2017

Portada

Vol. 21, Núm. 4 (2017)

La preparación para enfrentar las incertidumbres de la época, solucionar problemas del contexto socio laboral, desarrollar el conocimiento que organiza, relaciona y contextualiza los saberes para formar al profesional competente que necesita la sociedad actual, constituyen ejes de reflexión en los programas del posgrado académico en Cuba.

Centrar la atención en esos conceptos, sugiere el establecimiento de estrechas conexiones entre los fines de la Institución y los proyectos sociales, a la vez que concilia la satisfacción de necesidades de salud de la población, las capacidades del profesional y su contribución al progreso, el bienestar humano y el desarrollo sostenible e inclusivo, con la ampliación de la participación social.

En ese sentido, los programas de maestrías en la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río pautan, guían y actualizan la gestión investigativa, posibilitando valorar la pertinenciacon que ejecutan su encargo social, en un proceso permanente de auto perfeccionamiento y autodeterminación de los participantes. La Maestría "Atención Integral al niño con enfermedades hematológicas crónicas", al cierre de la primera versión de su programa, así lo acredita.

Los resultados alcanzados, constituyen sinergias que articulan: capacidad de respuesta a necesidadesde salud en la atención primaria y secundaria, participación activa en los procesos universitarios eincorporación de esa dimensión de compromiso social a la gestión para el mejoramiento continuo de la calidad, signando el valor cívico-humanista y la competitividad que se logra en la formación académica.

A pesar de ello, persisten limitaciones alavance sostenido en esa área del posgrado, por la aún intransigente cultura educativa hegemónica de las Ciencias Médicas, frecuentemente tradicionalista, frágil en materia de colaboración educativa interinstitucional y resistente a la formación investigativa que define la didáctica científica desarrolladora para sus marcos curriculares.

En tal contexto, las necesarias actitudes ante los ineludibles cambios, encuentran fundamentos en las ideas de Edgar Morin, estudioso del fenómeno educativo en el siglo XXI, "la reforma de la enseñanza que conduce a la reforma del pensamiento, es el desafío de los desafíos de la educación actual", reflexionemos al respecto: en esta idea se sustentan las extraordinarias perspectivas del posgrado académico en las Ciencias Médicas.

Portada

Vol. 21, Núm. 3 (2017)

La revista transita por el año 31 de sus inicios fundacionales en momentos en que la actualización del modelo socio económico cubano avanza con anhelada confianza por cambios a favor del bien-estar de todos los miembros de la sociedad.

La salud pública, como parte indisoluble de ese proceso, se integra con las transformaciones al sistema nacional de salud dando cada vez más esforzados pasos para avanzar a partir de las experiencias acumuladas por logros y desaciertos, hacia el rescate de sus concepciones originarias principalmente, del Programa de Medicina Familiar.

La contribución de cada uno de sus actores/prestadores de servicios  con la de sus beneficiarios como aportadores destacables siempre son consideradas, pues en la espera del natural deseo de avance, la historia ha confirmado, que desdeñar o pasar por alto opiniones y estados de ánimo de ambos pilares en el entorno socio cultural e institucional, no solo enlentecería sus objetivos sino que, en muchas ocasiones, distorsiona el propósito central y anula los esfuerzos con el consiguiente elevado costo en tiempo, no recuperable, y desperdicio económico.

Se trata de un proceso de reingeniería organizacional donde no es posible un descuido en la sistematicidad e integración institucional por su incuestionable valor.  Un importante paso se incorpora, la acreditación de servicios e instituciones que indiscutiblemente repercutirán en la elevación de la calidad de sus servicios, y también para las ofertas a prestaciones que serán demandadas de manera exponencial en un futuro no tan lejano.

En la preparación básica de esos intentos planificados, la producción científica no puede eludir su responsabilidad, y debe avanzar con pasos seguros en sus procesos por una calidad que se adecue a los tiempos con la intencionalidad de desechar las justificaciones a la superficialidad en la interpretación del rigor científico para su ubicación en el sitio demandado por el capital humano de elevada preparación con que cuenta la sociedad.  

Escuchar la diversidad de criterios sobre el tema y su propósito en el sistema de publicaciones médicas tiene un destacado papel, la rutina de trámites que demandan de su producto, requieren de una interpretación más cualitativa tanto por emisores como por receptores respecto a la calidad de acuerdo a los objetivos que las originan. Los  decisores a todos los niveles que correspondan, deberán ser más valorativos de su cualidad a partir de la necesidad de origen y destino científico,  y no a la mera presentación documental que culmina la formalidad de un trámite sin que constituya el verdadero cierre del ciclo investigativo.

La atesorada y respetable sabiduría colectiva de profesionales y técnicos que se desempeñan en estas tareas compartidas con usuarios en diversos roles, trabajan con acicate para consolidar esas intenciones; solos no será posible. La necesaria integración sistémica de cada elemento del amplio universo de la salud pública junto al resto de las instituciones indiscutibles aliadas estratégicas para el desarrollo social, son las encargadas de llevar adelante el propósito de hacer de la calidad una herramienta imprescindible y no un objetivo deseado.
Portada

Vol. 21, Núm. 2 (2017)

A la  consagración de  la ciencia

Todo trabajador de las ciencias médicas necesita mantenerse informado de los más recientes avances ocurridos en su especialidad y también, está moralmente obligado a darle a conocer a sus colegas los conocimientos útiles que adquiere en su quehacer cotidiano o en sus investigaciones científicas, tanto en el país como en el exterior.

La Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río es un órgano ideal para informar y para publicar, por lo que no se puede desaprovechar esta oportunidad que se brinda para satisfacer ambas necesidades.

Es ineludible el deber que adquiere el trabajador de la salud cubano, que en el extranjero se enfrenta y maneja con éxito entidades nosológicas inexistentes en nuestro país, de publicar aquí sus experiencias para que sean conocidas por otros compañeros que se desempeñarán en esos mismos lugares.

