La formación del profesor tutor para la carrera de Enfermería, una perspectiva social

Descripción: D:\Revista de Ciencias Medicas.PR\Vol 19-2015\vol19n6\present\image002.jpg
Rev. Ciencias Médicas. Noviembre-diciembre, 2015; 19 (6):1148-1157
Descripción: D:\Revista de Ciencias Medicas.PR\Vol 19-2015\vol19n6\present\Humanidades.gif

La formación del profesor tutor para la carrera de Enfermería, una perspectiva social

 

Tutor training for the nursing major, a social perspective

 

Medardo Rodríguez López,1 Marta María Morera Negre2

 

1Licenciado en Enfermería.  Doctor Ciencias Pedagógicas. Máster en Salud Pública. Profesor Auxiliar. Hospital General Docente «Abel Santamaría Cuadrado» Pinar del Río. Correo electrónico: roy@princesa.pri.sld.cu
2Especialista de Segundo Grado en Gastroenterología. Máster en Longevidad Satisfactoria. Profesora Auxiliar. Hospital General Docente «Abel Santamaría Cuadrado» Pinar del Río. Correo electrónico: martam@princesa.pri.sld.cu

 

Recibido: 12 de septiembre de 2015.
Aprobado: 15 de noviembre de 2015.


RESUMEN

Introducción: la formación de profesionales de la salud y en particular de enfermería, implica la adquisición de habilidades clínicas, de capacidades de gestión y de investigación.
Objetivo: caracterizar el papel del profesor-tutor para la carrera de enfermería, en el Hospital General Docente "Abel Santamaría Cuadrado", en la provincia de Pinar del Río durante el curso 2014-2015.
Material y método: se realizó un estudio de corte pedagógico que basado en el método dialéctico materialista integró los métodos del nivel empírico y los del nivel teórico. El universo de estudio estuvo constituido por los 97 profesores-tutores de la carrera y los 225 estudiantes de 2do. a 5to año. Se les aplicó una encuesta. Las variables utilizadas fueron: relación estudiante-tutor, categorización del profesor-tutor, funciones del profesor-tutor, preparación del profesor-tutor para su desempeño y nivel de satisfacción de estudiantes con la atención del profesor-tutor.
Resultados: la cifra de profesores-tutores por áreas de trabajo para lograr una relación estudiante-profesor-tutor por debajo de 5, no todos los profesores-tutores están categorizados y no hay dominio de la generalidad de sus funciones, no hay una adecuada participación en las preparaciones metodológicas planificadas.
Conclusiones: la relación de estudiantes por profesor-tutor es de 2 estudiantes por cada un tutor. El mayor número de tutores se encuentran categorizados como instructor. La mayoría de los profesores-tutores se encuentran desempeñando labores administrativas. Dentro de las funciones de los mismos la que más dominan los profesores-tutores es la asesoría académica.

DeCS: Enfermería; Docentes.


ABSTRACT

Introduction: training of health professionals, particularly nurses, involves the acquisition of clinical skills, management skills and scientific research.
Objective: to characterize the role of tutor in the nursing major at Abel Santamaría Cuadrado General Teaching Hospital, Pinar del Rio province during the academic course 2014-2015.
Material and methods: a pedagogical bias study based on the materialist-dialectic method integrating the methods of empirical and theoretical level was conducted. The study group consisted of 97 professor-tutors in nursing major and 225 students from second and fifth academic years of the major, a survey was applied. The variables used were: student-tutor relationship, professor-tutors’ rank, tutors’ functions, and professor-tutor preparedness for their performance and student satisfaction with the care of professor-tutor.
Results: the number of professor-tutors per working areas to achieve a student-professor-tutor relationship below 5 was considered, not all professors and tutors have teaching categorization and the generality of their functions are not mastered showing not an adequate participation in the methodological preparations planned.
Conclusions: the ratio of student-professor-tutor is 2 students per tutors. The largest numbers of professor-tutors are categorized as instructors. Most of the professor-tutors are performing administrative tasks. Among the functions they are performing the one mastered by professors-tutors is the academic consulting.

DeCS: Nursing; Faculty.


 

INTRODUCCIÓN

Desde tiempos inmemorables la figura del profesor-tutor ha acompañado el paso de noveles y decanos por las universidades. Aristóteles, Newton, Einstein, Carlos J. Finlay, José de la Luz y Caballero, todos ellos asistidos por una persona que los guio, apoyó y asistió en el plano intelectual y científico en su formación tanto ético y moral, como profesional.

