proyectos de investigación aprobados para responder a una necesidad identificada, en los diversos perfiles y salidas como especialización, maestrías, u otros proyectos institucionales, deben cumplir en este momento más que siempre, su objetivo, de conjunto con los Capítulos de las Sociedades Científicas, mostrados en eventos científicos de elevado rigor, y una ineludible y exigente socialización de su producto a través de las publicaciones científicas, convertidos en oportunidades catalizadoras para el desarrollo integrados en los planes de la Economíanacional.

Una vez más, demostremos con la práctica científica como herramienta principal y el esfuerzo mancomunado de la unidad de nuestro pueblo, junto a la solidaridad manifestada por hombres y mujeres que en el mundo apoyan la razón que ha inspirado a tantos cubanos y cubanas, que el compromiso sigue siendo, poner la Ciencia en función de resolver los problemas con calidad.

Dr. Luis Vivas Bombino, MsC.1*
Director de Ciencia e Innovación Tecnológica
1Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río
*cienciaeitpinar@infomed.sld.cu



Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.