La educación en el trabajo como medio para la formación de valores en ciencias médicas


Rev. Ciencias Médicas. Noviembre-diciembre, 2015; 19 (6):1231-1240

La educación en el trabajo como medio para la formación de valores en ciencias médicas.

Education in service training as a way of values formation in the medical sciences

María de Lourdes Menéndez Villa,1 Leonor Hernández Piñero2

1Especialista de Primer Grado en Medicina Interna. Máster en Longevidad Satisfactoria. Profesora Auxiliar. La Habana. Cuba Correo electrónico: marylumv@infomed.sld.cu
2Especialista de Segundo Grado en Medicina General Integral .Máster en Longevidad Satisfactoria. Profesora Auxiliar. La Habana. Cuba Correo electrónico: eonorhdez@infomed.sld.cu

Recibido: 27 de febrero de 2015.
Aprobado: 16 de diciembre de 2015.


RESUMEN

Introducción. La misión de la Educación Superior de formar recursos humanos altamente calificados capaces de insertarse en la sociedad sería incompleta e insuficiente si dichos profesionales no fuesen dotados con principios y valores éticos que les permitan asumir un compromiso social real, dando respuesta a las demandas sociales imperantes.
Objetivo. Profundizar en la importancia de la educación en el trabajo en la formación de valores de los estudiantes de ciencias médicas.

Método. Se realizó una revisión bibliográfica utilizando los descriptores: valores, formación médica, educación en el trabajo y formación de valores. Fueron utilizados los métodos de recopilación bibliográfica así como el análisis y síntesis de la misma.
Desarrollo. La formación de valores como parte esencial del trabajo educativo se da indisolublemente ligada al propio proceso enseñanza aprendizaje, a través de sus diferentes formas de enseñanza; la educación en el trabajo dado su carácter de actividad principal para el hombre es, sin lugar a dudas, el escenario ideal, más aún en nuestras carreras donde el profundo humanismo del ambiente laboral de por sí ejerce poderosa influencia positiva en la formación de la personalidad del egresado que demanda nuestra sociedad.
Conclusiones. A través de la educación en el trabajo se favorece y estimula el aprendizaje de aquellos valores que caracterizan al médico cubano: humanismo, solidaridad, responsabilidad, honestidad, abnegación, amor al trabajo, discreción, etc. siendo nuestro ejemplo la mejor enseñanza.

DeCS: Educación superior: Valores sociales.


ABSTRACT

Introduction: the mission of higher education of training highly qualified human resources, who will be able to integrate the society, would be incomplete and insufficient if the professionals were not endowed with ethical principles and values that enable them to play a true social commitment, giving response to the prevailing social demands.
Objective: to deepen the importance of in service training to the formation of values in medical students.
Method: a literature review was conducted using the subject headings of: values, medical training, in service training, formation of values by means of the information collected.                                                                                
Development:  values are an essential part of the educational work, which provide an inextricably linked to the teaching-learning process, throughout the different teaching ways within the in service training period, given at the same time,  the features of the main activity for men and women, and with no doubts, medical studies is the ideal setting , where the deep humanism of the work environment exerts itself a powerful positive influence on the formation of medical  graduate personalities that Cuban society demands.
Conclusions: in training service favors and stimulates the formation of values that characterize the Cuban doctors of medicine: humanism, solidarity, responsibility, honesty, selflessness, love of work, prudence, etc. being the example the best teaching method.

DeCS: Higher education; Social values.


INTRODUCCIÓN

«El fin de la educación no es hacer al hombre rudo por el desdén o el acomodo imposible al país en que ha de vivir, sino prepararlo para vivir bueno y útil en él».