Si se parte de la máxima de Branden de que, un maestro debe ser un buscador de tesoros, habrá un acercamiento controvertido al concepto de lo que representa y magnifica la figura del profesor-tutor en la Universidad Médica y específicamente en la carrera de Enfermería.1

Los programas innovadores de enfermería que se están desarrollando desde hace tres décadas, a fin de favorecer su incremento cualitativos-cuantitativos, surgieron como aporte del sistema educativo formal para dar respuestas al déficit de estos profesionales, la propuesta consideraba el rescate de sus deberes previos y el ajuste de programas y estrategias para adecuarse a las particularidades de esta población de estudiantes adultos trabajadores, con la finalidad de garantizar la calidad académica.2

En la historia de la educación, la tutoría tiene un carácter individual, como en la antigua Grecia, solo responde a una concepción individualizada dentro de un sistema de educación colectiva como la universidad medieval. Tanto en un caso como en el otro, la función del profesor-tutor no se limitó a la instrucción, sino que atendió a la conducta del educando y su labor fue vehículo idóneo para la formación religiosa y moral. La tutoría, como proceso pedagógico ofrece al profesor-tutor las posibilidades de desarrollar un trabajo educativo.3

A finales del pasado siglo y comienzos del nuevo, las condiciones socioeconómicas en que se encontraba el país habían determinado una estratificación social y reducción en la matrícula universitaria. Al mismo tiempo, los servicios de salud demandaban de forma urgente un incremento en la fuerza de trabajo altamente calificada para poder llevar adelante los programas de la Revolución en el campo de la salud. Las transformaciones curriculares contenidas en el nuevo modelo formativo sentaron las bases para dar una solución a los dos problemas. En el primer año de las carreras sujetas a este modelo el estudiante tiene un acompañamiento estable del profesor universitario y en los años posteriores está obligado a realizar una real gestión del conocimiento de forma autodidacta y una parte importante de la formación ocurre en el propio puesto de trabajo bajo la guía de su profesor-tutor.4

Es precisamente la extensión de la educación en el trabajo a todos los servicios, unidades y niveles del sistema nacional de salud el punto de partida y la base de la universalización como proceso de construcción de la nueva universidad desde la totalidad del sistema de salud, con sus características formativas de nuevo tipo. Este proceso es la base para la formación de las competencias que requiere un profesional para desempeñarse en la protección y atención integral a la salud humana, en cualquier contexto, con el máximo de calidad y excelencia en su desempeño.5

La formación de profesionales de la salud y en particular de enfermería, implica la adquisición de habilidades clínicas, de capacidades de gestión y de investigación, como lo señala la descripción del perfil profesional del egresado.6

El perfeccionamiento del proceso enseñanza-aprendizaje como un sistema de estudio-trabajo-investigación, influye positivamente en el logro de una calidad superior en los futuros profesionales de la salud y en el desarrollo económico-social del país, por lo que este enfoque ha sido adoptado también en el diseño curricular de los licenciados en Enfermería. El papel del profesor-tutor es decisivo en la calidad del egresado, jugando un rol fundamental en los escenarios docentes y en los servicios donde labora, permaneciendo la mayor parte del tiempo junto al estudiante de enfermería, que se encuentra en formación.

En estudio preliminar realizado en el proceso de formación de los enfermeros en Pinar del Río, dejó a las claras un grupo de insuficiencias, entre las que se encuentran: la falta de sistematicidad y descontextualización. Además, se pudo comprobar debilidades en la fundamentación teórica y la eficiencia en el modo de actuación de los profesores-tutores para solucionar problemas de la profesión, limitando la configuración de la tutoría en el objeto de la profesión e incidiendo en la ineficiencia del proceso formativo para elevar la calidad del egresado.

Estas insuficiencias encontradas permiten enfrentar la contradicción dada en, por un lado, las insuficiencias dadas en el proceso de preparación de los profesores-tutores que atienden a los enfermeros en formación, durante el desarrollo de la educación en el trabajo, y por el otro, la necesidad de lograr una formación del profesional de enfermería acorde a las exigencias de la sociedad y el ministerio de salud pública cubano.

Por lo antes expresado, se plantea la interrogante de:

¿Cómo contribuir al proceso de formación del profesor-tutor para la carrera de Enfermería en la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río? Para dar respuesta, se desarrolló esta investigación con el objetivo de caracterizar el papel del profesor-tutor para la carrera de enfermería perteneciente al Hospital General Docente "Abel Santamaría Cuadrado", en la provincia de Pinar del Río el curso 2014-2015.

