La educación a distancia, una oportunidad en tiempos de la COVID-19

Estimados lectores:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) el 11 de marzo de 2020 declaró la COVID-19 como pandemia, desde entonces, esta enfermedad ha provocado una situación crítica en todos los ámbitos de la vida de los seres humanos.

Ante la “nueva normalidad educativa” a causa de la emergencia sanitaria por la COVID-19, los entornos entre docentes y estudiantes son en su totalidad digitales. Educadores, estudiantes e instituciones hoy están enfrentando desafíos educativos de enseñanza y aprendizaje en escenarios virtuales.

Son numerosas las instituciones universitarias de educación a distancia (EaD) en América Latina que han incorporado lasnuevas tecnologías de la información y las comunicaciones. A partir de la Open University comienzan a surgir otros programas de instituciones de educación superior a distancia en todo el mundo usando medios didácticos muy semejantes.

La primera acción formal para impulsar esta modalidad educativa en el contexto internacional, tuvo lugar en1938en la ciudad de Victoria (Canadá) donde se realizó la primera Conferencia Internacional sobre la Educación por Correspondencia.

EnCubala educación a distancia tuvo sus comienzos a partir de1971bajo la modalidad de enseñanza dirigida, tanto por encuentros como por la modalidad libre, orientada fundamentalmente al trabajo independientey la autopreparación. Surgió como un modelo de desarrollo mixto en los propios centros deEducación Superior, que vinculaban la EaD con la educación presencial.

EnSalud Pública, la modalidad de cursos por encuentros comienza en1981para la carrera deLicenciatura en Enfermería, y después, en la especialidad deAdministración de Salud. No se puede olvidar el plan de superación profesional para los médicos del Contingente Rural "Piti Fajardo" durante el período1983al1985que se realizó a distancia y por encuentros presenciales mediante cátedras viajeras.

La educación a distancia como una nueva modalidad de instrucción y creación de valores, a pesar de practicarse formalmente por más de 70 años, en las últimas tres décadas ha cobrado gran importancia y se perfila ya como la modalidad educativa de este siglo.

Gracias a la proliferación de plataformas tecnológicas de apoyo a la docencia, se ha asentado progresivamente un modeloblended-learningen la enseñanza universitaria caracterizado por la combinación entre procesos de enseñanza-aprendizaje presenciales con otros virtuales que permite generar situaciones de aprendizaje diversas. Si algo ha quedado en evidencia es la importancia que la tecnología ha ganado durante el año 2020, en relación a ello, se puede decir que la educación sufrirá grandes e importantes cambios durante los próximos años.

La EaD requiere y propicia que el estudiante sea responsable y creativo en la construcción de su aprendizaje, que adopte estrategias y estilos de aprendizaje a partir del conocimiento de sí mismo, a medida que lo logre aprenderá a aprender. Al ser los entornos digitales algo tan incorporado y vivenciado desde el nacimiento, se observa la rapidez con la que logran asimilar hasta los conceptos más abstractos.

Es una modalidad de aprendizaje flexible, dinámica y adaptativa al medio donde se desarrolla. Es de utilidad práctica, vincula sus programas con necesidades de los estudiantes que se encuentran en un sitio remoto, desarrolla la autoestima, creatividad y enriquece el conocimiento y el aprendizaje, es innovadora.

La concepción de aprendizaje desarrollador, según los referentes teóricos vigotskianos, considera la enseñanza desarrolladora como un proceso que de forma sistémica y sistemática va a transmitir la cultura en la institución escolar de acuerdo con el encargo social y teniendo en cuenta el nivel de desarrollo alcanzado por el estudiante, estimular sus potencialidades guiándolo hacia niveles superiores en el desarrollo de conocimientos, habilidades y capacidades.

La educación a distancia en Cuba, rompe las barreras de tiempo y espacio, al ofrecer métodos, técnicas y recursos que hacen más efectivo y flexible el proceso enseñanza-aprendizaje. Con el fortalecimiento de la red de la salud cubanaInfomeden la década del 90 delsiglo XX, se desarrolla el proyecto deUniversidad Virtual de la Saludque constituye una expresión actual del desarrollo de esta modalidad educativa enCuba.

En el país, el proceso educativo ha estado fuertemente impactado por esta situación desde el mes de marzo. El Ministerio de Educación Superior (MES) desarrolló una estrategia para afrontar el imperativo de “quedarse en casa” sin que esto impidiera la continuidad del curso.

Es válida la alerta en torno a las desigualdades sociales existentes que podrían limitar el óptimo aprovechamiento del proceso de enseñanza-aprendizaje en las condiciones actuales, donde el gobierno realiza esfuerzos por sostener el proceso educativo, a pesar de las dificultades.

Se debe percibir la EaD como una oportunidad en tiempos de la COVID-19, mantenerlos en aislamiento social como una de las medidas para prevenir la enfermedad; la preparación de profesores y estudiantes en la utilización del aula virtual; facilitar la continuidad del proceso docente educativo de pre, posgrado y educación continuada, así como la participación en eventos científicos online, permitiendo el desarrollo científico de los profesionales de la salud.

Notas al pie:
  • Ninguna

Historial:
  • » Recibido: 13/04/2021
  • » Aceptado: 14/04/2021
  • » Publicado : 01/04/2021


Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.