José Martí

En el ámbito de la educación cubana se ha proclamado insistentemente la necesidad de reforzar en su labor educativa la formación y desarrollo de valores en todos los niveles de enseñanza. Este objetivo constituye uno de los más complejos problemas pedagógicos que enfrentan nuestros docentes en la actualidad, pues es necesario partir de un análisis integrador, que se apoye en aspectos psicológicos, pedagógicos y filosóficos de la naturaleza del valor en su función reguladora de la acción humana.1 2

La universidad, debe formar un ser humano profesional o un profesional humano con capacidades para asumir los retos de la época contemporánea, que adquiera conocimientos científicos y tecnológicos idóneos, y a la vez portador de valores humanos para el óptimo desempeño como miembro de la sociedad. Su formación debe combinar competencias laborales con cualidades personales para el ejercicio responsable de la profesión. 3

La educación en valores es un proceso sistémico, pluridimensional, intencional e integrado que garantiza la formación y el desarrollo de la personalidad consciente; se concreta a través de lo curricular, extracurricular y en toda la vida universitaria. Debe constituir un deber insoslayable para todos los profesores en nuestros tiempos, no como "tarea de choque" o emergente, sino como labor mantenida y constante, reforzada cotidianamente con nuestro propio ejemplo.4

La Educación Superior debe formar recursos humanos altamente calificados capaces de insertarse en la sociedad, dotados con principios y valores éticos que les permitan asumir un compromiso social real y consecuente para enfrentar los problemas globales de su momento, dando respuesta a las demandas sociales imperantes.5

Teniendo en cuenta estos aspectos se propone profundizar en la importancia que tiene la educación en el trabajo como forma de organización de la enseñanza idónea para la formación de valores en los estudiantes de ciencias médicas.

Se realizó una revisión bibliográfica utilizando los métodos de recopilación bibliográfica así como el análisis y síntesis de la misma tanto en libros y revistas impresos como en internet a través de la base de datos Scielo. Se escogieron finalmente las publicaciones que ponían de manifiesto la validez del tema objeto de estudio, así como algunos antecedentes y su relación con la formación del estudiante de ciencias médicas.

DESARROLLO

La medicina en su doble condición, como ciencia y como arte, no se aprende en las aulas, laboratorios y bibliotecas reales o virtuales, que desempeñan una función complementaria al núcleo de su aprendizaje, que es la implicación de los educandos en los procesos de atención de salud, es en los escenarios reales donde transcurre¨.6

Profesor José A. Fernández Sacasas

La educación en ciencias médicas ha sido objeto de múltiples transformaciones en las últimas décadas y lejos de mantenerse reducida al aula, se abre a nuevos escenarios docentes: el consultorio, el policlínico, la sala del hospital, etc. Sus escenarios actuales son múltiples, convirtiéndose estos en el marco propicio para la formación de un profesional de perfil amplio, con sólidos conocimientos científicos y humanos.4

La sociedad demanda de la universidad cubana egresados con un desempeño profesional integral, lo que significa disponer de una sólida preparación científica y técnica, una amplia formación humanística; un pensamiento filosófico; valores sociales en general, y un alto compromiso social, lo que exige de un personal docente con un alto grado de profesionalidad. 7

En la universidad la educación de los valores tiene como centro la práctica, de donde se desprende la actividad que desempeñan alumnos y profesores, la cual es enseñar-aprender, y que tiene como base el estudio y el trabajo. 6 8 La relevancia de estos valores garantizara el cumplimiento exitoso de la gestión de los integrantes del equipo de salud, tanto en sus niveles profesional y técnico como en el administrativo y auxiliar, su desarrollo es, a nuestro criterio, la tarea fundamental para superar la actual tendencia universal a la deshumanización de la medicina. 9

¿Qué es considerado un valor? Los valores son el producto de cambios y transformaciones a lo largo de la historia. Surgen con un especial significado y cambian o desaparecen en las distintas épocas. El valor es todo lo que favorece la plena realización del hombre como persona, en sentido humanista es lo que hace que un hombre se comporte como un ser humano, aquello sin lo cual perdería su humanidad o parte de ella. El valor se refiere a una excelencia o a una perfección.