Se realizó un estudio de corte pedagógico, que basado en el método dialéctico materialista integró los métodos del nivel empírico y los del nivel teórico. El universo de estudio estuvo constituido por el total de 97 profesores-tutores actuales pertenecientes a la institución dedicados a la formación de los estudiantes de enfermería de los diferentes años de la carrera (225) a los cuales se le aplicaron, diferentes métodos empíricos de recopilación de información que fueron desde la encuesta hasta la observación directa para verificar el desempeño de estos durante la educación en el trabajo. Además, se tuvo en cuenta los métodos estadísticos como la estadística descriptiva.

• Se identificaron las siguientes variables:

• Relación estudiante-profesor-tutor.

• Categorización del profesor-tutor.

• Desempeño profesional del profesor-tutor.

• Funciones del profesor-tutor.

• Preparación del profesor-tutor para su desempeño.

• Nivel de satisfacción del estudiante con la atención del profesor-tutor.

Estas variables fueron operacionalizadas, elaborando los indicadores para su medición.

A través de un proceso de síntesis y deducción apoyados en el marco teórico conceptual se llegó a conclusiones y recomendaciones y los resultados fueron almacenados y procesados en el sistema de datos M Excel para su análisis estadístico a través del cálculo porcentual, y se llevaron a gráficos y cuadros para su mejor estudio y comprensión.

 

DESARROLLO

Al aplicarse los instrumentos antes señalados se constataron los siguientes resultados:

Se puede observar la distribución de los profesores-tutores y estudiantes en los diferentes servicios del Hospital General Docente "Abel Santamaría Cuadrado" de Pinar del Río, donde se evidencia que son las unidades de cuidados intensivos las que más estudiantes de enfermería tienen en su estructura (72) para un 32% del total y (36) profesores-tutores para un 72%, con una relación de un profesor-tutor por cada dos estudiantes, aunque se considera que aún se pudiera mejorar en este sentido para superar la cifra de profesores-tutores en estos lugares ya que mejoraría la atención individualizada al estudiante. (Gráfico 1)

Entre las funciones que deben cumplir los profesores-tutores se encuentra, la atención individualizada en la que debe trabajar con una cantidad inferior a 4 estudiantes, teniendo en cuenta el ritmo de aprendizaje y sus diferencias individuales.8

El profesor-tutor es un profesional entrenado para encargarse de la atención personalizada y sistemática que se le debe dar a un estudiante o a un grupo muy reducido de ellos, para que sean capaces de dominar todos los aspectos relacionados con su formación, tanto desde la dimensión científico técnica como psicopedagógica y actitudinal; teniendo en cuenta, en esta última los valores y actitudes que debe poseer un profesional de la salud en estos tiempos, determinando la posición activa y creativa en su desempeño profesional, personal y social.9

Descripción: D:\Revista de Ciencias Medicas.PR\Vol 19-2015\vol19n6\2412\imagen\fig1.png

Se muestran los resultados referentes a la categoría docente que poseen los profesores-tutores donde se puede apreciar que la mayoría corresponde a la categoría de Instructor (53), elemento básico para desarrollar con calidad sus actividades en los servicios. Con categoría de profesor asistente y auxiliar aún se cuenta con un reducido grupo, por lo que los rectores de la especialidad en estos momentos se encuentran trabajando para lograr que los profesores-tutores realicen el ejercicio correspondiente al cambio de categoría, así como complementar los cursos que necesitan para poder realizar el ejercicio, entre los que se puede mencionar, problemas sociales, inglés y las publicaciones. (Tabla 1)

El cambio a una categoría superior le permite desempeñar un papel orientador en las diferentes actuaciones con dominio de los elementos básicos de la educación, además dominar el método científico en general y de la rama de la ciencia que desarrollan, sin duda esto lo acredita como "maestro" y le permite, la autoridad, jovialidad, el prestigio como docente e investigador.10

Descripción: D:\Revista de Ciencias Medicas.PR\Vol 19-2015\vol19n6\2412\imagen\tab1.png

La mayoría de los profesores-tutores actuales se desempeñan como administrativos en los servicios (Gráfico 2), lo que constituye una de las debilidades actuales en el proceso de enseñanza totoral, ya que no es un secreto para nadie que los jefes de departamentos inmersos en las innumerables funciones colaterales a la administración no le pueden dedicar todo el tiempo que necesita el estudiante para el correcto aprendizaje y la formación de valores, lo que sin duda influye negativamente en el proceso enseñanza aprendizaje. La enseñanza tutelar es la forma docente más completa y compleja de educación en el trabajo y se precisan determinadas cualidades1 tales como:

• Ser crítico y científico.