Debe quedar claro que toda actualización científica hoy puede llegarnos a través de revistas especializadas en soporte electrónico que, por muy buenas que estas sean, consideramos que el estudio de libros y otros medios es imprescindible y no debe ser descartado.

No podemos sustraernos al quehacer internacional actual de investigar y publicar constantemente con alto rigor científico pues, el vertiginoso avance científico-técnico de nuestra época así lo exige. De esa forma se elevaráde manera considerable el prestigio de muestra revista y del país, y a la vez seremos más útiles a los lectores. 

En una revista que se respete, como la nuestra, se cuida escrupulosamente el cumplimiento de los Principios de la Ética Médica en todos sus pasos y aspectos, colaborando con la formación de valores morales en nuestros educandos y profesionales de la salud para que en el futuro puedan parafrasear a Thomas Sydenham, prestigioso clínico inglés: “… puedo tener tranquila mi conciencia pues siempre he tratado a mis pacientes como quisiera que me trataran de estar yo en su lugar” o como el gran médico ruso Pirogov cuando afirmó: “…cuando un médico conversa un rato con su paciente y al cabo de ese rato éste no se siente mejor, ese médico ha fracasado.”

Esperamos vuestros trabajos y a la vez estamos comprometidos a ofrecer una revista de más calidad.
Portada

Vol. 21, Núm. 1 (2017)

Las publicaciones médicas en la calificación profesional en salud

El inicio de un nuevo volumen en una publicación científica genera proyecciones de trabajo con intencionalidad hacia el propósito de complementar los objetivos que se tracen las políticas institucionales  para contribuir con la debida velocidad que las circunstancias requieren, a la calificación de sus autores y lectores.

Es cada vez menos frecuente que una casa editorial escape del cuestionamiento al proceso editorial con sus tiempos de revisiones, sus filtrados y la evaluación del conocimiento para las publicaciones de sus revistas, las que a consideración de los autores suponen propuestas en sus manuscritos del aporte científico esperado desde su perfil profesional y esto, con el mínimo de molestias necesarias, donde un aspecto crucial es la búsqueda de productos de calidad que aporten novedad y actualización sobre el tema abordado.

Las insatisfacciones de autores muchas veces están vinculadas a obviar las políticas editoriales y las instrucciones de las editoras donde la requerida actualización del contenido propuesto es un aspecto prioritario, junto a la presentación de resultados válidos y repetibles, arremetiendo sin razón contra los dictámenes e incluso abandonan la intención inicial sin nuevos intentos que de seguro le permitirían continuar adquiriendo habilidades en el campo de la socialización del conocimiento.

La Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río, actualiza sus políticas, en la espera  de satisfacer su demanda y que sus lectores  amplíen sus lecturas y en consecuencia, el intercambio científico que la promoción a través de la publicación crea para el desarrollo de las investigaciones como imprescindibles para el avance y la calificación de los profesionales en y para la ciencia.

En un esfuerzo balanceado de ofertas que permitan a los claustros, colectivos de especialidades en la docencia y en lo investigativo junto a los aspectos pedagógicos, puedan acceder  a materiales de actualidad que garanticen para el intercambio científico, elevar la calificación profesional de los lectores y extraer la experiencia necesaria que haga frente a los desafíos actuales que las tecnologías de la información y la comunicación, cada vez más renovadoras, promueven para educadores y educandos.

En la etapa actual de las transformaciones de la salud pública, la revista abre sus espacios a la convocatoria del sistema nacional de salud de promover el incremento de la calificación profesional del capital humano de la salud para la elevación de la calidad en todos los perfiles de salud que favorezca  la superación y promoción por el bienestar de la población cubana.

El esfuerzo del colectivo editorial, también en constante capacitación, comparte sus mejores esfuerzos en esa prioridad del sistema nacional de salud.

2016

Portada

Vol. 20, Núm. 6 (2016)

El privilegio de poder envejecer y seguir participando  

 

Hace años, muchos por cierto, la motivación de hacer por ayudar a los que menos tenían hizo que fuera médico. Tener la suerte de aprender y no solo medicina, con un increíble hombre como el doctor Tebelio Rodríguez del Haya encumbrado por su pueblo como grande en el salubrismo cubano, me enseñó que la profesión es tanto ciencia como amor y humanismo, valores enaltecedores que puede lograr el hombre y exigencia en la formación  de las nuevas generaciones  pero imprescindiblepara el profesional de la salud.

El privilegio de envejecer  permite testimoniar hechos que luego se convierten en historia si se saben transmitir. Pensar desde una tasa de mortalidad infantil de más de 60 por mil nacidos vivos en la Cenicienta cubana previo al triunfo de la Revolución y lograda ahora con 2,2 por mil nacidos vivos es más que una satisfacción para la familia cubana ante el mundo.

El Estado cubano reconoce a las personas mayores como un baluarte de la sociedad garantizando su integración social por el valor que transmiten con la experiencia acumulada. Frases como “lee y no cree” permitieron tenerhoy una Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río que alcanzara la primera certificación en la acreditación nacional, avanzara en el proceso de las trasformaciones para la salud en el nuevo modelo económico cubano y garantía derenovados trabajadores del sector para la sociedad y la humanidad con la misión de saber hacer realidad el concepto de Revolución legado por el salubrista mayor Fidel Castro Ruz al universo.

La Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río con su 30 aniversario no cierra un ciclo de historia en su trayectoria como editora con el mérito delreconocimientoa sus predecesores y a los actuales actores de las ciencias médicas en Vueltabajo sino que, abre ahora el comienzo de una etapa de fortalecer consagrados proyectos para una medicina a tono con los tiempos para nuestro pueblo y luego, para el resto del mundo. Es tarea de prioridad y necesitará unidos, de los talentos impregnados de conocimientos pero también de humildad y austeridad en su voluntad y gestión.

