La superación profesional y su contribución en el enfrentamiento a la COVID-19
RESUMEN
Introducción:

el SAR-CoV2 pertenece al género Coronavirus y se transmite por vía respiratoria. En Cuba se comienza la superación profesional como un componente clave del sistema de salud para poder asegurar la calidad y pertinencia de sus acciones; con una necesidad imperiosa de preparar a todo el personal médico en función de enfrentar esta emergencia sanitaria.

Objetivo:

evaluar la repercusión de la superación profesional y su contribución en el enfrentamiento a la COVID-19.

Métodos:

se realizó un estudio observacional, descriptivo y transversal en el mes de marzo a septiembre del 2020 en el Hospital Clínico Quirúrgico Docente “León Cuervo Rubio”, de Pinar del Río; donde el universo coincidió con la muestra de los 667 trabajadores que enfrentarían la COVID-19 en la provincia, donde fue necesaria la preparación del claustro de profesores, partiendo del diagnóstico de sus potencialidades y se desarrolló un curso de superación.

Resultados:

la superación fue continua y escalonada, dirigida a personal profesional, en correspondencia con la actualización periódica del conocimiento y las necesidades de aprendizaje. Donde se apreció que no hubo fallecidos a pesar de presentar pacientes graves y solo el 0,15 % de los profesionales que trabajaron con estos pacientes se infestó.

Conclusiones:

se comprobó que la mayoría de los profesionales después de la superación poseen un nivel suficiente de conocimientos sobre la COVID-19, logrado con el curso de superación, lo que permitió durante las dos primeras oleadas de la enfermedad un trabajo de excelencia.

DeCS:
    • CORONAVIRUS;
    • COVID-19;
    • SUPERACIÓN PROFESIONAL;
    • EMERGENCIA SANITARIA.

INTRODUCCIÓN

El 31 de diciembre de 2019, las autoridades de la ciudad de Wuhan en la provincia de Hubei, China, reportaron un conglomerado de 27 casos de síndrome respiratorio agudo de etiología desconocida entre personas vinculadas a un mercado de productos marinos, de los cuales siete fueron reportados como severos. El cuadro clínico de los casos se presentaba con fiebre, algunos pacientes presentaban disnea y cambios neumónicos en las radiografías del tórax (lesiones infiltrativas del pulmón bilateral).1

En Cuba se comienza la superación profesional como un componente clave del sistema de salud para poder asegurar la calidad y pertinencia de sus acciones; con una necesidad imperiosa de preparar a todo el personal médico en función de enfrentar esta emergencia sanitaria.

Al igual que otros de la familia de los coronavirus, este virus causa diversas manifestaciones clínicas englobadas bajo el término COVID-19, que incluyen cuadros respiratorios que varían desde el resfriado común hasta cuadros de neumonía grave con síndrome de distrés respiratorio, shock séptico y fallo multiorgánico. La mayoría de los casos de COVID-19 notificados hasta el momento debutan con cuadros leves.2,3,4

Se transmite por gotas respiratorias; siendo este es el modo principal de transmisión de contacto directo; mientras que la transmisión de contacto indirecto: el virus puede transmitirse a través de contactos indirectos con una persona infectada. Las gotas que contienen el virus se depositan en la superficie del objeto, que puede tocar con la mano. El virus de la mano contaminada puede pasar a la mucosa (o mucosas) de la cavidad oral, la nariz y los ojos de la persona y provocar una infección. El nuevo coronavirus vivo se ha detectado en heces de pacientes confirmados, lo que sugiere la posibilidad de transmisión fecal-oral. Transmisión de madre a hijo: se confirmó que un hijo de la madre con Covid-19 tenía hisopos de garganta positivos después de 30 horas de nacimiento. El período de incubación: De uno a 14 días. Período de transmisibilidad: hasta 14 días después de la desaparición de los síntomas. Letalidad calculada es aproximadamente del 2 a 4 %, aunque esta cifra puede variar.

Las principales formas clínicas reconocidas por la Organización Mundial de la Salud son las siguientes: Enfermedad no complicada (mínimamente sintomática, Infección no complicada de las vías respiratorias bajas no complicada (neumonía ligera), neumonía grave; síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA), Sepsis o shock séptico.

El virus afecta de una forma más severa a personas en edades avanzadas de la vida, pacientes con inmunodepresión y con enfermedades crónicas como: Diabetes Mellitus, Cardiopatía Isquémica, Cáncer y Enfermedades Pulmonares Crónicas. Dentro de las complicaciones más frecuentes se encuentran: Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo y el síndrome de la tormenta citoquímica. Las complicaciones respiratorias se presentan habitualmente a partir del 7mo día de inicio de los síntomas.4

Con la aparición en Cuba de los primeros casos de la enfermedad, el 11 de marzo del 2020, el Ministro de Salud Pública cubano estableció “emergencia sanitaria” al territorio nacional mediante la resolución ministerial 82/20 con data del 23 de marzo de 2020.

