HISTORIA LOCAL DE SALUD

 

Memorias de la docencia médica en Pinar del Río en su 50 aniversario

 

Memories of medical teaching in Pinar del Río on its 50th anniversary

 

 

Rafael Ángel García Portela,1 Maribel Otero García, 2 Pedro Alexis Díaz Rodríguez 3

1 Médico. Doctor en Ciencias Médicas. Especialista de Segundo Grado en Medicina Interna. Profesor Consultante y Titular. Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río. Cuba. portela@infomed.sld.cu

2 Técnica en Bibliotecología. Sello Bachiller y Morales. Medalla Juan Tomás Roig. Miembro de honor de la Asociación Cubana de Bibliotecarios - ASCUBI. Pinar del Río. Cuba. portela@infomed.sld.cu

3 Médico. Especialista de Segundo Grado en Fisiología. Máster en Educación Médica Superior. Profesor Titular. Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río. Cuba. pedroalexisd@infomed.sld.cu

 

 

Recibido: 15 de diciembre de 2017
Aprobado: 19 de diciembre de 2017


RESUMEN

Se trata de un manuscrito de la autoría del querido Profesor de Mérito DrC. Rafael García Portela con la invaluable ayuda de Maribel Otero García, su compañera en la vida, y la colaboración de testimonios del Profesor de Mérito Dr. Marco Antonio Montano Díaz y el Dr. Pedro Alexis Díaz Rodríguez sobre sus memorias testimoniales del inicio y proceso fundacional de la docencia médica en Pinar del Río.

El manuscrito recibió su aprobación y solo se han realizado modificaciones de estilo respetando la versión original a partir de su participación en tan relevante momento de la historia de la salud pública pinareña.

Ingresado en el hospital intercambió con el director editor de la revista sobre su propuesta y manifestó su satisfacción al conocer que sería publicado en el primer número dedicado al 50 aniversario de la docencia médica en Vueltabajo, días más tarde, falleció.

El artículo además de un valioso testimonio que lega como referencia histórica, constituye un tributo al hombre científico revolucionario, sencillo y ético que siempre fue, para honra del salubrismo cubano.

DeCS: HISTORIA; DOCENCIA; EDUCACIÓN MÉDICA.


ABSTRACT

It is a manuscript written by the beloved Professor of Merit Rafael García Portela, PhD with the valuable help of Maribel Otero García, his partner in life, and the collaboration of the testimonies of Professor of Merit Marco Antonio Montano Díaz, MD and Pedro Alexis Díaz Rodríguez, MD on their testimonial memories of the beginning and founding process of medical teaching in Pinar del Río.

The manuscript was accepted and only style modifications have been made respecting the original version from his participation in such a relevant moment in the history of Public Health in Pinar del Río.

When he was admitted to the hospital, he exchanged with the head editor of the medical electronic journal about his proposal and expressed his satisfaction at knowing that it would be published in the first number dedicated to the 50th anniversary of medical teaching in Vueltabajo, days later, he died.

The article, in addition to a valuable testimony that he left as a historical reference, constitutes an acknowledgment to the revolutionary, scientific, modest and ethical man who always was, to the honor of Cuban health.

DeCS: HISTORY; TEACHING; EDUCATION, MEDICAL.


 

Memorias de la docencia médica

Al triunfo de la Revolución el 1º de Enero de 1959 la educación universitaria sufría el cierre por tres años de la Universidad por causa del tirano Fulgencio Batista y Zaldívar, de inmediato se trabajó en la convocatoria de los jóvenes que desearan continuar sus estudios universitarios el cual sería de forma gratuita donde todo el país se dispuso a trabajar para reanudar los estudios en todas las especialidades.

En Pinar del Río partieron para la Habana un grupo de jóvenes que serían los primeros médicos graduados por la Revolución, graduándose en el año 1965 en el Pico Turquino con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Estos jóvenes fueron: Caridad Morales López, Amparo Torres, Marco Antonio Montano Díaz, Abelardo Ramírez Márquez, Roberto Suárez Hernández, Rafael Ángel García Portela (para estudiar Medicina), y Sonia Granda para estudiar Estomatología.