Como persona mayor afortunada es que agradezco a la vida, que para todos tiene alguna imagen de representación, no separar el amor de ninguno de los procesos participativos que deban realizar, siemprerememorando la historia para poder repetir con fuerza la canción que nos ha convocado a todos y que permita superar cualquier debilidad y aprovechar lasoportunidades: hombre, los agradecidos  te acompañan.
Portada

Vol. 20, Núm. 5 (2016)

Una participación profesional comprometida en el desarrollo de la salud pública cubana

En los decenios transcurridos, la revista ha mantenido una trayectoria ascendente que se refleja en la calidad progresiva de sus productos, su demanda y la adecuación de sus opciones de oferta a los intereses de los procesos certificativos de la universidad patrocinadora y de los usuarios que, registrados, envían sus manuscritos con la aspiración de su aceptación, acceder al proceso editorial y lograr su publicación.

En estas acciones se han destacado anónimamente numerosos profesionales de reconocida preparación y certificación en los perfiles para los que se convoca su participación en el rol de "arbitraje" u otras asesorías, en las cuales demuestran sólida preparación, realizando su labor en escaso tiempo libre sin otra remuneración que la satisfacción del deber de contribuir al desarrollo científicoen salud en el ámbito de la ciencia a nivel mundial.

En buena medida la inclusiva ganada participación internacional en el ámbito de la ciencia a la Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río, debe losreconocimientos otorgados ala revista reflejada en su aceptación por las bases de datos del mundo einstituciones universitarias de otras latitudes junto a la multiplicación de alentadores mensajes recibidos en el período.

La incorporación de excelentes trabajos de perfil pedagógico que vinculan el desempeño del claustro, los resultados, potencialidades y las debilidades identificadas en los procesos docentes y asistenciales aun no explotados a plenitud, debiera corresponderse con una mayor participación en los espacios correspondientes que la universidad promueve para el debate abierto primordialmente por y para los profesores, retroalimentando por la propia vía de la publicación electrónica disponible a sus beneficiarios, con el propósito de superar y añadir reflexiones que contribuyan al proceso continuo por la calidad curricular que tribute a los objetivos asistenciales de los servicios en salud.

El máximo aprovechamiento de un recurso de tan inestimable valor deberá ser y pronto, un aspecto valorativo en los espacios de gestión y desempeño de instituciones y sus profesionales, de manera individual y colectiva, para uneficiente aprovechamiento en los roles de los procesos sustantivos de la universidad médica y sus escenarios docente asistenciales.

En el propósito de avanzar con nuevas herramientas que faciliten la disponibilidad eficiente a los usuarios para estar "al servicio de la ciencia desde Pinar del Río" es que aguardamosuna correspondiente participación profesional comprometida por el desarrollo de la salud pública cubana.
Portada

Vol. 20, Núm. 4 (2016)

"… ha llegado la oportunidad de demostrar la utilidad de la virtud, no la desperdicien."

Un nuevo curso académico inicia una jornada pletórica de retos en el perfil de la docencia en el marco de las transformaciones de la salud pública promovidas por la actualización del modelo económico cubano que el país genera en consonancia con los Lineamientos Económicos del Partido Comunista de Cuba en medio de la crisis económica mundial.

La graduación "58 ANIVERSARIO DEL TRIUNFO DE LA REVOLUCIÓN" generó al sistema de salud cubano y a la salud de 22 pueblos hermanos, 348 graduados producto del esfuerzo solidario al aportar profesionales con una adecuada preparación científica forjados para su desempeño profesional, como el gestor solidario y humanista que necesitan tantos países en el mundo como posibilidad de poder enfrentar los desafíos que imperan ante sus desigualdades sociales, y que requieren en el propósito de alcanzar la salud y el bienestar reconocido como Derecho Humano pero poco desarrollado en muchas latitudes.

La aplicación del Plan D en las ciencias médicas, una formulación que se viene construyendo desde hace varios años, requerirá de una responsable y consciente participación de todos los actores en cada uno de los escenarios de la salud pública cubana, integrados como un campus universitario único e indivisible.

El alto centro de estudios pinareño y su colectivo de profesores junto al resto de los trabajadores vinculados al desempeño formativo, convencidos de su necesaria aplicación ha adoptado reordenamientos y medidas que tributan a un objetivo prioritario: la calidad de los procesos docente educativos para elevar la eficiencia y eficacia de los servicios al pueblo y su satisfacción, junto a la preparación político ideológica con la prioridad que los tiempos actuales requieren.

Convocados, se impone una vez más la racionalidad de recursos, la dedicación y el incentivo moral por todos los que amamos la obra emprendida para hacer lo mejor. Para los recién incorporados recordar las palabras de congratulación por el inicio de su vida laboral: "… ha llegado la oportunidad de demostrar la utilidad de la virtud, no la desperdicien."

Portada

Vol. 20, Núm. 3 (2016)

La comprensión sobre el propósito de una revista biomédica

 

Las publicaciones científicas son documentos con determinada información en un algoritmo pre establecido que transitaron con cambios y adecuaciones en sus formatos y estilos junto a la revolución científica técnica hasta acomodar su imagen para los lectores, con el uso de las tecnologías de la comunicación y la información adecuadas para la ciencia en el mundo.

Los primeros manuscritos eran redacciones narrativas hasta la uniformidad con el método IMRYD perfeccionado con la incorporación de formatos demandados por el desarrollo de la modernidad, la necesaria rapidez, por qué no, inmediatez, para que los creadores/científicos convertidos en autores, pudieran compartir sus ideas, pensamientos, resultados, logros científicos, intenciones fallidas, y otros a veces no tan cercanos, para aportar o discrepar con sus propuestas y así, la ciencia aceleró los beneficios que la humanidad disfruta y esperanzada avanza.