Desde el punto de vista educativo son considerados pautas, abstracciones que orientan el comportamiento humano hacia la transformación social y la realización de la persona. Son guías que dan determinada orientación a la conducta y a la vida de cada individuo y de cada grupo social. 10

En la actividad, el ser humano experimenta diversos estados: satisfacción, alegría, tristeza y frustración, lo que indica que su esfera afectiva se desarrolla paralelamente a la cognitiva e instrumental. Los valores espirituales que se forman en la personalidad tienen un carácter regulador, normativo y reflejan el deber ser (influyen necesidades de la persona y de la sociedad) 11

Los valores espirituales tienen carácter objetivo pues se dan en relación con la actividad. La honestidad, solidaridad, respeto, si bien son resultados de las ideas y sentimientos de los seres humanos existen condicionados socialmente. Cada ser humano conforma su escala de valores que tienen o no tienen correspondencia absoluta con los que son aceptados socialmente.11 12 13

El formar un profesional de la salud que tenga como virtud una concatenación dialéctica de los siguientes valores, sin pretender un ordenamiento jerárquico, es la máxima aspiración de nuestra universidad médica: humanismo, abnegación, altruismo, solidaridad, amor al trabajo, responsabilidad, sensibilidad, eficiencia, honestidad, respetuosidad, dignidad, patriotismo, honradez, discreción, incondicionalidad y compromiso con la atención médica comunitaria. Todos ellos le permitirán una actuación profesional durante su vida laboral activa acorde con los principios de la Bioética. 14 15

De lo anterior se desprende que los planes de estudio deben reflejar no solo los objetivos instructivos de las diferentes disciplinas científicas, sino también las vías, métodos o planes de acción que contribuyan al empeño educativo integral. Para lograr estos objetivos debemos tener en cuenta que el proceso formativo debe colocar al educando como sujeto de su propia formación y este proceso debe ser planificado, organizado, dirigido, controlado y evaluado, no dejándolo nunca a la espontaneidad.16

La medicina clínica tiene un componente práctico superior al teórico en el sentido de que es imposible lograr una sistematización rígida al ver a cada paciente individualmente. De ahí que la teoría que se imparte en las aulas sea relativamente ineficiente.

La práctica clínica tiene una alta carga afectiva que influye en la vinculación de lo teórico y lo práctico en cada encuentro entre médico y paciente.

Es en este contexto donde el individuo -sano o enfermo- se constituye en el principal recurso para la formación del profesional de la salud y su futura especialización. Se tiene en cuenta, como nivel de análisis esencial, que la asimilación de los contenidos por parte del estudiante, eleva su calidad cuando ocurre en actividades vinculadas a su futura práctica profesional y en el marco de los problemas básicos y generales que deberán ser resueltos en su esfera de trabajo. 17

La función del docente clínico, más que enseñar en el sentido tradicional del término, será la de propiciar el aprendizaje en un trabajo diario, arduo, independiente, paciente, bajo su conducción y guía.

El docente servirá de modelo o ejemplo integral y deberá actuar como emisor eficiente de información confiable. Su actitud será la mejor fuente de valores que tendrá como referente el estudiante y que probablemente le acompañará toda la vida. Es importante recordar, que en la propia actividad docente, el profesor demuestra el alcance de los objetivos a través de su maestría pedagógica; la cual tiene una base orientadora metodológica a partir del trabajo colectivo. 18

Numerosos autores han resaltado la importancia del ejemplo de los docentes y de los profesionales de la atención médica, porque las potencialidades para el convencimiento que tiene el ejemplo que ofrece sistemáticamente cada profesor dentro y fuera de los escenarios docentes, mediante su actuación profesional y humana, son inagotables; y si se trata de la interacción que se establece entre los estudiantes de Medicina y sus profesores, no solo se convence sino que se pueden lograr transformaciones relevantes en la personalidad del educando. 19 20