Al concluir sus estudios universitarios en diciembre de 1965 fueron ubicados en varios municipios para realizar el Servicio Médico Social Rural; trabajaron en esos municipios hasta tener relevo para luego regresar al municipio Pinar del Ríodesignados para trabajar en otros hospitales y policlínicos.

El Ministerio de Salud Pública comienza a trabajar en la creación del Sistema Único Nacional de Salud, se nacionaliza la producción de medicamentos, las clínicas y hospitales privados, se disuelve el Colegio Médico Nacional por decisión de su Comité Ejecutivo y se inicia en 1963 la colaboración médica al exterior.

Se crean servicios de salud para las zonas rurales comenzando con la construcción de hospitales y dispensarios rurales, se inicia la aplicación de un enfoque preventivo profiláctico en la salud, y el funcionamiento de las comisiones de salud del pueblo que promovían acciones intersectoriales.

En el año 1962 se introduce la reforma de los estudios de medicina, aumentando la matrícula sin perjudicar la calidad.

Se inaugura las Facultades de Medicina de Oriente en 1962 y Las Villas en 1986.

Comienza con la apertura para los estudios de auxiliares de enfermería, así como se integra la investigación científica en las actividades de salud pública.

Los servicios de salud en la Educación Médica inician su desarrollo con la disposición por el Gobierno Revolucionario del Servicio Médico Social Rural con un enfoque preventivo, que da paso al Policlínico Integral y Comunitario en respuesta al modelo de salud comenzando las rotaciones de las residencias en la atención primaria, los primeros tres médicos en 1983 en Bahía Honda, que se graduaron en 1986, extendiéndose a Consolación del Sur y San Juan y Martínez hasta que en 1987 se inaugura el área urbana del Policlínico Comunitario Docente Hermanos Cruz del municipio Pinar del Río, estando al frente de la actividad el Dr. Marco Antonio Montano Díaz, dando paso al policlínico con el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia que contaba con un médico general básico, para más tarde crear el Policlínico Universitario lo que conlleva a la regionalización y compactación de los servicios, surgiendo así la municipalización.

Con el desarrollo que lograba de manera progresiva la Educación Médica en la provincia, en el año 1982 se gradúan 22 Licenciados en Enfermería y en 1989 se imparte el primer curso diurno de ese perfil.

En 1983 se inició la docencia en Estomatología, en el 2003 en Tecnología de la Salud y más tarde, en el 2005 comienza la docencia en Psicología.

Docencia médica

La docencia médica en la provincia se inicia con el posgrado, con el régimen de residencia para la especialidad de Medicina Interna, donde los primeros residentes fueron citados por el Dr. Armando Díaz de Villegas para las oficinas de la Dirección Provincial de Salud donde se les informa el inicio de la residencia de Medicina Interna en la provincia que hasta ese entonces sólo se realizaban en hospitales de La Habana.

Los médicos elegidos comenzaron la especialidad de Medicina Interna en el año 1967, siendo los primeros residentes los doctores Marco Antonio Montano Díaz, Rafael Ángel García Portela, y Caridad Morales López. Unos meses después se incorporó la Dra. Carmen Serrano Verdura, recién graduada en la Universidad de La Habana, obteniendo los cuatro el título de Especialista de Primer Grado en Medicina Interna el 29 de diciembre de 1970 en el teatro del entonces denominado Hospital Civil Dr. León Cuervo Rubio.

El tribunal estuvo constituido por los profesores Francisco de Arazoza, José Emilio Fernández Mirabal, Armando Pena, Juan B. Ortega y Juan Francisco Álvarez Guasch.

En el año 1968 se inicia la docencia de pre grado, con un grupo de cuatro estudiantes del sexto año de la carrera procedentes de La Habana; al frente de los cuales estaba el Profesor doctor José Emilio Fernández Mirabal, que permaneció por un período de seis meses en la institución, a quien se le debe el inicio y la organización de la docencia médica de pre y posgrado.