La revista pinareña, como otras, ofrece opciones a autores de obras de diversos perfiles, para acercar a los profesionales, directivos e interesados, ese complemento requerido del conocimientos y la creatividad que permita entre similitudes o discrepancias, imprescindibles para avanzar en la ciencia, la pedagogía, la historia o las ciencias sociales, y se aprecia que no siempre está en el propósito autoral ese objetivo como función principal y sí para otras causas, en ocasiones, ajenos a los iniciales, pero más cercanos a la burocracia docente.

Los editores deben ser promotores de una suficiente comprensión en el aprovechamiento de estos espacios que hagan realidad el intercambio entre autores y por qué no, debates en los espacios metodológicos planificados de superación en la vida interna de disciplinas y asignaturas, de departamentos, años y carreras, es decir, de los espacios curriculares propuestos para la  elevación constante de la calidad de sus procesos y crear hábitos validables entre educadores y educandos. Habrá que ofrecer espacios de redacción que faciliten la promoción para su conocimiento; más que lograr un documento certificativo.

Se trabaja con intención editorial en propiciar el incremento de aportes novedosos, resultados de estudios que fueron avalados por sus patrocinadores y son poco divulgados, debiendo cumplir las expectativas de ofrecer soluciones a los problemas identificados que dieron origen a su objetivo de estudio, y no artículos que una vez rechazados provocan errados criterios incluso, en quienes debieran ser promotores del uso eficiente de los recursos destinados al incremento en la calidad de los servicios disponibles a la población o en la enseñanza, de esa forma la satisfacción será plena en un claustro que aspira a avanzar hacia la excelencia certificativa, propósito compartido por el comité editor de su revista.

Portada

Vol. 20, Núm. 2 (2016)

La garantía para la visibilidad y socialización de los resultados investigativos se debe iniciar desde el pregrado

La educación de posgrado constituye el nivel más elevado de la Educación Superior, la que fomenta la educación permanente de los graduados universitarios, basada en la identificación de las necesidades y la autogestión del aprendizaje, para convertirse en una fuerza social transformadora que promueva el desarrollo sostenible de la sociedad y favorezca el acceso a las fronteras nacionales e internacionales más avanzadas del conocimiento.

Para el cumplimiento de su variedad de funciones la universidad estructura modalidades, desde la formación de especialistas hasta el Sistema Nacional de Grados Científicos concebidas dentro de la gestión de la calidad, la pertinencia social y la excelencia académica soportada por la labor científica y la socialización de sus resultados.

La socialización de la producción científica, entendida a partir de la publicación de su proceso y resultados, es imprescindible para el alcance progresivo de la calidad extendida a la solución de los problemas identificados que determinaron financiamientos y por supuesto, su promoción como potencial dentro de una culturización de la ciencia entre los profesionales y directivos garantizada a partir del rol que corresponde a tutores, autores y autoridades del sistema de control metodológico y los decisores para su reversión en la economía de la salud.

Es un capítulo aun inconcluso por motivos diversos y no por un incentivo económico, sino a juicio del autor, motivante y volitivo por los gestores comprometidos que de manera institucional establecieran indicaciones para su fomento a iniciarse en todas las carreras y perfiles desde los primeros años de estudio.

Tres décadas han transcurrido en la provincia hasta contar con un espacio certificado y referado de alcance internacional como el de la Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río que facilita a los profesionales la promoción de los resultados científicos alcanzados, varios de estos de relevancia, incluso premiados, para que puedan ser conocidos a través de su publicación.

Es cada vez más necesario estimular una conciencia desde un orden responsable investigativo y gerencial, para que la prioridad económica que ofrece la sociedad cubana a través de proyectos, asegure su objetivo y no corran sus resultados el riesgo de quedar sin socializar el aprovechamiento que complemente el éxito logrado por la revista pinareña, y legitimar con mayor repercusión en el sistema de salud y en el bienestar del pueblo su lema

"30 años al servicio de la ciencia desde Pinar del Río"

Portada

Vol. 20, Núm. 1 (2016)

Al servicio de la ciencia por una universidad innovadora y sostenible

Tres décadas transcurren con el presente volumen conmemorando el inicio de las revistas médicas pinareñas luego del triunfo de la Revolución.

Contar con varios de sus creadores, escuchar sus testimonios de la intensa motivación que les permitiera enfrentar los retos de la época, del período especial y después, la continuidad gracias a las tecnologías electrónicas de la información y la comunicación para intercambios en línea con la comunidad científica, se convierten en un serio compromiso para los actuales generadores de un servicio para la ciencia y la historia desde Vueltabajo.

En un mundo globalizado, impregnado cada vez más de inequidades salvables con la solidaridad humana, los medios de información, incluidos los de la ciencia, deben ser activos participantes en el debate por la preservación de nuestra especie donde se requiere el favorecimiento de la inclusión social contra cualquier tipo de manifestación de discriminación o exclusión.

Las universidades, demandadas a la conversión en instituciones innovadoras con capacidad para contribuir a su propia trasformación ante los desafíos del tiempo y la sociedad, están convocadas a desarrollar un papel más protagonista desde el debate científico y socio político en sus espacios docentes y extensionistas como decisivas abanderadas que enriquezcan su modelo de gestión para favorecer el desarrollo sostenible que demandan los pueblos.

El colectivo editorial consciente de su desempeño, avalado por el legado de los fundadores y sus continuadores, presentes o ya en otras esferas, e impregnado de un renovado equipo de trabajo, emprende una nueva etapa con ese encargo social, seguros de que decisores y colaboradores sepamos democratizar la vida universitaria con la interdisciplinariedad requerida para lograr el rigor en su producción científica, inseparable unidad de la calidad, en los escenarios donde asistencia y docencia sean el disfrute y la seguridad reflejados en la atención a los servicios accesibles para la población.

30 años al servicio de la ciencia desde Pinar del Río


2015

Portada

Vol. 19, Núm. 6 (2015)

Hacia el año 30 de las publicaciones médicas en Pinar del Río.