Tales circunstancias no admiten en el momento actual una gestión docente centrada sólo en la experiencia, el sentido común, o el dominio de la especialidad que da lugar a los contenidos que se imparten, sino que es necesario mucho más, pues resulta esencial una preparación científico-pedagógica, que permita trillar un camino con la pertinencia esperada: el camino de las didácticas particulares. 17

En la actualidad persisten insuficiencias y deficiencias en el mismo que evidencian la imperiosidad de la formación y la consolidación de valores morales, a partir del mismo que permitan trabajar por la excelencia en los servicios de salud. Para ello son primordiales la calidad del capital humano docente o no que trabaja en las instituciones y de los servicios de salud donde transcurre el proceso docente educativo. 21

Los educadores para formar valores deben considerar como presupuestos de estos, lo histórico cultural (identidad nacional, herencia cultural, tradiciones), lo contextual: en este indicador debe considerar la práctica como criterio de formación básica que posibilita la propia transformación de las condiciones sociales concretas en que se forman los estudiantes y tener en cuenta lo individual (conocer a quién estamos educando). 6 8 12

Se asume entonces que el profesor en su labor debe ser creativo, manifestar imaginación, debe mostrarse íntegro y tener sensibilidad para lograr la formación de valores donde influyen fundamentos ideológicos, culturales, experiencias, conocimientos, emociones y la voluntad pero esto no lo es todo. 3

El docente universitario debe recibir la preparación psicopedagógica necesaria para poder diseñar, ejecutar y dirigir, procesos docente-educativos y evaluativos que propicien la educación en valores con el nivel de calidad requerido. En la medida que el docente universitario exprese en su desempeño profesoral, actuación profesional y en sus relaciones con los estudiantes, valores que lo identifiquen como un modelo educativo, se propiciará el marco adecuado para la educación en valores. 22

La educación en el trabajo es un proceso de excelencia académica, revolucionaria y científica, que garantiza una sólida y competente formación integral y el perfeccionamiento del personal humano que labora en las instituciones de salud, a través de ella se forman médicos capaces de dar respuesta satisfactoria a las necesidades de atención médica. Su principal herramienta descansa en el trabajo educativo. 21

Por la importancia que tiene en la formación integral de los estudiantes, el trabajo educativo en los centros de educación médica constituye su principal prioridad, pues está dirigido a la educación política-ideológica, moral, laboral, intelectual, física y estética. Se realiza a través de las vías curricular y extracurricular, se desarrolla de forma integral e involucra a toda la comunidad médica universitaria; es decir, sus dirigentes, estudiantes, profesores y trabajadores en general y se estructura en los diferentes niveles de organización donde tiene lugar el proceso de formación. 23

Si se entiende que los estudiantes interaccionan con el «mundo circundante» en el proceso de construcción y manifestación de los valores se comprende la importancia de que los trabajadores no docentes de la institución participen activamente en este trabajo y en las actividades de aseguramiento y control del proyecto educativo institucional. 24

De acuerdo a las condiciones de cada centro de enseñanza médica superior, se han de establecer los criterios de medidas que permitan alcanzar niveles superiores en la labor educativa desde la instrucción. 18 El trabajo educativo, en la educación en el trabajo, constituye punto de partida para lo que queramos lograr en calidad de los nuevos profesionales y en la formación de valores. 23

El alto desarrollo de la ciencia y la tecnología de hoy privilegian la presencia de estas manifestaciones en aulas y servicios, pero deben estar unidas la ciencia y la tecnología a las otras manifestaciones del saber médico y a su repercusión en la vida de la sociedad. No se forman los profesionales solo para satisfacer las demandas del mercado laboral, ya que el valor económico no puede estar alejado de la función social y humanista de esta profesión. 17

El maestro de la clínica cubana Prof. Luis Rodríguez Rivera 25 en la introducción de su magnífico libro "La Clínica y su Método. Reflexiones sobre dos épocas", a propósito de sus recuerdos al llegar por primera vez siendo estudiante a la sala Torralbas del Hospital Universitario "Calixto García" a fines de la década de los años 40 del siglo pasado, escribió: …."Quedé impresionado con lo que allí pude ver: los médicos inquirían en detalle la historia de la enfermedad que relataba el paciente y luego procedían a mirar, palpar, percutir y auscultar y a partir de tales elementos, construían sus hipótesis y decían qué órganos internos estaban afectados, el posible mecanismo de producción de los síntomas y signos y, finalmente, qué enfermedad o enfermedades los ocasionaba "….