La organización comienza estableciendo pases de visita docente asistenciales, reuniones clínico patológicas, clínico radiológicas y seminarios.

Al Profesor José Emilio Fernández Mirabal le siguieron por períodos de seis meses, los profesores doctores Miguel Matarama Peñate, Eduardo González Menéndez, Francisco de Arazoza y Ángel Menes Seisdedos, internistas del hospital General Calixto García de La Habana, todos con una larga experiencia profesoral. También estuvo durante un tiempo el Profesor Orlando Vals impartiendo la asignatura de Radiología.

En 1968, cuando comienza la docencia de pre grado en las asignaturas Propedéutica Clínica y Medicina Interna, los cuatro residentes sin ser aún especialistas, asumen la docencia junto a otros especialistas, los doctores osé Inguanzo, Valdés Quintero, Juan Francisco Álvarez Guasch y Pérez Martín, sin ostentar categoría docente, y procedentes de La Habana los doctores Miguel Ángel Canetti Puebla y Augusto Estévez; más tarde la docencia se extiende al hospital provincial Gineco-Obstétrico Justo Legón Padilla, con el Dr. Juan José Noda Miranda como profesor, y al hospital Pediátrico Provincial Pepe Portilla, asumida por el Dr. Severino Puente.

El primer director que dirige la docencia médica en la provincia fue el Dr. Armando Díaz de Villegas, cirujano de profesión, el cual enferma de esclerosis múltiple y luego de su fallecimiento es nombrada la Dra. Carmen Serrano Verdura, con el rango de Directora y más tarde como Decana, hasta el año 1986 en que fue sustituida por el Dr. Teobaldo Triana Torres hasta su fallecimiento. Después continuaría como Decano el Dr. Pedro Alexis Díaz Rodríguez.

En los inicios de la Unidad Docente de Medicina en 1978 del siglo pasado, estuvo subordinada a la Sede Universitaria de Pinar del Río y dirigida metodológicamente por el Ministerio de Educación Superior, luego convertido en Centro Universitario y actualmente Universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca.

En esa etapa, siendo rector el ingeniero Ricardo Abreu Espinosa, radicaba la Unidad Docente de Medicina en la calle Gerardo Medina, en el edificio ocupado hoy por la corporación CIMEX próximo al hospital Dr. León Cuervo Rubio, en el período de dirección de la Dra. Carmen Serrano Verdura.

En 1977 se crean en Pinar del Río los departamentos Docentes de Medicina Interna siendo nombrado por Resolución 62/77, de 20 de noviembre de 1977 del Ministro de Educación Superior el Dr. Rafael Ángel García Portela como jefe del departamento de Medicina Interna de la Unidad Docente de Ciencias Médicas aun adscrita al Centro Universitario de Pinar del Río.

El departamento de Cirugía estaba a cargo del Dr. Julio Arronte el cual abandonó el país y fue sustituido por el Dr. Luis Enrique Callaba; al frente de Pediatría y Medios Diagnósticos se encontraba el Dr. Raúl Rodríguez Lastra.

La Ley No. 1306 del 28 de julio creó el Ministerio de Educación Superior, y por la No. 1307 del 29 de Julio del propio año estableció los centros que integrarían la Red Nacional de la Educación Superior y sus niveles principales de dirección. El Ing. Fernando Vecino Alegret entonces Ministro de Educación Superior, resuelve nombrar al Dr. Rafael Ángel García Portela en el cargo de vicedecano docente y de investigaciones de la Facultad de Ciencias Médicas del Centro Universitario de Pinar del Río el 5 de febrero de 1979 siendo el primer vice docente y de Investigaciones; ocupando dicha responsabilidad hasta el 10 de abril de 1981 hasta que por motivos de salud se emite la Resolución Rectoral No. 125/81 y la 168/80 del Ministro de Salud Pública por la que se determina su baja, firmando dicho documento el Dr. Ramón Casanova Arzola.