La culminación del proceso editorial del presente número será el inicio del año 30 de las publicaciones médicas pinareñas tras el triunfo de la revolución, impregnado entre las propuestas a sus lectores, del regocijo salubrista de compartir el anhelado reconocimiento in memoriam al Dr. Tebelio Rodríguez del Haya, y con este, a la obra del os ciudadanos que, capaces de acompañarle, nos legaron en el ejemplo de su voluntariado esfuerzo, haber logrado integrar una conciencia ciudadana a favor del bienestar y la calidad de vida de la población de la época. El trayecto transcurrido editorialmente ofrece la perspectiva del progreso que la comunidad científica pinareña, "cuna de sabios y de patriotas, hecha a la prueba y abnegación" al parafrasear el Himno de Pinar del Río, ha sido capaz de lograr en las diversas manifestaciones de las Ciencias Médicas, especialidades afines, y de otras ramas del conocimiento que participaron, aportar a la memoria histórica de Vueltabajo, compartidas como otro logro, con profesionales de diversas regiones del mundo gracias al uso de las tecnologías abiertas en Internet como merecido reconocimiento de la calidad publicada. Los logros alcanzados por los herederos de los nuevos tiempos, han hecho crecer al colectivo y colaboradores ante retos impredecibles, que en estos años supieron marchar con su época para ofrecer un aceptado espacio de socialización en niveles preferenciales de bases de datos y universidades de reconocido prestigio académico mundial. Las transformaciones de la salud pública dentro de la actualización del modelo económico cubano, están presentes en el producto que cada artículo muestra por sus actores/autores de los alcances obtenidos en el desarrollo de los servicios, la investigación, la docencia y el extensionismo de los escenarios reales. El Comité Editor desea reconocer la abnegada colaboración de profesionales y estudiantes de la salud, y de otros sectores pinareños también de otras provincias e incluso fuera de nuestras fronteras, que aceptando el rigor que la calidad impone en cada número, han mantenido la preferencia por la revista. Un año comenzará lleno de las naturales expectativas de esperanzas propias de nuestra identidad en un momento complejo de la humanidad, donde a cada cual le corresponde ser, a través de nuevos retos, estímulo en la búsqueda del bienestar en la sociedad que deseamos ampliar un ambiente de respeto, paz y armonía, por eso el deseo de un próspero y feliz nuevo año, para seguir contando con su preferencia.

 

Dr. Joaquín Hilario Pérez Labrador
Director editor

Portada

Vol. 19, Núm. 5 (2015)

Un clima organizacional acorde a las nuevas proyecciones de una universidad certificada para un servicio público de calidad

Se inicia un nuevo período académico y la universidad médica como todas las de la enseñanza superior, tiene sus propias expectativas, a partir de los planes que se elaboran estratégicamente. En las Ciencias Médicas se vinculan a los postulados promovidos desde los lineamientos políticos hasta la incorporación de las nuevas transformaciones en el sistema de salud a la luz de la actualización progresiva del modelo económico cubano para lograr los objetivos superiores lógicos propuestos.

Los números precedentes muestran a los lectores, artículos de autores del claustro universitario desde su desempeño profesoral en los escenarios docentes, manuscritos que ofrecen una visión objetiva con la identificación de las fortalezas, además de las debilidades en el proceso enseñanza aprendizaje definidas en el campo metodológico.

Es un imprescindible aspecto que como brecha, es útil conocer para el dominio por las autoridades académicas y decisoras, para conjugar las decisiones mediante un poder convocatorio, y lograr continuar el proceso, priorizando las herramientas pedagógicas adecuadas, si de veras el uso de las herramientas educacionales, como sea el componente que garantice lograr la calidad, es decir, del rigor que en este instante, demanda la institución a partir de su consideración certificativa y en proceso de re acreditación.

La imprescindible búsqueda del elemento motivante en su capital humano, el necesario clima organizacional institucional, unido a las interrelaciones sistémicas entre los actores en cada nivel docente, asistencial y administrativo, serían la garantía del éxito esperado y los convertiría en factores definitorios apoyados en una gestión comunicativa personal y abierta en los colectivos de cada área del proceso, para favorecer los pasos que a partir de los conocidos antecedentes promovidos en los principales eventos científicos y organizativos de la etapa transcurrida, desarrollen el marco político ideológico propicio para aglutinar todos los factores.

En este propósito ofrecemos el número inicial del curso académico 2015-2016 confiados de que sepamos asumir la responsabilidad que el momento nos exige, en eso estaremos juntos hasta lograrlo.

Dr. Joaquín Hilario Pérez Labrador
Director editor

Portada

Vol. 19, Núm. 4 (2015)

La gestión en el esfuerzo colectivo dentro de las funciones a asumir por la universidad

Las universidades médicas cubanas como parte de los procesos de cambio en la economía del país ejecutan en sus procesos sustantivos el papel asignado dentro de las transformaciones de la salud pública.

A partir de los Lineamientos Económicos del V Congreso del PCC y de las funciones específicas de su misión como universidad, la institución debe adoptar estrategias  que garanticen al capital humano,  afrontar el análisis para los cambios requeridos  a partir de las  necesidades identificadas en el proceso docente educativo, donde su aspecto de prioridad lo constituye  sin equívocos, el campo metodológico.

Para su claustro y por supuesto,  para sus decisores, debe tener la mayor  prioridad como conductores de los procesos donde sean inaplazables cambios en estilos de gestión  para un desempeño profesoral de excelencia y por qué no, en el gerencial a los niveles que lo demanden. Con una decisiva fortaleza, esta permitirá trazar una más efectiva planificación y un sistemático control de la toma de decisiones que, requeridas con garantía y eficiencia en el tiempo, faciliten elevar objetivamente la debida calidad de su profesorado con su proyección en el proceso docente educativo junto al investigativo extensionista que contribuya decisivamente a la calidad asistencial en sus propios escenarios con demostrada validez en el servicio a la población.