Múltiples valores pueden ser reconocidos en la actitud de aquellos médicos que despertaron admiración en quien años mas tarde sería reconocido profesor y hombre de ciencias. Allí podía descubrirse responsabilidad, honestidad, amor y devoción por su profesión, respeto por el enfermo, etc. valores imprescindibles en un médico.

Es en el trabajo diario y su relación con los enfermos donde nuestro educando toma verdadera conciencia de la importancia de estas virtudes para ser un buen médico. Las relaciones interpersonales y el intercambio con otros trabajadores de la salud enriquecen su experiencia y generan el respeto entre compañeros. 26 27

La formación de valores como parte esencial del trabajo educativo se da indisolublemente ligada al propio proceso de enseñanza aprendizaje, a través de sus diferentes formas de enseñanza; la educación en el trabajo dado su carácter de actividad principal para el hombre es sin lugar a dudas el escenario ideal, más aún en nuestras carreras donde el profundo humanismo del ambiente laboral de por sí ejerce poderosa influencia positiva en la formación de la personalidad del egresado que demanda nuestra sociedad. Si nuestros profesores guían conscientemente a sus alumnos a través de la propia actividad laboral de forma tal que desarrollen las cualidades morales propias de su profesión, sin lugar a dudas el resultado redundará en beneficio personal y social inestimable 28 29

Serra Valdés en su artículo «Ética, bioética y el educador en la enseñanza de las ciencias clínicas», ilustra distintas realidades de la dimensión ética de la atención médica cubana y deja claro el rol de las universidades médicas y sus claustros en la solución de estas como legítimo reclamo de la sociedad a la cual se deben. 30

Más adelante en el mismo artículo recuerda las sabias palabras del Profesor de Mérito, el Dr. Raymundo Llanio cuando expresaba con frecuencia que "existe el buen médico y el médico bueno. El primero es rico en conocimientos y en habilidades propias de su profesión. El segundo es bueno en valores que no se pueden perder como es la responsabilidad, la disciplina, el amor al prójimo, el amor a lo que encierra la profesión médica, la dedicación sin límites al enfermo, la bondad, la solidaridad humana al actuar, la dedicación, el afán por mitigar el dolor y el sufrimiento ajeno, y el sentido de pertenencia del enfermo. Tenemos que lograr las dos categorías en una sola." 30

"Predicar con el ejemplo" resulta la mejor de las lecciones, nunca olvidemos esto.

CONCLUSIONES

La formación de valores presupone un proceso continuo a lo largo de toda la vida, en el cual los profesores universitarios tenemos una participación activa y directa.

A través de la educación en el trabajo se favorece y estimula el aprendizaje de aquellos valores que caracterizan al médico cubano: humanismo, solidaridad, responsabilidad, honestidad, abnegación, amor al trabajo, discreción, etc. siendo nuestro ejemplo la mejor enseñanza.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Díaz Rivero M. Desafíos y respuestas para el fortalecimiento de los valores en la Salud Pública en Cuba. Rev Educ Med Super  [revista en la Internet]. 2010 [citado  2012  Sep  16];  24(4). Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412010000400005

2. González Maura V. La educación de valores en el currículo universitario. Un enfoque psicopedagógico para su estudio. Rev Educ Med Super. 2000; 14(1):74-82. Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/ems/vol14_1_00/ems10100.htm