La superación profesional imprescindible ante toda emergencia sanitaria. Siendo la COVID-19, una enfermedad totalmente nueva, con una necesidad imperiosa de preparar a todo el personal médico en función de enfrentar esta emergencia sanitaria.5

Varios autores,6,7en su literatura plantean la definición de superación profesional. Pero en esta investigación se hace referencia a la planteada por Salas Perea, Weissmann K.,8,9que la define como conjunto de procesos educacionales que posibilita a los graduados universitarios la adquisición y perfeccionamiento continuos de los conocimientos y habilidades requeridas para un mejor desempeño en sus responsabilidades y funciones laborales. Es un componente clave de los sistemas de salud, para poder asegurar la calidad y la pertinencia de sus acciones.

El Reglamento de la educación de posgrado de la república de Cuba según Resolución No. 140/2019 en su Capítulo IV, Artículo 19 refiere que la superación profesional tiene como objetivo contribuir a la educación permanente y la actualización sistemática de los graduados universitarios, el perfeccionamiento del desempeño de sus actividades profesionales y académicas, así como el enriquecimiento de su acervo cultural.10

La superación profesional o educación continuada, tiene como formas organizativas principales: el curso, el entrenamiento; y el diplomado. Otras secundarias como: el seminario; el taller; la conferencia especializada; el debate científico; la autopreparación; la consulta; y otras. Todas las formas complementan y posibilitan el estudio, la divulgación de los avances del conocimiento, la ciencia y la tecnología. La educación continuada consta de cuatro pasos fundamentales: identificación de necesidades de aprendizaje, proceso educativo, monitoreo y evaluación.11

Actualmente, y en forma global, todas las sociedades científicas médicas, colegios profesionales, universidades, instituciones de salud y organismos de gobierno han concentrado esfuerzos -conjuntos y sectoriales- para el enfrentamiento de la pandemia COVID-19. Se han generado fuerzas de tarea para la elaboración de protocolos y recomendaciones, dirigidos tanto a la población general como también a los profesionales de la salud. Existe un flujo enorme de información científica y también seudocientífica o especulativa, que afecta la percepción de la población general acerca de la eficacia de las instituciones para implementar políticas de prevención y manejo médico de pacientes infectados; así como también la información heterogénea en cuanto a su calidad científica afecta a médicos y colaboradores para tomar decisiones que afectan a pacientes y a sí mismos.12

El presente trabajo tiene como objetivo: evaluar la repercusión de la superación profesional y su contribución en el enfrentamiento a la COVID-19 en el Hospital Clínico Quirúrgico Docente “León Cuervo Rubio”, de Pinar del Río, entre marzo a septiembre del 2020.

MÉTODOS

Se realizó un estudio observacional, descriptivo y transversal en el Hospital Clínico Quirúrgico Docente “León Cuervo Rubio”, de Pinar del Río; para dar cumplimiento al Plan de Enfrentamiento para la COVID-19 en Cuba; durante marzo a septiembre del 2020. Donde el universo coincido con la muestra utilizada de 667 profesionales que trabajarían con dichos pacientes en la institución.

El objetivo específico de dicho diseño de superación fue capacitar a profesionales, trabajadores del sector Salud, para reducir al mínimo el riesgo de introducción y diseminación del Nuevo Coronavirus COVID-19 en el territorio y minimizar los efectos negativos de una epidemia en la salud de la población y su impacto en la esfera económica-social del país. Para el adecuado desempeño fue necesaria la preparación del claustro de profesores partiendo del diagnóstico de sus potencialidades, se desarrollaron talleres; conferencia especializada; el debate científico y la autopreparación. Se designaron profesores para realizar diálogo interactivo para contribuir a identificar necesidades de superación y capacitación.

Esta superación siempre fue continua y en correspondencia con la actualización periódica del conocimiento y las necesidades de aprendizaje.

Este curso se estructuró en tres módulos: El modulo I abarcó las medidas para el plan de enfrentamiento a la COVID-19 en la institución; en el módulo II se trabajó sobre la actualización sobre esta entidad nosológica y el módulo III se trató sobre la terapéutica razonada para esta enfermedad. (Tabla 1).

Temario del Curso de capacitación sobre COVID -19. Hospital Clínico-Quirúrgico Docente León Cuervo Rubio en el año 2020.
Tema Contenido Tiempo
Módulo I Plan de enfrentamiento a la COVID-19 45 minutos
Tema 1 Medidas de bioseguridad para evitar contagio durante el trabajo con el paciente de la COVID-19. Medios de protección individual y colectiva. 45 minutos
Módulo II Actualización sobre la COVID-19 1 hora y 30 minutos
Tema 2 Clasificación del paciente. Leve, moderado, grave y critico 45 minutos
Tema 3 Criterios de ingreso: edad, historia de enfermedades crónicas, biomarcadores alterados y presencia de COVID- 19 por medios diagnósticos avalados. 45 minutos
Módulo III Terapéutica para la COVID-19 según protocolo Nacional 2 horas
Tema 4 Recepción, medidas generales y específicas. 45 minutos
Tema 5 Manejo de la forma leve y moderada según protocolo nacional de actuación. 45 minutos
Tema 6 Empleo según su farmacocinética, farmacodinamia, criterios de indicación, reacciones adversas, presentación y posología del interferón. 30 minutos

A los profesionales del hospital para evaluar su nivel de conocimientos relacionados con la COVID-19 se le aplicó un cuestionario antes y después de aplicada la superación profesional. Los resultados fueron valorados en suficientes (más del 70 % de las preguntas del cuestionario con respuestas correctas) e insuficientes (menos del 70 % de las preguntas del cuestionario con respuestas correctas).