En el curso que finaliza, frecuentes planteamientos y debates sobre la correcta direccionalidad del aspecto metodológico en los programas curriculares de las carreras y departamentos, han sido identificados como potenciales debilidades que han repercutido en la calidad del proceso docente educativo.  Mostrados con valentía en eventos científicos y socializados en el actual volumen, deberán ser objeto de reflexión para convertirlos en la fortaleza que facilite implementar adecuadas medidas en la gerencia del proceso docente por sus actores como garantes de su incidencia directa en la calidad docente, asistencial, investigativa y extensionista de la organización institucional y su reflejo en la sociedad con verificable retroalimentación.

Los enfoques para hacer frente al envejecimiento de la población, en una provincia que sobrepasa la media nacional de ese indicador, sin soslayo de otros programas, añaden al venidero curso académico un comprometido acicate para una efectiva planificación con el esfuerzo colectivo dentro de las funciones ineludibles a asumir por una institución prestigiosa que cuenta con un capital humano de probada y vasta experiencia,  consciente de su rol en la preparación de egresados certificados para la satisfacción nacional y del mundo.

Dr. Joaquín Hilario Pérez Labrador
Director-Editor de la Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río.

Portada

Vol. 19, Núm. 3 (2015)

Trabajo metodológico: ¿tratamiento paliativo o efecto placebo?

Los recurrentes debates en el contexto de la Educación Médica, relacionados con las vías y procedimientos para perfeccionar la labor del docente en las diferentes carreras, se han centrado indistintamente en los criterios que defienden la superposición del dominio de los profesores de la ciencia que imparten, subvalorando el papel de la formación pedagógica, alcanzable por variadas vías.

Ser un especialista con un dominio profundo del contenido, realmente deviene en esencia para el logro de la efectividad del proceso de enseñanza aprendizaje, si de dar respuesta a los objetivos de la Educación Médica Superior se trata; sin embargo, la práctica pedagógica en las universidades evidencia que, no es suficiente este elemento por sí solo, cuando se demanda éxito y calidad, para una formación en la que confluyan, modo de actuación profesional y modo de actuación social.

Desde esta perspectiva, la labor de formación supone, pudiera decirse, dos profesiones: especialista en la materia de estudio que imparte y a la vez, dominio de las regularidades pedagógicas de esa labor. Lamentablemente este segundo aspecto, no siempre es priorizado, o al menos entendible las vías que posibilitan lograrlo. No basta con dictar conferencias donde se deposite de manera "bancaria" los conocimientos de la ciencia, esto no propicia compromiso con los resultados del aprendizaje de los estudiantes y descuida el desarrollo de las competencias profesionales.

¿Cómo gestionar la didáctica del proceso de formación en la Educación Médica?, el término insta a recurrir necesariamente, al trabajo metodológico, dado su valor para todos los procesos que se ejecutan en la formación médica, incluido el quehacer investigativo y extensionista con sus particularidades en el presente contexto.

Ileana María Hernández Rodríguez
Doctora en Ciencias Pedagógicas y Profesora Titular
Universidad de Ciencias Médicas de Pinar del Río
Portada

Vol. 19, Núm. 2 (2015)

El deber sagrado de brindar salud a nuestro pueblo

El sistema de salud pública provincial recibe el 57 aniversario del triunfo de la Revolución Cubana con resultados de trabajo, que son expresión de la entrega y compromiso de los trabajadores del sector de la salud en aras de asegurar el estado de la salud de la población pinareña. Durante el 2014 las acciones que se implementaron dieron continuidad al proceso de transformaciones necesarias iniciadas en el 2010, con el objetivo de elevar la calidad de los servicios con eficiencia y eficacia, haciendo sostenible los indicadores de salud en la provincia.

El desarrollo de la proyección comunitaria de las especialidades a los municipios, constituyó; como parte de la profundización de este proceso, una de las acciones que mayor impacto causó; en la población. Con apoyo de las autoridades políticas y gubernamentales en la provincia se garantizó; que desde el mes de junio y dos veces al mes, lleguen hasta los territorios los especialistas para realizar interconsultas que complementan el trabajo de los médicos generales integrales, proporcionando un diagnóstico con mayor rigor científico, y por consiguiente, se fortalece el proceso docente e investigativo en el nivel primario de salud.

Con esta acción se cumple con uno de los principios de la salud pública cubana, que es proporcionar accesibilidad a los servicios, llevando estos al pueblo y cumpliendo con derecho constitucional que versa en que la salud es un derecho del pueblo y un deber del Estado garantizarla.

DrC. Miladys Orraca Castillo, MsC.
Directora Provincial de Salud Pública.
Pinar del Río.

Portada

Vol. 19, Núm. 1 (2015)

Merecido homenaje para nuevas metas

La conmemoración del Día de la Ciencia Cubana en el campus de la Universidad Médica pinareña fue un verdadero recuento del avance que la Ciencia y la Técnica que, puestas a disposición de la búsqueda de soluciones a los principales problemas identificados en el sistema provincial de salud de la provincia, ha tenido como respuestas para el desarrollo.

La provincia, en la estratégica unidad del sistema provincial de unidades de salud y los escenarios universitarios, difícilmente separables e indisolublemente unidos, viene transitando desde hace décadas por un proceso continuo en la organización de los procesos sustantivos de la educación médica en la búsqueda de profundizar y no solo por su incremento en el número de propuestas, la cultura de la investigación con prioridades en las derivaciones hacia la calidad en la asistencia médica a la población, el uso racional de los recursos asignados y la preparación del capital humano con la capacidad necesaria para responder a las demandas de la población en la provincia, el país y donde otros pueblos lo requieran.

En estas líneas fundamentales si queremos obtener un desarrollo con sostenibilidad insertados en el mundo actual donde tecnología y capacidad de los recursos humanos transitan junto a las inevitables e imprescindibles adecuaciones para su funcionalidad desde cualquier limitación, al uso de la tecnologías de la información y las comunicaciones con amplitud de acceso y disponibilidad pero en función de las tareas derivadas de la misión asignada a la universidad, que es el sistema provincial de salud.