3. Arana Ercilla MH. Los valores en la formación profesional. Tabula Rasa [online]. 2006 [cited 2012-09-23]; (4). Disponible en:

http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S179424892006000100016&lng=es&nrm=.pf&tlng=es

4. Pérez Sánchez AM, Martín Linares X. Educación en valores en el profesional de Ciencias Médicas. Rev Cub Salud Pública. 2003; 29(1). Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-34662003000100010&script=sci_arttext

5. Hernández Piñero L, Menéndez Villa ML. Importancia de la formación de valores humanos en los estudiantes de Ciencias Médicas. III Jornada de Educación Médica. Universidad de Ciencias Médicas de La Habana. 2013. [citado 4 Octubre 2014]. Disponible en:

http://edumedhabana2013.sld.cu/index.php/edumedhabana/2013/paper/view/15/18

6. Socarrás Sánchez S, Díaz Flores M. Evolución histórica de las experiencias del trabajo educativo en la Educación Médica Superior en Cuba. Rev Hum Méd [online]. 2014 Abr [citado  2015  Abr  09]; 14(1):160-183. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727-81202014000100011&lng=es .

7. Socarras Sánchez S. Manual del profesor guía para el perfeccionamiento del trabajo educativo. Rev Hum Med [online]. 2011; 11(2): 345-359. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S1727-81202011000200008&script=sci_arttext

8. Salas Mainegra A, Salas Perea RS. La Bioética en la educación médica superior cubana actual. Educ Med Sup [Internet]. 2012 [citado 24 Abr de 2013]; 26(3): [aprox. 10 p.]. Disponible en: http://www.ems.sld.cu/index.php/ems/article/view/52/42

9. Falcón Díaz M, Calzada Contreras N, Rodríguez Rodríguez Y, Martínez Martínez G. La educación formal en el rescate de valores como forma de trabajo educativo. Rev Ciencias Médicas [online]. 2007; 11(2):139-144. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942007000200014

10. Placeres Hernández JF, de León Rosales L, Medina Hernández Y, Martínez Rodríguez E. La formación de valores y el médico de hoy. Rev Méd electrón [revista en la Internet]. 2008 [citado  2012  Sep  16]; 30(1). Disponible en:

http://www.revmatanzas.sld.cu/revista%20medica/ano%202008/vol1%202008/tema13.htm

11. Nobalbo Aguilera YT, Téllez Cabrera MY, Pérez Alfonso Y. El socialismo y el hombre

en Cuba, tratado axiológico para el profesional de la salud. Rev Hum Med  [revista en la Internet]. 2011  Abr [citado  2012  Sep  16];  11(1): 135-149. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1727 -81202011000100009&lng=es&nrm=iso&tlng=es

12. Medina González I, Valcárcel Izquierdo N, Sixto Pérez A, Velázquez Ronda D. Los métodos de trabajo educativo, su expresión en la formación de los recursos humanos de la carrera de enfermería. Rev Ciencias Médicas [online]. 2014[citado  2015  Marzo 24]; 18(2):297-305. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942014000200013 .

13. Torres Acosta R. Glosario de Bioética. Editorial de Ciencias Médicas. La Habana. 2011.

14. Hernández Piñero L. El envejecimiento poblacional y la formación de valores en la enseñanza médica. III Congreso Regional de Medicina Familiar Wonca Iberoamericana _ CIMF. X Seminario Internacional de Atención Primaria de Salud. 2012. [citado 4 Octubre 2014]. Disponible en:

http://www.cimfcuba2012.sld.cu/index.php/xseminarioAPS/2012/paper/viewPaper/64 .

15. Cuba. Comisión designada. Programa Director para el reforzamiento de valores fundamentales en la sociedad cubana actual. La Habana: Editora Política, 2006:2-9.