• Conocer los principios, técnicas y formas de aplicación de los métodos de enseñanza.

• Establecer un patrón de profundo respeto hacia el estudiante y actuar como modelo en el proceso de auto evaluación con el grupo y con cada uno de los estudiantes.

• Ser un facilitador educacional.

Descripción: D:\Revista de Ciencias Medicas.PR\Vol 19-2015\vol19n6\2412\imagen\fig2.png

Se representa el dominio sobre las funciones del profesor-tutor, donde se puso de manifiesto que los profesores-tutores conocen sus funciones orientadoras y de asesoría académica y en menor cuantía el resto de las funciones, por lo que se infiere por parte del departamento docente de la institución la planificación de talleres donde se aborde la caracterización y diagnóstico del estudiante para brindar la atención individualizada que ellos requieren, pues no todos dominan esta función. (Tabla 2)

El profesor-tutor deberá estar preparado para reconocer e identificar las necesidades y particularidades de los estudiantes en función de la variedad de fuentes de ingreso, las condiciones socioculturales, la educación y edad, las características intelectuales, afectivas y motivacionales de los estudiantes, desde la perspectiva de respeto y ayuda a la diversidad cómo valor humano. Al profesor-tutor, además, le corresponde una importante responsabilidad en el asesoramiento continuo para alcanzar un elevado desarrollo de los estudiantes a fin de gestionar sus propios conocimientos.9,10

Descripción: D:\Revista de Ciencias Medicas.PR\Vol 19-2015\vol19n6\2412\imagen\tab2.png

Se evidencia a las claras la preparación de los profesores-tutores donde se puede observar que la mayoría ha recibido cursos de preparación en su especialidad, como por ejemplo cursos de proceso de atención de enfermería, cursos de examen físico, cursos de bioética y en menor cuantía los cursos de superación metodológica, didáctica, medios de enseñanza por lo que el departamento se ha trazado una estrategia de educación permanente desde el puesto de trabajo para contribuir al desarrollo y preparación del grupo de profesores designados a esta actividad, además se creó la EPFPTE (escuela provincial de formación del profesor tutor), la misma tiene como sede dicha institución y forma todos los profesores tutores de la provincia de Pinar del Río. (Gráfico 3)

Los tutores necesitan de un sistema integral de superación que incluya la preparación pedagógica, psicóloga, económica, política e ideológica y en técnicas de dirección que le permita alcanzar su liderazgo para realizar con éxito sus funciones.11

Descripción: D:\Revista de Ciencias Medicas.PR\Vol 19-2015\vol19n6\2412\imagen\graf3.png

Se muestra la satisfacción, tanto de los estudiantes como de los profesores-tutores con las acciones que realizan, donde se evidencia la preponderancia de los que sienten satisfacción con los profesores-tutores, sobre una minoría que refiere no estar satisfecho debido a que no pueden estar a tiempo completo al lado del profesor-tutor, y que, en ocasiones, hay servicios que por sus características los estudiantes deben de trabajar en momentos donde no coinciden en el mismo turno, por lo que se pretende en el futuro que la tutoría debe ser de forma individualizada donde el estudiante se convierta en el compañero inseparable del educador o profesor-tutor. También es bueno señalar que los estudiantes reflejan que reciben una atención adecuada ya que tienen en cuenta sus necesidades de aprendizaje y las habilidades que deben desarrollar en los servicios teniendo en cuenta el año en que se encuentran. Al profesor-tutor, además le corresponde, una importante responsabilidad en el asesoramiento continuo de los estudiantes, para alcanzar un elevado desarrollo de los mismos, y de esa forma gestionar sus propios conocimientos. (Tabla 3)

Ser un buen profesor-tutor en estos tiempos es una misión que lejos de ser imposible, pone a prueba la capacidad responsable y la perceptiva integral de aquellos que tienen en sus manos tan importante encomienda, preparar a los demás.12

Descripción: D:\Revista de Ciencias Medicas.PR\Vol 19-2015\vol19n6\2412\imagen\tab3.png

 

CONCLUSIONES

La relación de estudiantes por profesor-tutor es de 2 estudiantes por cada un tutor. El mayor número de tutores se encuentran categorizados como instructor. La mayoría de los profesores-tutores se encuentran desempeñando labores administrativas. Dentro de las funciones de estos la que más dominan los profesores-tutores es la asesoría académica, seguida por la orientadora. Hay una preponderancia de los cursos de la especialidad sobre el resto de cursos de superación recibidos.