Dr. Joaquín Hilario Pérez Labrador.
Director Revista Ciencias Médicas de Pinar del Río


2014

Portada

Vol. 18, Núm. 6 (2014)

La integración al salubrismo del Día de la Dignidad Pinareña

El volumen actual de la revista culmina con el advenimiento de un próximo año coincidente con una etapa de esfuerzos dentro del proceso  de las trasformaciones que se vienen realizando para el incremento progresivo de la calidad y eficiencia en los servicios de salud a la población.
El consejo científico provincial reciente asumió un pronunciamiento sobre la necesidad de orientar con mayor pertinencia y precisión, las investigaciones en las principales brechas identificadas en cada institución, servicio, programa y nivel  propiciando el uso racional de los recursos en consonancia con los Lineamientos Económicos, varios de sus resultados ya publicados en estas páginas.

Portada

Vol. 18, Núm. 5 (2014)

Unidad de inteligencia y conciencia para un avance eficiente

La satisfacción de un curso académico con resultados alentadores en medio del proceso hacia la rectificación de la institución universitaria amerita de un razonamiento colectivo con sus actores para el análisis, y poder reafirmar los compromisos que no serían realizables sin su activa y consciente participación, como se expresara en las conclusiones del congreso sindical cubano: «(...) siempre hay que contar con los trabajadores».

Los logros académicos con los nuevos doctores en ciencias, los éxitos en las promociones de las diferentes carreras, la calidad en los posgrados garantes de la actualización de los recursos humanos necesarios para el país y la colaboración, y la participación en las transformaciones de la salud pública con prioridad en la atención primaria de salud, generan el compromiso del colectivo en lograr las metas anheladas.

El diseño de la misión de la universidad de ciencias médicas, precisa el papel formador de profesionales para contribuir en cada escenario docente a su formación integral comprometidos con la Revolución.

Portada

Vol. 18, Núm. 4 (2014)

Exigencia, imprescindible condición en la certificación universitaria

El número actual concluye el curso académico 2013-2014 en el marco del perfeccionamiento del modelo económico cubano, abriendo una etapa de nuevas perspectivas a partir de las proyecciones que se derivan en la universalización de la enseñanza de las ciencias médicas dentro de las transformaciones de la salud pública cubana por la calidad en los servicios.
El Comité Editorial se renueva con la incorporación de profesionales con categoría académica competentes del país y el exterior que enriquecerán el proceso editorial y el sistema de arbitraje con el rigor que la universidad médica exige para contribuir a mantener la condición certificativa.

¿Por qué y para qué la investigación científica en salud?

Vol. 18, Núm. 3 (2014)

La ciencia se hace en un contexto socio-económico y político determinado, y no es ajena a éste, es lo primero y no se debe olvidar.

En nuestro país, Cuba, martiano y socialista, el compromiso de la ciencia con el pueblo es condición sine qua non. Cada cual puede aportar un rayito de luz a las incógnitas de la ciencia. Entre todos podemos alcanzar mayores metas.

La investigación multidisciplinar sobre un tema específico daría entonces mayores resultados que la atomización en parcelas independientes, no relacionadas. Los grupos provinciales de las especialidades y los capítulos provinciales de las sociedades científicas deben acordar las líneas de investigación basados en la problemática de salud nacional, provincial, municipal y local...

DrC. José Guillermo Sanabria Negrín.

Portada

Vol. 18, Núm. 2 (2014)

La continuidad para un desarrollo por la calidad

El año 56 de la Revolución comienza en pleno curso académico 2013-14 e inicia fortalecida la universidad, una nueva etapa de la espiral por la calidad en el proceso docente educativo e investigativo con la graduación de seis doctores en ciencias pedagógicas, honroso impulso fruto de la colaboración con el Centro de Estudios de la Ciencia de la Educación Superior CECES, de la Universidad Hermanos Saíz Montes de Oca de Pinar del Río.
El capital humano de la salud pública pinareña comprometido con la ciencia, la tecnología y los productos de la innovación junto al resto de los sectores de la sociedad, están convocados a revertir cualquier debilidad o amenaza para garantizar el éxito de las transformaciones de la salud pública, como fortaleza para la continuidad en la actualización del modelo económico cubano.
El desarrollo está comprometido como vía indispensable para dejar atrás los estilos de subsistencia y avanzar hacia el necesario sostenido progreso mediante un eficiente y austero estilo de dirección en el aprovechamiento de los avances tecnológicos y de las ciencias disponibles, que permitan alcanzar el real vínculo entre nuestro sector científico y los productivos.
El presente número muestra parte de esos propósitos en alentadores y variados resultados en especialidades que aportan seguridad y bienestar a la familia cubana junto al esfuerzo y sacrificio que realizan todos sus hijos e hijas en el lugar que les corresponda su desempeño profesional, en la patria o en otras tierras del mundo, como garantía de su contribución al desarrollo del país.

Dr. Joaquín Hilario Pérez Labrador
Director Editor
Portada

Vol. 18, Núm. 1 (2014)

Comprometidos con el pueblo y la revolución cubana La celebración del 55 aniversario del triunfo de la Revolución cubana

La celebración del 55 aniversario del triunfo de la Revolución cubana el 1ro de enero de 2014, concluyó un año donde se patentizó nuevamente una de las conquistas planteadas por Fidel en la "Historia me absolverá": la salud.

El sistema de salud pinareño con sus trabajadores, logra por segundo año consecutivo una tasa de cero mortalidad materna, y de nuevo, la más baja tasa de mortalidad infantil de su historia, con 3,9 por mil nacidos vivos, inferior a la media nacional.