16. Prego Beltrán C, Montoya Rivera J, Prego Beltrán LA, de la Paz Estrada C, Baños Prego R. Apropiación estética del contenido de la profesión en la formación estética de los médicos. Educ Med Super  [revista en la Internet]. 2010 [citado  2012  Sep  16];  24(4): Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-21412010000400011&script=sci_arttext

17. Salas Perea RS, Salas Mainegra A. La educación en el trabajo y el individuo como principal recurso para el aprendizaje.Rev EDUMECENTRO [online]. 2014; 6(1):6-24. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2077-28742014000100002

18. Balbona Brito R l, Cuervo Ledo J. La labor educativa de los profesores, desde la instrucción. Rev. Med. Electrón.  [revista en la Internet]. 2011. [citado  2012  Sep  16];  33(4): 547-555. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1684-18242011000400018 .

19. Medina González I, Valcárcel Izquierdo N, Sixto Pérez A, Velázquez Ronda D. Los métodos de trabajo educativo, su expresión en la formación de los recursos humanos de la carrera de enfermería. Rev Ciencias Médicas [online]. 2014; 18(2): 297-305. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S1561-31942014000200013&script=sci_arttext

20. Cañizares Luna O, Sarasa Muñoz N. Reflexiones acerca de la didáctica de los valores ético-morales en la carrera de Medicina. Educ Med Super [online]. 2013; 27(4): 385-391. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412013000400007

21. Brizuela Tornés GB, González Brizuela CM, González Brizuela Y. Trabajo educativo y desarrollo de valores en estudiantes de medicina del Hospital Infantil Sur de Santiago de Cuba. MEDISAN  [revista en la Internet]. 2011 [citado  2012  Sep  16];  15(6): 863-873. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192011000600019 .

22. Gómez Padrón EI, Morales Suárez I. Fundamentos para la evaluación cualitativa de la formación de valores en carreras de la salud. Rev Educ Med Super  [revista en la Internet]. 2009 [citado  2012  Sep  16];  23(3) .Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412009000300007 .

23. Serra Valdés, MA. El trabajo educativo en la Universidad de Ciencias Médicas en el contexto histórico actual. Rev Haban Cienc Méd [online]. 2013; 12 (4):637-649. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729519X2013000400016 .

24. Ojalvo V. Concepción de la enseñanza-aprendizaje y organización docente para la formación de valores de estudiantes universitarios. Diseño de investigación. CEPES. Universidad de La Habana; 1997.

25. Rodríguez Rivera L. La Clínica y su Método. Reflexiones sobre dos épocas. Madrid: Díaz de Santos; 1999.p. 23-24.

26. Iglesias León M, Cortés M, Mur Villar N, Pérez Maya C. La educación en valores en la Educación Superior. Medisur 2010; 8(6). Disponible en:

http://medisur.sld.cu/index.php/medisur/article/view/1483/545

27. Ministerio de Educación Superior (MES). Seminario Nacional a Dirigentes del Ministerio de Educación Superior. Editorial: Félix Varela, La Habana; 2010.

28. Cañizares Luna O, Sarasa Muñoz N. Reflexiones acerca de la didáctica de los valores ético-morales en la carrera de Medicina.Educ Med Super [online]. 2013 [citado  2015  Marzo 24]; 27(4):385-391. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412013000400007&lng=es .

29. Segredo Pérez Alina María, Perdomo Victoria Irene. La Medicina General Integral y su enfoque social y humanista. Educ Med Super  [revista en la Internet]. 2012  Jun [citado  2014  Sep  16];  26(2): 294-306. Disponible en:

http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-21412012000200011&script=sci_arttext

30. Serra Valdés MA. Ética, bioética y el educador en la enseñanza de las ciencias clínicas. Educ Med Super [serie en Internet]. 2012 [acceso 22 Nov 2012]; 26(3). Disponible en: http://www.ems.sld.cu/index.php/ems/article/view/51/41


María de Lourdes Menéndez Villa: Especialista de Primer Grado en Medicina Interna. Máster en Longevidad Satisfactoria. Profesora Auxiliar. La Habana. Cuba Correo electrónico: marylumv@infomed.sld.cu

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.




Copyright (c) 2016 Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río