La mayoría de los estudiantes se sienten satisfechos con la atención que reciben de su profesor-tutor, así como estos, con las acciones que realizan. Por lo que se recomienda, crear una escuela de formación para los profesores-tutores en la institución que permita de forma sistemática, su preparación a fin de constar con un profesional de alto dominio en su desempeño y competencia docente. Además, diseñar un modelo de formación dirigido a los profesores-tutores dentro de la especialidad de enfermería.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Organización de Naciones Unidas. Secretaría de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo. La tecnología de la salud y la educación en Cuba. Washington DC: OPS/OMS; 1979. p. 50- 75.

2. Salas Perea RS. La calidad en el desarrollo profesional. Avances y desafíos. Educ Méd Super [Internet]. 2000 Ene [citado 2 Feb 2013]; 14(2): [aprox. 10p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412000000200003&lng=es&nrm=iso&tlng=es

3. Lóriga Álvarez R, Piñero Lao E, Padilla Concepción AR, Díaz D, Aguiar Aponte Y. El tutor como amigo y guía del educando. Rev. Ciencias Médicas[Internet]. 2007 [citado 13 Enero 2011];  11(2): [Aprox. 10p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1561-31942007000200002&lng=es

4. Arteaga CR, Díaz Pita G, Padrón Novales C. La enseñanza tutelar en la Residencia de Medicina General Integral. Educ Méd Super[Internet]. 2001 Jun-2 [citado 2 Feb 2013]; 15(3): [aprox. 4p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412001000300001&lng=es&nrm=iso&tlng=es

5. Barroso Romero Z, Torres Esperón M. Fuentes Teóricas de la Enfermería Profesional. Su influencia en la atención al hombre como ser biosicosocial. Rev Cubana Salud Púb. [Internet]. 2001 May-3 [citado 2 Feb 2013]; 27(1): [aprox. 6p.]. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-34662001000100002&lng=es&nrm=iso&tlng=es

6. Navarrete Mendoza S, Alfaro Morales J, Vázquez García L, Dimas Cruz O, Vera Iabarra O, García Velázquez R, et al. Universidad Autónoma del estado de Hidalgo, división de docencia Manual del tutor de la UAEH ; 2007. p. 6.

7. Chávez MA. La experiencia de un programa de tutorías para la licenciatura. Revista Mexicana de Orientación Educativa. 2006; 8 (4): 62.

8. Boza A. Ser profesor, ser tutor: Orientación educativa para docentes. Huelva: Hergué. 2001. Disponible en: http://www.espaciologopedico.com.profesor_tutor.htm . [Acceso día: 18/2/ 2009]

9. Guerrero Pupo JC, Cañedo Andalia R. El tutor: un actor con frecuencia olvidado en el período de adiestramiento laboral. Acimed[internet]. 2008[citado enero 2015]; 18(4). Disponible en: http://www.imbiomed.com.mx/1/1/articulos.php?method=showDetail&id_articulo=54748&id_seccion=1412&id_ejemplar=5546&id_revista=51

10. Calzado B, Danel OO. Tutoría motor para la transformación cualitativa en las sedes municipales, un proyecto de ética tutoral. 6to. Congreso Internacional de Educación Superior. La Habana, Cuba. 2008: 11-15.

11. Diccionario Enciclopédico UTEHA. t-20. México: Unión Tipográfica Editorial Hispanoamericana; 2006. p. 365. 12. Añorga Morales J, De Toro González AJ, Hernández Escobar I. Entre otros, Paradigma Educativo Alternativo para el Mejoramiento Profesional y humano de los recursos laborales y de la comunidad. 2006 Ene-10; 124 (11): 980-3.

 


Lic. Medardo Rodríguez López. Licenciado en Enfermería.  Doctor Ciencias Pedagógicas. Máster en Salud Pública. Profesor Auxiliar. Hospital General Docente "Abel Santamaría Cuadrado". Pinar del Río. Correo electrónico: roy@princesa.pri.sld.cu





Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.