El esfuerzo mancomunado de profesionales y técnicos permitió alcanzar resultados que mejoran el estado de salud de la población. Entre estos, la calidad en la actividad quirúrgica, con más de 53 mil intervenciones de cirugía mayor y la eliminación de la lista de espera quirúrgica; se garantizaron los planes en producción e indicadores de servicios en la medicina natural y tradicional. La salud bucal también logró resultados satisfactorios principalmente en el plan de prótesis dental y reducir la lista de espera y con el excelente aporte del voluntariado del pueblo, se logró sobre cumplir el programa de donaciones de sangre y la producción de hemoderivados.

DrC Miladys Orraca Castillo, MsC.
Vicepresidenta del Consejo de la Administración del Poder Popular.
Directora Provincial de Salud Pública. Pinar del Río


2013

Portada

Vol. 17, Núm. 6 (2013)

La universidad para estos tiempos

La divulgación de los datos demográficos derivados del pasado Censo de Población y Viviendas corrobora lo que ya se conoce por el método más antiguo de investigación, la observación.

La población cubana envejece a ritmo acelerado como consecuencia de otros beneficios de nuestra sociedad y el 19,3% de envejecimiento presente en la provincia pinareña plantea un serio reto.

El estado de salud de la población registra el requerimiento de planificar asistencias demandadas y con premura, para sistematizar los potenciales beneficios que permitan elevar el nivel de vida de sus pobladores por medio de la interrelación e intersectorialidad de todas y cada una de las estructuras de la sociedad.

Las transformaciones de la salud pública apoyan este aspecto y se esperan resultados más estimulantes. El comité editor insta a los profesionales, autores y otros lectores a participar en la divulgación en la revista de las actividades y estudios que se encaminen a la búsqueda de soluciones a los principales problemas que el envejecimiento produce en la población como forma de estimular intercambios de experiencias que contribuyan al beneficio de este segmento demográfico con alcance de influencias, por su magnitud, en los procesos decisores de nuestra sociedad.

La universidad, inmersa en intensos procesos de cambios en su gestión vinculados principalmente a la reorganización de los recursos humanos, deberá incorporar también con inteligencia la prioridad necesaria a sus procesos sustantivos, de atenciones más intencionadas en sus perfiles para acompañar con eficacia la búsqueda de soluciones en la salud pública como garantes del inevitable crecimiento gerontológico.


Joaquín Hilario Pérez Labrador

Portada

Vol. 17, Núm. 5 (2013)

Un ciclo más se cierra con el fin del curso académico

La Revista de Ciencias Médicas de Pinar del Río como parte de la política editorial trazada por el Centro Nacional de Ciencias Médicas ha transitado por las diferentes etapas de desarrollo, ha recibido la certificación CITMA del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente que la acredita como revista científico-tecnológica y forman parte de la colección Scientific Electronic Library on Line (SciELO), una red de alcance internacional que le otorga prestigio y visibilidad internacional.

Hoy se trabaja a través del Open Journal Systems, una plataforma electrónica de gestión editorial y hosteada en internet, con el objetivo de viabilizar que la producción científica y técnica de la provincia alcance niveles de excelencia y visibilidad tanto en el país como en el exterior.

El curso académico 2013-14 inicia una nueva etapa de reafirmación en el compromiso de la responsabilidad que a cada profesional le corresponde de su producción escrita, con prioridad a que responda y refleje el cuadro de salud de la provincia como parte de su quehacer y contribuir a mejorar los indicadores de salud para su impacto en la población cubana y del mundo mostrando nuestra capacidad de defender una de las conquistas de la revolución, la Salud.

Se requiere de un esfuerzo personal de todos los que contribuimos al desarrollo científico, y de hacer posible que la revista exhiba hoy los resultados que posee, desde los editores con su capacidad de gestión por la calidad, el comité editorial con una labor sistemática y ágil en su gestión, árbitros con la preparación necesaria para las revisiones con la calidad requerida, y de agilizar los procesos de arbitraje y control de las revistas, con la proyección de los patrocinadores en la universidad.

Un ciclo más se cierra con el fin del curso académico para incentivar la meta del incremento de nuevos registros en fuentes de referencias nacionales e internacionales prestigiosas que amplíe la visibilidad de la producción científica pinareña, en ese propósito estamos convocados.

Lic. Taimara Ramírez Acosta
Directora del Centro Provincial de Información de Ciencias Médicas de Pinar del Río

Portada

Vol. 17, Núm. 4 (2013)

Nuevos graduados en Pinar del Río para las transformaciones de la salud pública cubana.

La universidad culmina un curso académico con alentadores resultados de los procesos docente, investigativo y extensionista en los escenarios de formación académica de la red provincial de instituciones de salud.

Las transformaciones de la asistencia médica cubana exigen de cada colectivo un uso consiente, racional y eficiente de los recursos colocados en función de la calidad de los servicios como muestra inequívoca del compromiso asumido en cada graduación por los profesionales de la salud.

Los 18 126 profesionales egresados del alto centro de estudio pinareño reciben como refuerzo a los 2 156 nuevos profesionales de las Ciencias Médicas distribuidos entre doctores en Medicina y Estomatología, Licenciatura en Enfermería, Psicología y Tecnología de la Salud en sus perfiles del nuevo modelo de formación que integran la Graduación 60 Aniversario de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y de ellos 403 procedentes de 22 nacionalidades, fruto del compromiso cubano para la contribución al desarrollo de pueblos hermanos y todos, con un alto nivel científico para su desempeño social junto a los más desposeídos en cualquier lugar del mundo.

La producción editorial que ofrece este número es consecuente con ese propósito para continuar la labor a favor de la preparación científica de los profesionales de la salud en cualquier latitud en que se encuentren brindando sus servicios.

Es la misión del colectivo editorial, para seguir contando con la acertada preferencia de nuestros lectores.

Dr. Joaquín Hilario Pérez Labrador
Director Editor


Elementos 1 - 25 de 78     1 2 3 4 > >>