En 1976 obtienen su categoría docente de Profesores Auxiliares, los doctores Carmen Serrano Verdura, Rafael Ángel García Portela, Marco Antonio Montano Díaz, Juan Francisco Álvarez Guasch y Juan José Noda Miranda.

En el año 1979 la Unidad Docente de Medicina le es otorgada la condición de Facultad.

En 1984 se categorizan como Profesores Titulares los doctores Carmen Serrano Verdura, Rafael Ángel García Portela, Marco Antonio Montano Díaz, Juan Francisco Álvarez Guasch y Juan José Noda Miranda, los primeros de la provincia en obtener esta condición. En ese propio año y por primera vez obtienen la categoría de Especialistas de Segundo Grado en Medicina Interna los profesores, doctora Irene Pastrana Román y los doctores Rafael Ángel García Portela y Marco Antonio Montano Díaz.

En la primera Unidad Docente de Medicina se impartían las asignaturas del ciclo básico, estando dirigida esta actividad por la Dra. Sonia García, contando con un claustro de profesores muy jóvenes, pero con una elevada preparación, aunque aún no se disponía con toda la literatura docente hasta el inicio en septiembre de 1978 de la biblioteca, estando al frente de la misma la compañera Maribel Otero García.

Estos jóvenes profesores se crecieron y fueron capaces de confeccionar sus propios folletos para lograr una elevada calificación en los estudiantes, en esa etapa se continuó con la colaboración de profesores de La Habana, entre ellos el Dr. Jorge González Pérez (Popi) para apoyar la asignatura de Anatomía Humana y el Dr. Rubén González Gotera, para Fisiología que impartió durante varios años dicha asignatura.

Profesores fundadores

Dr. Leonardo Oriolo Pérez (Embriología), Dr. Rigoberto González Regalado y Dr. Amado Creso Dueñas (Histología), Dra. Norma Fuentes, Dra. Ena González Gutiérrez y Dra. Mirta Sixto Díaz (Anatomía Humana), Dr. Pedro Alexis Díaz Rodríguez (Fisiología), contando además con los licenciados Alina de la Portilla y del Cañal, Carlos Paz Paula, y Julio Héctor Conchado Martínez (Bioquímica), Lic. Lázara Mayra Díaz Álvarez (Microbiología), y los Técnicos Auxiliares para la Docencia María Martínez Cuadot, Caridad Gorgoy Medina e Isabel Paredes Torres y Walfrido García Padilla.

El ciclo clínico se impartía en los hospitales Dr. León Cuervo Rubio, Pepe Portilla, y Justo Legón Padilla, donde se fueron sumando un grupo de profesores para impartir las asignaturas.

La Unidad Docente de Medicina en sus inicios contaba con una plantilla compuesta por una treintena de trabajadores, los cuales hacían multioficio en dependencia de las necesidades de la institución los cuales poseían un alto sentido de pertenencia. La matrícula inicial fue de 62 alumnos, que fueron formados y graduados con un alto nivel científico, algunos integrados hoy en al claustro de la facultad como es el caso del Dr. José Caridad Díaz Cabrera, que fuera alumno eminente y con un alto grado de solidaridad con sus compañeros, sacrificaba parte de sus vacaciones para apoyarlos en el estudio de algunas asignaturas; la doctora Lucia Linares Hernández y otros que laboran en otras instituciones y que han sido ejemplo en cada una de las especialidades médicas en las que se han especializado, de los que guardamos un grato recuerdo.

En esta etapa todas las actividades que se realizaban eran a través del Centro Universitario de Pinar del Río desde donde se recibía apoyo metodológico para realizar las actividades de los programas curriculares.