Además, se evaluó la repercusión de esta superación en la práctica médica con los pacientes con COVID-19, en los primeros dos brotes de la pandemia en la provincia, donde fueron atendidos 104 pacientes, donde mediante la observación se evaluaron variables como: complicaciones, fallecidos y trabajadores infestados durante el trabajo.

Se cumplió con los principios de la ética médica y los aspectos establecidos en la Declaración de Helsinki.

RESULTADOS

En el hospital se superaron un total 667 profesionales. El 50 % médicos 34 % enfermeras; y el 16 % otros profesionales de la salud. (Fig. 1)

Profesionales superados sobre COVID-19 en el Hospital León Cuervo Rubio.2020.

Se apreció que una vez impartida la superación basado en los protocolos de actuación médica rectorados por el Ministerio de Salud Pública, el 100 % de los profesionales del centro poseían un nivel suficiente de conocimientos sobre la COVID-19 (Tabla 2).

Nivel de conocimiento de los profesionales sobre COVID-19.

Fuentes: Encuesta

De todos los profesionales que laboraron con casos confirmados y sospechosos de COVID -19 en esta institución se infestó con esta patología solo un enfermero para el 0,15 %.

Durante el tiempo evaluado no se tuvo que lamentar eventos de transmisión en este centro de atención a la COVID-19, en la más occidental de las provincias de Cuba.

DISCUSIÓN

Yordi García MJ y cols.13 reportan que Cuba garantiza a su población una cobertura universal gratuita de salud y logra que las investigaciones y las innovaciones científicas se correspondan con los objetivos sociales.

Por tanto, se sustenta una política de salud que en coordinación con otros sectores de la economía y del sistema político del país permite en una situación como la de enfrentamiento a la COVID-19, suplir algunas carencias de recursos y lo más importante, poner en función de la emergencia socioepidemiológica los centros de investigación y a todo el personal calificado.

En tales circunstancias se evidencia la valía de una política científica, orientada a objetivos sociales, que pondera la toma de decisiones y concluye en su investigación que las experiencias de la actual emergencia epidemiológica demandan que las sociedades del presente siglo adecuen sus agendas de investigación, para que respondan a las contingencias de sus comunidades, entre ellas las de salud.

Las condiciones de distanciamiento social como medida preventiva efectiva frente a la COVID-19, ha sido posible de manera virtual la realización de actividades de carácter científico, de esta manera los profesionales han logrado la socialización de los aspectos relacionados con esta enfermedad a partir del análisis de los artículos publicados, bibliografía relacionada con la misma, aspectos estos que contribuyen a la elevación del nivel científico en función del mejoramiento en la calidad de los servicios prestados a la población. Así lo han hecho patente especialistas de medicina intensiva, medina interna, neumología, oftalmología, anatomía clínica, dermatología, microbiología, geriatría, medicina natural y tradicional y farmacología. Refieren además que también se mantiene la capacitación permanente a los médicos y enfermeras sobre terapia intensiva por parte de los profesionales con mayor experiencia en los servicios al igual que la actualización de pediatras, neonatólogos, ginecobstetras y endocrinos. (14

La literatura reporta que los educadores han tenido un desafío durante la epidemia de COVID-19 en la educación de los profesionales de la salud para enfrentar la epidemia, que será un mayor en el futuro debido a la necesidad de lograr la sostenibilidad de la educación y la revisión de los programas de capacitación para enfrentar la nueva realidad epidemiológica.15

Esta preparación a su vez posibilita que en el hospital de los pacientes que presentaron la COVID-19 en los dos primeros brotes epidemiológico en la provincia, el 2,88 % (tres pacientes) presentaran complicaciones relacionadas con esta enfermedad, sin reportar fallecidos; todo resultado de la preparación del personal de salud después de la superación a los mismos.

Se concluye que la mayoría de los profesionales después de la superación poseen un nivel suficiente de conocimientos sobre la COVID-19, logrado con el curso de superación, lo que permitió durante las dos primeras oleadas de la enfermedad un trabajo de excelencia.

Notas al pie:
  • Los autores no recibieron financiación para el desarrollo de la presente investigación.

  • Se puede consultar material adicional a este artículo en su versión electrónica disponible en: www.revcmpinar.sld.cu/index.php/publicaciones/rt/suppFiles/5373

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Historial:
  • » Recibido: 15/12/2021
  • » Aceptado: 06/02/2022
  • » Publicado : 01/03/2022


Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.