La biblioteca era atendida por la Lic. Rosario Cruz, directora de la biblioteca del Centro Universitario, recibiendo capacitación técnica de la compañera Alicia Méndez y del Lic. Murrieta; además se contó con el apoyo de la biblioteca provincial Ramón González Coro, para la preparación del personal bibliotecario que laboraban en la Unidad Docente de Medicina y en los hospitales provinciales para elevar el nivel técnico de las compañeras.

Se había constituido un núcleo del Partido Comunista de Cuba cuyo secretario fue el Lic. Julio Héctor Conchado Martínez, atendido por el Comité del Partido de la Sede Universitaria, además, contaba con una sección sindical entusiasta que convocaba a estudiantes y trabajadores para el buen desempeño de los trabajos voluntarios y otras tareas.

A partir del año 1974 se comienza a participar en las Jornadas Científicas Estudiantiles de la Sede Universitaria y en las Jornadas Científicas Estudiantiles de la Facultad de Ciencias Médicas de La Habana, donde se obtuvieron varios premios; y en las Jornadas Científicas Profesorales por Ciencias Médicas, del Centro Universitario de Pinar del Río, hasta 1980.

En el año 1982, se traslada para su nueva edificación en el Km 89 de la Carretera Central, lugar actual, culminando toda la construcción en el año 1988, el 30 de abril de ese mismo año cuando el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz inaugura oficialmente la obra donde escribió en el libro de visitantes, “Es una envidiable institución”.

La biblioteca ya contaba con suficiente material de estudio continuando Maribel Otero García, hasta el año 1984 que se incorpora a laborar en la biblioteca de los Servicios Médicos del Ministerio del Interior. Ante la necesidad de la extensión del horario de trabajo, comenzaron a laborar varias compañeras, entre ellas: Alina Fuente, Magalys Morales, Luisa Valdés, Susana Candelaria, así como la Licenciada en Información Científico Técnica y Bibliotecología Xiomara Flores.

La Facultad de Ciencias Médicas fue incrementando su capacidad, creciendo y obteniendo reconocimientos por el trabajo desarrollado por sus trabajadores. A través de los años contó con varios decanos: Dra. Carmen Serrano Verdura, Dr. Teobaldo Triana Torres, Dr. Pedro Alexis Díaz Rodríguez, Dra. Mirta Sixto Díaz, Dra. Ana Carmen Valdés Vento, Dra Lourdes Medina Hernández, Dra. Nancy Gener Arencibia, Dr. Juan Manuel Lemus Quintana, actualmente la Dra. Odalys Orraca Castillo.

A solicitud de trabajadores y estudiantes, se aprueba por el Comité Central del PCC en el año 1998 el nombre oficial de Facultad “Dr. Ernesto Che Guevara de la Serna”.

En reconocimiento a su historia, a la calidad de su claustro y a sus resultados acordó hacer los primeros otorgamientos honoríficos en el 2008 en ocasión del 30 Aniversario de su fundación y el 40 de la Docencia Médica, de esa manera fue otorgada la Categoría de Profesor de Mérito a los doctores Juan José Noda Miranda, Rafael Ángel García Portela y Marco Antonio Montano Díaz. Luego, el Ministerio de Educación Superior en el 2001 crea la condición especial de Profesor Consultante que la recibieron inicialmente cuatro profesores doctores Marco Antonio Montano Díaz, Tomás Rodriguez López, la licenciada Wally Paraño Montero y el autor, y hoy integran el Comité Académico de la universidad 49 profesores con esa condición que brindan su asesoría en tareas asignadas por el rector para elevar el prestigio de la hoy Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río, que obtuvo esa categoría por acuerdo 6591 del Consejo de Ministros de 2/2/2009. A partir de esa fecha ha contado como rectores a los doctores José Ángel Veliz Gutiérrez, Blas Nivaldo Pérez Porras y Juan Manuel Lemus Quintanael actual.

Es de destacar el trabajo de los compañeros del Centro Provincial de Información, el cual ha trabajado en la capacitación, superación y control del trabajo desarrollado por cada biblioteca en el sistema provincial de salud, trabajando en redes mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación comprometiendo a cada trabajador en la imprescindible superación constante integrada por personal con formación profesional en Información Científico Técnica y Bibliotecología.

El desarrollo alcanzado por su personal permitió contar con la edición de una revista impresa que inició su salida en 1986 por el Consejo Provincial de Sociedades Científicas con el propósito de mantener actualizado al personal de la salud y al mismo tiempo dar a conocer las investigaciones que se realizaban. El inicio del Período Especial limitó sus tiradas por lo que años más tarde resurge en formato digital, ganando cada día mayor reconocimiento por los profesionales de la salud y de otras autoridades universitarias de la provincia y del país, así como de personalidades que nos han visitado.

La Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río, con su director Dr. Joaquín Pérez Labrador ha trabajado junto a su colectivo para lograr una revista que haya obtenido la condición de certificada, indexada e incorporada al prestigioso Grupo 2 de revistas científicas seriadas del mundo con un elevado reconocimiento nacional e internacional.

A lo largo de todos estos años sus trabajadores se han destacado en el cumplimiento de las misiones internacionalistas que le ha encomendado el país, una de esas honrosas tareas fue la creación de la Facultad de Medicina adscrita a la Universidad de Guinea Ecuatorial, siendo su fundador el Dr. Pedro Alexis Díaz Rodríguez, en la cual creó la doctrina sobre la necesidad de la propia formación en el país y formó excelentes profesionales. También, han brindado su cooperación en la hermana República de Venezuela, Timor Leste y otros países donde se ha reconocido la calidad profesional y humana de sus profesores en esas labores.

En el año 1996 ingresan los primeros estudiantes con carácter de autofinanciados, en el 1999 ingresan 30 estudiantes becarios de otras nacionalidades, en el 2001 se reciben los primeros 25 estudiantes de la descentralización de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) lo cual habla del grado de profesionalidad, calidad y sentido humanístico de su formación por el colectivo de trabajadores de la institución con sus profesores desde los diferentes escenarios en policlínicos y hospitales brindando a través de todos esos años una docencia que prestigia la provincia.

En el año 2 000 se crea la Faculta de Medicina de Guinea Ecuatorial como parte del Plan Integral de Salud. En el 2006 se le da paso al Proyecto Sandino integrado por 12 centros, con estudiantes de 31 nacionalidades y una matrícula de 4 146 estudiantes.

En la actualidad la Universidad cuenta con 20 Doctores en Ciencias Médicas y Pedagógicas. De sus aulas han egresados hasta julio del 2016 un total de 22 241 profesionales cubanos en su mayoría de la carrera de Medicina; seis mil 347 técnicos medios y entre todas las carreras graduó a mil 461 extranjeros.

La Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río cuenta en su claustro con dos profesores Héroes del Trabajo de la República de Cuba, ambos Profesores Titulares y los Doctores en Ciencias, Aldo Sixto Díaz, cirujano general, y Rafael Ángel García Portela, internista.

En el año 1992 fue la primera Facultad de Ciencias Médicas en aprobar una inspección del MES, en 1992 primera Facultad de Ciencias Médicas del país en obtener Excelente en una inspección integral del Minsap, en el 2009 es la primera Universidad del país en obtener BIEN en las condiciones de municipalización.

ACLARACIÓN NECESARIA

El profesor redactó este manuscrito con el seguro propósito de continuar su actualización, pero la vida no le permitió su continuidad que quedará por otros colegas, no obstante, este testimonio por uno de los imprescindibles de esa época fundacional es de inestimable valor y queda perpetuada en este artículo para consulta. Por esas razones se aprobó su publicación dentro del merecido homenaje al querido e inolvidable profesor para el disfrute de los lectores que sepan apreciar su valor histórico.

 

 

Rafael Ángel García Portela: Médico. Doctor en Ciencias Médicas. Especialista de Segundo Grado en Medicina Interna. Profesor Consultante y Titular. Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río. Cuba. Si usted desea contactar con el autor de la investigación hágalo aquí



Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.